Viernes 18.10.2019 Actualizado 19:21
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Kravic exhibe su perfeccionismo y se exige dar más

"En 40 minutos no puedo coger menos de 10 rebotes", expone el pívot del Obra // Es el líder estadístico del plantel y juega más que nadie

INCONFORMISTA Dejan Kravic, izquierda, ante Lammers, del Bilbao - FOTO: Antonio Hernández
INCONFORMISTA Dejan Kravic, izquierda, ante Lammers, del Bilbao - FOTO: Antonio Hernández

ÓSCAR DE LA FUENTE SANTIAGO  | 09.10.2019 
A- A+

Llegó como pieza clave del nuevo proyecto del Monbus Obradoiro, que esperó para poder atarlo en el mercado de verano, y en pretemporada confirmó con números su rol capital pese al reparto de minutos casi matemático. Después de tres jornadas de la Liga Endesa 2019/20 todavía es pronto, pero las estadísticas también arrojan esa realidad: Dejan Kravic es el ancla del Obra... pero, en un alarde de perfeccionismo, se exige todavía más.

El pívot serbio-canadiense es, de largo, el obradoirista con más minutos en pista: 33 por partido, un dato que lo convierte también en líder de la Liga Endesa aunque sin duda marcado por las dos prórrogas del pasado sábado. También es primero del plantel en valoración (16), rebotes (7,7, quinto de la competición) y tiros intentados (10,7). Además, es el segundo con más puntos (13). "Quiero hacerlo mejor", expone Kravic, que vive su primera experiencia en el baloncesto español a sus 29 años.

Y se extiende al explicarle que es el jugador del Obradoiro que más presencia en la cancha está teniendo. "Eso prueba que el cuerpo técnico y el equipo confían en mí. Las dos últimas temporadas fueron buenas para mí, jugaba unos 18 o 20 minutos por partido pero con bastante efectividad, y estoy contento por disputar la mayoría de los minutos pero lo que debo hacer ahora es aprovecharlos. Si tengo 40 minutos no puedo coger menos de diez rebotes, por ejemplo, o poner un tapón o ninguno", argumenta.

Kravic se refiere a la victoria del pasado sábado frente al Retabet Bilbao (98-96): en 40 minutos de juego sumó nueve rebotes y un tapón, con una buena tarjeta de 16 créditos de valoración en la que añadió 12 puntos y dos recuperaciones. Pero al balcánico le pica otro dato: es el mejor reboteador ofensivo de la competición con 4,3 capturas por cita, pero solo acumula 3,3 bajo su aro. "No debería estar capturando más rebotes ofensivos que defensivos. Si no cojo los de mi canasta quiere decir que estoy permitiendo rebotes ofensivos a los rivales. Por ejemplo, el otro día Balvin consiguió demasiados, y no puedo permitirlo", dice. Su mejor partido fue el del debut ante el Barça, cuando deslumbró con 17 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias y 26 unidades de valoración.

TRIUNFO NECESARIO. En clave colectiva, el 5 se felicita por el primer triunfo logrado ante el Bilbao. "Era casi obligatorio ganar porque tenemos un calendario difícil por delante", asume. "Demostramos que podemos ganar estos partidos apretados y es importante porque muchos serán así. Es un paso en la dirección correcta para nosotros", añade Dejan, satisfecho con el paso adelante en defensa del plantel en Sar.


Emparejarse con Shermadini, "un gran desafío" para el balcánico

Será sin duda un duelo de equipos, pero el partido de este sábado (20.30 horas) entre el Iberostar Tenerife y el Monbus Obradoiro también encierra duelos individuales interesantes, como el que emparejará a Giorgi Shermadini y Dejan Kravic.

"Será un gran desafío para mí", asume el balcánico ante su cara a cara con la referencia del cuadro isleño. El pívot georgiano de 2,17 metros de altura, que cumplirá 150 partidos en la Liga Endesa este sábado, exhibe promedios de 25 unidades de valoración (tercero en la Liga Endesa), 18,3 puntos (octavo), 6 rebotes y 1,3 tapones.

"Debo estar listo para igualar su intensidad y su energía, no dejarle canastas sencillas pero tampoco que gane fácilmente la posición, y tengo que provocar que se canse en defensa", aclara el pívot del Obra. "No he jugado contra muchos jugadores que con su altura sean tan técnicos. En el último partido lo hizo muy bien ante Tavares, que es uno de los mejores defensores de la Liga", recuerda.

El Iberostar trae buenos recuerdos a Kravic, pues la pasada campaña derrotó al equipo tinerfeño en la final de la Champions League que ganó con la Virtus de Bolonia. Pese a que la plantilla es completamente nueva, Dejan no olvida su solidez. "Está claro que es un equipo duro. Lo comprobé en la final, me resultó difícil conseguir canastas. Los espero igual: un equipo duro defensivamente con buenos jugadores.

AGUILAR SE DESLIGA DEL IBEROSTAR

El Iberostar Tenerife, a quien el Obra visita el sábado (20.30 h) anunció ayer la rescisión del contrato de Pablo Aguilar por sus dificultades para recuperarse de la lesión de muñeca que sufre.