El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Ilusiona la estampa, pero al Obradoiro 2019/20 le toca empezar a trabajar

El Monbus inicia su pretemporada // La cita: a las 11.00 horas en Sar // Habrá 4 ausencias

El belga De Zeeuw feliz durante su reconocimiento médico en La Rosaleda.  - FOTO: Obradoiro
El belga De Zeeuw feliz durante su reconocimiento médico en La Rosaleda. - FOTO: Obradoiro

CRISTINA GUILLÉN SANTIAGO   | 13.08.2019 
A- A+

"Es una época del año fantástica porque se empieza a construir el equipo, la química, las relaciones, el tiempo es fantástico, hace sol, la pista es nueva, la pretemporada siempre son días de vino y rosas". Así se confesaba hace ahora un año el técnico del Monbus Obradoiro, Moncho Fernández, tras su primer entrenamiento con el grupo. Esta mañana, a partir de las 11.00 horas, volverá por tanto a irradiar felicidad.

Porque hoy levanta el telón en nuevo proyecto 2019/20 con idéntico objetivo (la permanencia), los mismos sueños (¿por qué no la Copa o una plaza en Europa?) y la exigencia multiplicada hasta el infinito. Sobre el parqué coincidirá el grupo de repetidores liderado por Pozas, junto a Vasileiadis, Nick Spires, Maxime de Zeeuw y David Navarro, así como tres de las seis caras nuevas (Calloway, Czerapowicz y Álvaro Muñoz) pues si bien Brodziansky sigue con la selección de Eslovaquia, Magee, Daum y Kravis continúan tramitando su visado.

Ellos ya se conocerán, pues ayer fue el día fijado para la tradicional reunión de bienvenida en las oficinas del Multiusos, después de haber cumplido por la mañana también con el trámite de los reconocimientos médicos en el Hospital HM Rosaleda, centro médico oficial del club. El primero en evaluar su estado físico fue Álvaro Muñoz, al que se le realizó una analítica completa, exploración física, electrocardiograma basal, ecocardiograma y la prueba de esfuerzo, al igual que Kostas y De Zeeuw. Calloway y Czerapowicz repetirán la escena a primera hora de hoy.

El Obra echa a andar. Ilusiona la estampa sobre el papel pero para cumplir toca trabajar.

1 - DEJAN KRAVIC: Las razones por las que los jugadores eligen sus dorsales son de los más varopinta. Van desde el terreno más sentimental, o como en el caso del '5' serbio porque "quería el 11 pero ya no estaba disponible, así que busqué el número más parecido y me decidí por el 1".

 

20 - DAVID NAVARRO: El escolta catalán mantiene su apuesta: "Mi número favorito y el que he llevado siempre es el 15, pero al llegar a Santiago estaba retirado por Oriol Junyent. Como Manu Ginobili ha sido uno de mis jugadores favoritos de siempre y lleva el 20... Me decidí por ese".

 

3 - FLETCHER MAGEE: "Escogí el 3 porque mis primeros recuerdos de baloncesto son viendo a Allen Iverson en la final de la NBA, y se convirtió en mi jugador favorito".

 

24 - MIKE DAUM: "El 24 es el número que mi madre solía llevar. Desde que era pequeño la veía con él y me encantaba. Personalmente, lo siento como con una conexión familiar y me da una razón para jugar".

 

10 - BRODZIANSKY: "Empecé utilizando el número 10 cuando jugué por primera vez con el equipo de mi país en la U18 y desde ese momento me quedé usándolo".

 

33 - ÁLVARO MUÑOZ: "Fui cambiando de número mientras crecía, pero cuando debuté en la ACB, que era mi objetivo, llevaba el 6, así que se volvió especial y me quedé con él. Al año siguiente vino al equipo Kirk Penney, que llevaba con el 6 toda su carrera y me lo pidió, así que me cambié al 33 (por el 3+3=6). Desde ese momento he llevado el 6 o el 33, excepto un año en Alemania".

11 - EARL CALLOWAY: El base americano es tajante en su porqué: "Lo he estado haciendo bien mientras lo llevaba y además es mi número favorito".

 

35 - CZERAPOWICZ: "Todo comenzó cuando tuve que escoger número en la Universidad. Tenía varias opciones y el 35 era una de ellas. Me decidí porque por aquel entonces pensaba: 'Quiero jugar a baloncesto a alto nivel hasta que tenga al menos 35 años'. Después sufrí un par de lesiones en mis primeros años que hicieron que no estuviese motivado. Pero cuando comenzó mi carrera profesional volví a tener la oportunidad de escogerlo y ahí decidí que ninguna lesión me detendría para conseguir mi meta. Si quiero jugar hasta los 35, lo lograré. Así que ahora cada vez que veo el número 35, me motiva".

 

14 - MAXIME DE ZEEUW: "No existe ningún motivo en concreto pero simplemente escogí jugar con el 14 porque fue el primer dorsal con el que jugué como profesional y nunca he querido cambiarlo".

 

44 - PEPE POZAS: "Siempre jugué con el 4 o 14, pero cuando llegué al Obra tuve que escoger otro, así que me decidí por el 44".

 

16 - NICK SPIRES: "Siempre he jugado con el 14 o el 16. En el caso del 14 porque fue la edad a la que fui consciente de que quería dedicar mi vida al baloncesto de forma profesional. Mientras que el 16 fue cuando comenzó mi carrera profesional. Así que al llegar al Obra elegí el 16".

 

77 - VASILEIADIS: "La primera vez que jugué en el Obra tuve el 7. Ya lo llevé cuando jugaba en Tenerife y como jugué bien, lo quise llevar aquí también".