El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

"Al margen de su racha, iban a salir igual con el cuchillo entre los dientes"

El técnico Moncho Fernández avisa de que al Obra le espera mañana ante el Fuenlabrada un partido "muy peleado y muy duro" // De Zeeuw, probable baja por una lesión muscular

El pívot belga del Monbus Obradoiro Maxime de Zeeuw lanzando a canasta ante la defensa del jugador del GBC Barro en el encuentro de Sar - FOTO: ACB Photo / T. Ruibal
El pívot belga del Monbus Obradoiro Maxime de Zeeuw lanzando a canasta ante la defensa del jugador del GBC Barro en el encuentro de Sar - FOTO: ACB Photo / T. Ruibal

C. GUILLÉN/Ó. DE LA FUENTE SANTIAGO   | 11.01.2019 
A- A+

Los veteranos lo han sufrido y no se les olvida y los novatos, sin duda, han sido aleccionados esta semana no sólo por sus compañeros sino por el cuerpo técnico. Porque si las visitas a Fuenlabrada siempre son sinónimo de encuentros calientes, al límite de la exigencia física y mental por la puesta en escena del anfitrión y de su entorno, saber que mañana (18.00 horas) está en juego a la vez salir del descenso y poder jugar la Copa podrían amedrentar a más de uno... aunque parece que no es el caso.

"Allí siempre son partidos muy peleados, muy duros y espero que nosotros también estemos a la altura que requiere este tipo de citas. Tenemos que ser capaces de jugar al baloncesto y al mismo tiempo de tener ese carácter. Estamos preparados. No tengo miedo en ese sentido. Estoy contento con la línea que está siguiendo el equipo, que está siendo ascendente, y espero que lo demostremos en Fuenlabrada", sacaba pecho en la previa de ayer Moncho Fernández. Ni siquiera se relaja el técnico del Monbus Obradoiro ante la supuesta mala racha del cuadro madrileño, con siete derrotas seguidas entre las dos competiciones (Liga Endesa y Liga de Campeones) y una penúltima posición en la ACB que ha provocado las críticas de su entrenador, el Che García, acusando a los suyos de "falta de actitud", y las primeras llamadas al orden por parte de la directiva amenazando con "medidas drásticas" si no veían una reacción frente al equipo santiagués.

"Me fío muy poco de esos análisis globales. Cuando los veo como equipo sé del peligro que tienen, de lo que son capaces y de la talla de sus jugadores", reitera. "Al margen de las victorias y derrotas, estoy convencido de que iban a salir igual con el cuchillo entre los dientes. Estamos preparados para encontrarnos el ambiente que siempre te encuentras en Fuenlabrada: una afición que se vuelca mucho con su equipo y muy caliente, que apoya mucho, con jugadores encorajinados... Todos los partidos son finales", advierte Moncho Fernández.

Los fichajes del escolta Akognon y los pívots Kravtsov y Kemp han reforzado a un Fuenla último en apartados estadísticos como las asistencias (un promedio de 13,07) y rebotes (31,07) y penúltimo en puntos encajados (85,07), mientras que en el Obra toca hablar una jornada más de ausencias. Recuperado Nick Spires del esguince de rodilla que le convirtió en baja frente al Andorra, toca tachar una vez más de la convocatoria a Maxime de Zeeuw. El interior belga sufrió el miércoles una lesión muscular de la que aún se desconoce su alcance, pero el entrenador compostelano es pesimista: "Todo apunta a que no estará para el sábado".

Poco se puede decir de la nefasta racha de problemas físicos que vive el jugador belga (que siempre que ha jugado ha demostrado su calidad y lo que podría aportar al equipo), así que Moncho opta por la retranca: "Habelas hailas en su caso. En lugar de trabajar con Rubén tiene que ir al Corpiño porque tiene muy mala suerte".

Moncho Fernández entrenador del Obradoiro "Habelas hailas en el caso de Maxime. En lugar de trabajar con Rubén debe ir al Corpiño porque tiene mala suerte"

El Breogán, a seguir ganando. El Cafés Candelas Breogán encadena cuatro triunfos consecutivos ante Real Madrid, MoraBanc Andorra, Montakit Fuenlabrada y Delteco GBC lo que le convierte en el mejor equipo de la Liga Endesa en el último mes, una racha que el cuadro lucense espera mantener el domingo (20.30 horas) en el Palau. "Sabemos de la dificultad de ganar allí, pero vamos a intentarlo. Sabemos que se tienen que dar unas circunstancias muy concretas para ganar, pero queremos estar ahí para, si se dan, aprovecharlas", analiza Natxo Lezkano. "Esta es una carrera de fondo y estamos satisfechos de los resultados de los últimos partidos pero tenemos que seguir en buena línea, trabajando bien, ser humildes y tener paciencia. Hacer lo que estamos haciendo", añadió.