El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Director general del Monbus Obradoiro

José Luis Mateo: “En el último tercio nos han faltado físico y carácter, pero nunca implicación”

José Luis Mateo, ayer en las gradas de Sar - FOTO: FERNANDO BLANCO
José Luis Mateo, ayer en las gradas de Sar - FOTO: FERNANDO BLANCO

ÓSCAR DE LA FUENTE SANTIAGO   | 06.06.2019 
A- A+

Aún situado entre la A de análisis y la B de balance, el director general del Monbus Obradoiro, José Luis Mateo (Madrid, 1975), repasa una temporada convulsa en la que se logró la permanencia en la Liga Endesa a pesar de terminar con nueve derrotas consecutivas. Sobre el futuro apenas da pistas: la M de mercado todavía está lejos en el horizonte.

¿Han hecho ya balance de la temporada o aún están en ello?

Sí, estamos en ello, revisando la temporada a nivel individual y colectivo y dando ya algún paso de cara al próximo proyecto.

En ese análisis, ¿han encontrado alguna explicación para la dinámica de resultados del final?

En el último tercio de temporada nos han faltado físico y carácter, pero nunca implicación. Carácter es que Paco Cruz no te meta la tercera cuando te ha metido dos seguidas, es no fallar determinados tiros libres, es dar un paso adelante cuando hay lesionados, es seguir defendiendo cuando no metes, es transmitir seguridad a tus compañeros; en definitiva, tener la capacidad como equipo para ganar partidos sin jugar del todo bien, y de eso nos ha faltado al final. Claro que si no lo hubiésemos tenido durante toda la temporada no habríamos ganado en pistas como Valencia, Zaragoza, Gran Canaria... Este equipo en la jornada 21 iba undécimo, con un balance de 10-11. Al igual que en el tema físico, que no de preparación física, hemos notado en exceso determinadas bajas y estados de forma ante los que no hemos sabido sobreponernos. Pero si hemos conseguido la permanencia tras esta racha final es que algo se hizo muy bien antes. Y también quiero destacar el grupo humano, de lo mejor que ha pasado por el Obradoiro.

¿Percibe que ha habido más críticas esta temporada?

No, en el deporte profesional cuando no consigues resultados deportivos siempre va a haber críticas y el hecho de que el Obradoiro y la ACB no sean una novedad en la ciudad tiene muchísimos puntos positivos y algún que otro punto negativo, pero los positivos sobrepasan con creces a los negativos. Estamos muy contentos de seguir teniendo Liga Endesa en la ciudad. Solamente hay que ver las dos que acaban de ascender, Sevilla y Bilbao, dos grandes ciudades, dos grandes proyectos que no estaban. Nosotros sí hemos estado en todos estos años. El tema de las críticas no es algo de lo que debamos quejarnos.

¿Qué análisis se hace de los datos de asistencia al pabellón? Ha vuelto a bajar ligeramente y en el tramo final no se consiguió llenar como otras veces pese a estar la permanencia en juego.

Hay que analizarlos dentro de un contexto de lo que es la Liga Endesa. No estamos ni en la parte altísima ni en la parte baja en cuanto a asistencia de público. Lo que hago es poner en valor a los que asisten, que nos ayudan a conseguir nuestros objetivos. Ha habido partidos al final de la competición entre semana, que han coincidido en Semana Santa... Hay que analizarlo todo. Y dentro de lo que esté en nuestra mano, tomar medidas para mejorar. En cualquier caso, el abono no es solo un trozo de plástico que te da derecho a ver una serie de partidos; es mucho más. Se trata de la primera y principal manera que tiene un aficionado de aportar para que su equipo consiga sus objetivos.

Los precios se han mantenido.

En siete años el abono no ha subido, mientras que sólo el IPC lo ha hecho en más de un 5%. Es más, se han incrementado los descuentos. Lo de que somos el abono más caro de la ACB no es cierto, al menos para el 95% de nuestros abonados (menos del 5% pagan el precio completo, sin ningún descuento). La media del abono que se paga nos sitúa entre los puestos 5 y 8 de la ACB en cuanto a precio. En lo que sí estamos los últimos es en ingresos procedentes de terceros, véase instituciones o secciones de fútbol. Eso también influye en los precios. Vamos a tratar de hacer alguna mejora, pero no me quiero olvidar de poner en valor a los que vienen cada día a apoyar al equipo.

