El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

El Pontevedra cae con la cabeza alta en el campo del Murcia

Eizmendi dio esperanzas tras el 1-3 de la ida, pero Guardiola cerró la eliminatoria en el 78’

FELICIANO MOLINA (ADG) MURCIA  | 29.05.2017 
A- A+

MURCIA 1
PONTEVEDRA 1
Simón; José Ruiz, Golobart, Josema, Pumar (Elady, min. 76); Rayco, Adrián Cruz (Armando, min. 29), David Sánchez, Javi Saura (Diego Benito, min. 63); Víctor Curto y Guardiola. Edu; Álex Fernández, Kevin, Bruno; Loureiro, Jacobo Trigo, Jacobo Millán (Abel, min. 64), Mouriño (Mateo, min. 69), Bonilla; Iker Alegre (Añón, min. 69) y Eizmendi.

Árbitro: Varón Aceitón (Comité balear). Amonestó al local Adrián Cruz y a los visitantes Jacobo Trigo, Bruno, Iker Alegre, Kevin Presa, Jacobo Millán y Mouriño (banquillo). Expulsó con tarjeta roja directa a Luisito, técnico del Pontevedra (min. 90).

Goles: 0-1, min. 51: Eizmendi; 1-1, min. 78: Guardiola.

Campo: Nueva Condomina. 10.355 espectadores.

Fernando Blanco
El técnico teense L Luisito terminó expulsado
FOTO: Fernando Blanco

El Pontevedra encontró en Murcia el fin del trayecto de su gran temporada. El conjunto granate lo intentó todo, sin ningún complejo, pese al 1-3 de la ida de la primera eliminatoria para subir a Segunda. El equipo de la ribera del Lérez llegó a adelantarse al comienzo de la segunda parte por medio de Eizmendi, pero le faltó presencia para generar ocasiones claras. Guardiola empató a falta de doce minutos y sepultó las opciones visitantes.

Tras un inicio dominador del Murcia, el Pontevedra se dio cuenta de que podía hacer daño, aunque los pimentoneros esperaban bien plantados atrás.

A la vuelta de los vestuarios y tras un aviso local, Eizmendi dio esperanzas a la parroquia granate con un disparo cruzado que abría el marcador. El gol trajo alguna duda a las filas del Murcia e inyectó bríos renovados al Pontevedra. Con todo, Sergi Guardiola traía por la calle de la amargura a la zaga granate e igualó tras varios avisos.

El empate no cambiaba demasiado el escenario. El cuadro granate seguía necesitando dos goles más y se lanzó. Pero fue el Murcia el que llevó más peligro: incluso Edu detuvo un penalti a Víctor Curto.