El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

El Obra viaja a la cancha del único equipo que gana más como visitante

El del Herbalife Gran Canaria, adversario este domingo, es un caso insólito en la Liga Endesa: presenta mejor balance fuera (7-4) que en su casa (6-4) // Se sitúa séptimo en la clasificación

El banquillo del Granca observa un mate de Pustovyi en la cita de Sar.  - FOTO: Ramón Escuredo
El banquillo del Granca observa un mate de Pustovyi en la cita de Sar. - FOTO: Ramón Escuredo

ÓSCAR DE LA FUENTE SANTIAGO  | 01.03.2017 
A- A+

Que para cualquier equipo es mejor jugar con el respaldo de su afición que sin él es un axioma tan obvio en el deporte que no se discute. Por ejemplo, en esta Liga Endesa 2016/17 se han disputado hasta el momento 176 partidos y 111 han acabado con victoria local, el 63 % del total. Con todo, hay casos que se escapan de esa lógica y el del Herbalife Gran Canaria, rival del Rio Natura Monbus Obradoiro este próximo domingo (13.00 horas), es uno de ellos: tras 22 jornadas (2/3 de la competición) es el único equipo que exhibe mejor balance como visitante (7 triunfos y 4 derrotas) que como local (balance de 6-4 en el Gran Canaria Arena).
Esa condición no se cumpliría sin la última machada del conjunto dirigido por Luis Casimiro, el mejor técnico de febrero según la Asociación Española de Entrenadores de Baloncesto (AEEB). El pasado domingo el Granca asaltó el WiZink Center con el Real Madrid como rival (81-93), que no perdía ante su público en Liga desde diciembre de 2015. Con ese resultado el equipo pío-pío se confirma como más peligroso fuera que en casa, a la vista de los resultados. Curiosamente, al Herbalife puede unirse próximamente un equipo que juega muy cerca de Las Palmas: el Iberostar Tenerife, líder, suma ocho victorias en el Santiago Martín y ocho lejos de las islas... aunque ha jugado un encuentro más como visitante.

A REPETIR. Suele decirse en deporte que las permanencias se ganan en casa y los títulos fuera. El Obra sabe que la Caldeira de Sar debe ser un aliado fundamental en su carrera por alcanzar el objetivo y las dos victorias seguidas en casa (Manresa y Andorra) le han dado aire pese a seguir en zona de descenso, pero es consciente de que también habrá que sumar fuera. Y si el pasado sábado tumbaba a un equipo instalado en posición de play-off y en plena pelea por disputar las eliminatorias por el título, el domingo buscará repetir.
Porque el Gran Canaria, que presenta un balance de 13-8 en Liga, está en la misma lucha que los andorranos, aunque mejor situado. Los de Casimiro son séptimos, puesto que se rehicieron rápidamente de su nefasto inicio (0-4), con margen de sobra para disputar la Copa del Rey. No pudieron reeditar la final de 2016, ya que claudicaron en cuartos frente al Baskonia, pero aupados por su gran defensa (76,7 puntos recibidos por cita, terceros en la Liga), han recuperado el nivel que les ha hecho ser un fijo de la zona noble durante el último lustro.