Habla de tomar medidas para mejorar. ¿Hay algo ya pensado?

Sí, pero aún estamos trabajando en la campaña de abonos.

El presidente, Raúl López, lleva dos años hablando sobre la posibilidad de intentar dar el salto a Europa, pero para ello hay que quedar entre los diez u once primeros, ¿no?

Sí, pero el que tú tengas un sueño, una ilusión, no se puede convertir en una decepción si no lo consigues. Nuestro presidente, que como todo el mundo tiene sus defectos, posee dos cualidades principalmente: perseverancia y ambición, y por eso ha construido su empresa. Y lo extendería a todos sus compañeros del Consejo de Administración. Gracias a eso, el club ha dado muchos pasos adelante, ha organizado una Copa del Rey o una Supercopa cuando era virtualmente imposible y está consiguiendo ser viable. Esto, de verdad, es un milagro bajo nuestras circunstancias. Y sí, Raúl viene diciendo que algún día el Monbus Obradoiro jugará en Europa, y todos debemos subirnos a ese autobús. Claro que sin olvidar quiénes somos y en qué competición jugamos, para que este sueño genere solo ilusión y no frustración.

Cuando se dice que cada año es más difícil, no es una frase hecha. Han bajado dos clubes con presupuestos similares o inferiores y suben dos en teoría superiores.

Es que es así. No creo que este verano sea diferente. Perderemos algún jugador importante, cosa que ya pasó el año pasado con los cuatro más valorados. Han subido equipos que van a tener mayor potencial económico que el Monbus Obradoiro, cosa que ya ha pasado. Si mira la clasificación de la liga regular por arriba, están los cinco presupuestos más altos; pero si la mira por abajo, resulta que el Monbus Obradoiro, que ha tenido todos estos años uno de los tres presupuestos más bajos, nunca ha acabado entre los tres últimos, y esta es la primera vez que se llega a la última jornada sin estar salvado. Yo sí pongo en valor que en estas temporadas hayan descendido Estudiantes, Valladolid, Gipuzkoa, Manresa, Fuenlabrada, Betis, Bilbao, Breogán... y entre tanto un proyecto como el nuestro continúa en la Liga Endesa. Entiendo que pueda haber cierta sensación de decepción por el final, pero no de fracaso. La próxima competición va a exigir lo mejor de todo el mundo, pero también confío en que volvamos a conseguir el objetivo.

Según mis cuentas hay siete jugadores con contrato (Pozas, Obst, Vasileiadis, Laksa, Llovet, De Zeeuw y Brodziansky).

Sí, hay siete jugadores con contrato, pero el año pasado Artem Pustovyi y Matt Thomas también lo tenían. Los contratos tienen cláusulas y esto no quiere decir ni que los otros no vayan a continuar ni que los siete que sí lo tienen vayan a hacerlo.

A Martins Laksa se le intentará dar salida, apenas ha jugado.

Hablamos con él en mayo, en septiembre y en octubre, y prefirió quedarse. Las situaciones puntuales de los contratos no solemos comentarlas.

Kostas dijo que tenía una reunión pendiente porque su contrato incluía una opción del club. ¿Han hablado?

No, porque estamos todavía en una fase de revisión y de análisis de cómo ha sido la temporada a nivel individual y colectivo, y también estamos en una fase de confección de presupuesto para la próxima. En el momento en que estas dos fases concluyan y tengamos más o menos claro el presupuesto, iremos tomando las primeras decisiones importantes. Lo cierto es que la competición todavía está en marcha y el mercado no ha empezado a moverse.

¿Se puede ver al mejor Maxime de Zeeuw el próximo año?

Del estado de Max tendría que hablar el cuerpo médico. Yo pongo en valor que él ha hecho un esfuerzo importante por tratar de ayudar al equipo, por poder entrenar, pese a hacerlo con muchos dolores. Es una de las situaciones que estamos revisando. Se le han hecho algunas pruebas, ahora él está viendo a un médico belga de su confianza, que es el que ha recuperado la rodilla de Van Rossom, y cuando tengamos toda la información veremos realmente en qué panorama estamos y qué es lo que sucede.

Sabiendo cómo fue la temporada, ¿habrían intentado reforzar esa posición?

