El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Kostas: "Para mí lo más importante es mi equipo"

El griego cierra 2018 como MVP de diciembre de la Liga Endesa // Es el primer jugador del Obra que logra el galardón

Kostas Vasileiadis tirando a canasta.  - FOTO: ACB Photo / T. Ruibal
Kostas Vasileiadis tirando a canasta. - FOTO: ACB Photo / T. Ruibal

CRISTINA GUILLÉN SANTIAGO   | 02.01.2019 
A- A+

El Monbus Obradoiro afronta el 2019 con el deseo de regalar a sus fieles en el Día de Reyes un triunfo frente al Andorra como primera cita de un calendario que en este mes de enero incluye retos tan exigentes como los viajes a Fuenlabrada y a Vitoria, y la visita del Unicaja. El grupo trabaja ya para poner tierra de por medio con la zona de peligro, de la que le separan dos triunfos, y en medio del clima de autoexigencia y de confianza, si hay un hombre con motivos para sonreír es Kostas Vasileiadis.

El griego no sólo pudo celebrar el fin de año con la noticia del nacimiento de su segundo hijo el día 29, sino que el pequeño Aggelos llegó con el pan debajo del brazo de la designación de su padre como MVP Movistar de la Liga Endesa de diciembre. Es la primera vez en la historia que un integrante del Monbus Obradoiro logra este galardón.

Pese a no disputar el encuentro del Palau, su promedio de 22,6 de valoración le permitió superar a rivales al trono como Shengelia o Thompkins gracias a un bagaje que incluye actuaciones como la de la jornada 11, cuando Kostas logró 31 tantos de valoración y consiguió ser el Mejor Jugador de la Jornada por segunda vez después de que lo hiciera en la campaña 2009/10 (también con el Obra). Ese día alcanzó los 33 puntos gracias a su 10/18 en triples y a su 3/3 desde la línea de personal (junto a tres rebotes, una asistencia, un robo y un tapón en 28 minutos de juego), además de, con sus 10 aciertos en Zaragoza, establecer el récord de triples de club en un partido ACB igualando la 3ª mejor marca histórica de la Liga. "Quería ofrecer el mejor Kostas posible, muchos decían que Kostas no podía jugar más, que es mayor y muchas otras cosas", confiesa el escolta. "Creo que el trabajo que he hecho en los últimos años para mejorar y hacerlo bien en la pista me ayudó a tener este nivel, pero es gracias a mis entrenadores y compañeros", añade.

"Sé que todavía hay mucho margen de mejora", apostilla y enfatiza: "Para mí lo más importante es eso, mi equipo, no los premios a título personal". Ahora quiere "empezar el 2019 con una victoria ante nuestra afición y por eso trabajaremos duro una semana más, para crecer como grupo".

{ EL DÍA DESPUÉS }

Tres factores

MONCHO calificaba al Barcelona como un trasa­tlántico y añadía que para ganar en el Palau había que hacer muchas cosas bien. Sus jugadores hicieron un buen partido al que solo con minimizar uno de estos tres factores, lo hubiese convertido en una gran victoria.

El primero, comienzo por los errores propios, estuvo en las pérdidas de balón, no en todas, sino en las innecesarias en las que la defensa del Barça poco o nada tuvo que ver. Muchas veces los pierdes porque la defensa de tu oponente y su agresividad las provocan y forman parte de la lógica del juego. Las otras, algunas de las 17, son las que hay que corregir.

El segundo fue la gran actuación del rocoso Seraphin dentro de la zona y sus rebotes, faceta en la que el Obra estuvo sobresaliente en casi todo el partido, pero cuando estaba el francés dentro de la pintura sufría ante sus 120 kg. de músculo que resultaban imparables.

El tercero, y muy importante, fue la diferencia en los tiros libres de los que vivió el ataque del Barça al que la gran defensa del Obra convirtió en errático. Veinte tiraron los blaugranas errando uno y el Obra solo dispuso de seis y convirtió cinco. Mucha diferencia tal y como se desarrolló el partido, en el que Miguel Angel Pérez tuvo que multiplicarse corrigiendo errores de sus compañeros. Con sólo minimizar un poco uno de estos tres factores, otro gallo podría haber cantado.

El Obradoiro, tras un comienzo brillante, siempre estuvo en el partido y a rebufo de los de Pesic, que pese a no ser un gran táctico consigue que sus hombres se apliquen mucho en defensa y que el equipo pueda presumir de estar ya clasificado para la Copa, en muy buena situación para acceder al play-off de la Euroliga, que está tan caro como el de la Liga Endesa. Dos días antes había vapuleado al Anadolu Efes, cuarto clasificado, lo que da idea de su nivel actual y del gran mérito del Obra con la ausencia de Kostas, que aunque estuvo muy bien sustituído por Obst y Singler, Kostas es Kostas.

Aprovecho para felicitar a los papás del recién llegado Aggelos, al que el baby basket canterano espera, para que tome el relevo de su hermanito Giannis.

La jornada terminó el domingo con un angustioso Fuenlabrada-Breogán y con la victoria del Burgos en Gran Canaria que es otro ejemplo de que los esfuerzos de la competición europea, una salvajada para las piernas y las cabezas de los jugadores, se pagan en la ACB, aunque tengas plantillas largas y avezadas. Que Delteco y Estudiantes no sean capaces de salir del pozo de las tres victorias es una buena noticia para el Obra y para siete equipos más. Le pido a sus Majestades de Oriente, que en el día de su fiesta, nos dejen en Sar un saco lleno de triples para sumar la sexta victoria. Con la línea de juego actual debe de llegar. Feliz 2019 a todos.

obst, entre 'los más'

••• La designación de Kostas no fue la única última buena noticia de 2018, pues Andreas Obst se coló por primera vez entre 'Los Más' de la jornada gracias a los triples anotados el sábado en el partido ante el Barça Lassa. El escolta obradoirista firmó un perfecto 6/6 desde la línea de 6,75, sumando 18 puntos que permitieron a su equipo pelear por la victoria en el Palau. Con este premio, Pescamar sigue donando kilos de sus conservas a organizaciones sin ánimo de lucro y, en este caso, entregará su aportación al Banco de Alimentos de Pontevedra.

 

••• "Estoy muy feliz de que nuestro trabajo se transforme en ayuda para los demás. Espero que les sirva para estar un poquito mejor", afirmó el alemán para quien este reconocimiento "significa que el trabajo duro que realizamos vale la pena porque vamos obteniendo resultados". Su siguiente reto está claro: "¡Ojalá empecemos el año con una victoria!"