Ya, lo que pasa es que a toro pasado todos somos Manolete. Los informes médicos de Max eran muchísimo mejores que los de Maxi Kleber o Robbie Hummel cuando los contratamos. Hay situaciones que uno no controla. Max ha tenido cuatro lesiones diferentes durante la temporada. Cuando tienes nuestra situación económica, tenemos que correr determinados riesgos si queremos acceder a determinados jugadores. Hay veces que corres el riesgo de la inexperiencia, de determinada situación médica como en los casos de Maxime, Kleber o Hummel, y otras veces corres otros. Hay que hacerlo en ocasiones siempre que eso no desequilibre la plantilla y ponga en peligro el proyecto si queremos acceder a determinado talento. Cuando sale bien, nadie se acuerda de que corrimos el riesgo, y cuando sale mal: "¿Cómo has corrido este riesgo?" Forma parte de este mundo.

¿Está perfilado o cerrado más o menos cuál será el presupuesto?

Hubo un Consejo de Administración y se están trazando las líneas maestras de ese presupuesto. Se está trabajando en el tema, pero no lo tenemos cerrado. No hay cifras todavía.

¿Ya ha decidido si va a continuar la próxima temporada?

Es algo que estoy hablando con el presidente y lo normal es que continúe aquí.

LA 'PELEA' CON LAS INSTITUCIONES

El presidente Raúl López cerró la temporada elevando el tono por la poca ayuda que las instituciones públicas prestan al Obradoiro. "Es algo en lo que se está trabajando", comenta José Luis Mateo. "La última vez que se hizo un estudio en nuestra liga entre las sociedades anónimas deportivas, es decir quitando Real Madrid y Barcelona, la media de ingresos institucionales estaba en 853.000 euros. Cuando esa es la media quiere decir que hay algunos que cobran mucho más, incluso de nuestro rango presupuestario. Nosotros no estamos ni en la cuarta parte de esa media", precisa el director general. "Lo que podemos hacer es tratar de trabajar para crecer en este aspecto, eso es lo que está en nuestra mano". Sobre las cantidades aún pendientes de la Diputación de A Coruña desde hace años, explica: "Lo que nos dicen es que ese tema está en vías de solución, pero eso es lo que nos dijeron el año pasado y el anterior".

SIN DECISIÓN CON LOS CEDIDOS

Hace un año, el Obra presentó las incorporaciones de dos proyectos de futuro a largo plazo: el pívot brasileño de 21 años Michael Uchendu, que jugó esta temporada cedido en el Leyma Básquet Coruña de LEB Oro; y el escolta madrileño de 20 Alfonso Ortiz, que se fue a préstamo al Óbila de LEB Plata y está entrenando estos días en Santiago. "La cesión de Alfonso ha sido más positiva que la de Michael", apunta Mateo. "Son dos jugadores que necesitan pasar una serie de etapas y en el caso de superarlas con éxito un día podrían llegar a la Liga Endesa, pero todavía están lejos de poder ser útiles para el primer equipo. Estamos en la segunda mejor liga del mundo y no llega cualquiera", añade el director general. Pese a que ciertos rumores indican que Uchendu se desvinculará del Obra, Mateo argumenta que esa decisión "todavía no está tomada, pero es verdad que en los dos casos hay que hacerlo. Todavía no es el plazo".

BUENA VENTA DE CAMISETAS

Por primera vez en su historia, durante la temporada 2018/19 fue el Monbus Obradoiro compitió con camisetas de manga corta en todos sus encuentros oficiales. Después de un año de prueba, ¿cómo se valora desde la entidad esa experiencia novedosa? "Las cifras de ventas son buenas y no sé lo mucho o lo poco que les gustó a los jugadores. Supongo que en las 21 primeras jornadas era una camiseta estupenda y en las últimas nueve molestaba al tirar", ironiza el director general obradoirista. Acerca de la reclamación de algunos aficionados para que el escudo del club vuelva a figurar en la camiseta de juego como ya sucede con todos los equipos de la cantera, José Luis Mateo responde: "No soy yo quien debe hablar de esos temas. No es un debate abierto, lo cierto es que hemos vendido más camisetas que en la temporada anterior, pero eso no quiere decir nada".

"Entiendo que pueda haber cierta sensación de decepción por el final, pero no de fracaso"

 

"Somos últimos en ingresos de instituciones o secciones de fútbol. Eso también influye en los precios de los abonos"