El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

María Mariño, Tiradora

"Prefiero no obsesionarme con los Juegos, vendrá lo que tenga que venir"

{ Pontevedra 1993 } Está obteniendo los mejores resultados en su tercer ciclo olímpico, curiosamente el primero en que ha dejado de liderar el ranquin nacional en la modalidad de florete // Confía en seguir progresando en la esgrima tras mudarse a Roma, aunque aboga por no cegarse con lograr el pasaporte olímpico y seguir creciendo paso a paso.

María Mariño, durante la Copa del Mundo de El Cairo celebrada el año pasado - FOTO: El Olivo
María Mariño, durante la Copa del Mundo de El Cairo celebrada el año pasado - FOTO: El Olivo

IVÁN FERNÁNDEZ   | 17.02.2020 
A- A+

Hace solo unas semanas firmaba su mejor resultado en una Copa del Mundo, al ser 15.ª en Polonia.

Estoy contenta. Siempre que vas mejorando y vamos dando pasitos te hace estar contenta.

Impulsada por estas buenas actuaciones, ¿por dónde pasan sus principales retos en este 2020?

Por ahora tengo ganas de seguir trabajando igual. Un buen resultado es consecuencia de estar haciendo las cosas bien día a día, por eso mis objetivos por ahora son seguir trabajando igual.

En apenas un mes ha competido en Polonia, luego en Italia y en los próximos días se va a Rusia, a la Copa del Mundo de Kazán. La esgrima no es un deporte de masas y no siempre goza de las ayudas deseadas. ¿Cómo se costea usted los viajes?

Depende un poco. Este año, al ser año olímpico, tenemos un poco más de presupuesto. El año pasado, además, sobre todo a nivel de equipos hicimos buenos resultados, por lo que este año nos están costeando la mayor parte de las pruebas. Por ahora las que hay nos las costean, pero el año pasado, por ejemplo, nos estuvimos pagando casi todo el circuito, tanto mis compañeros como yo. Yo también entiendo que la Federación de Esgrima tiene los recursos que tiene, no somos un deporte de masas y a veces es un poco complicado. Pero también es verdad que yo siempre he tenido bastante ayuda de mi club, dentro de lo posible. Entre lo que paga la Federación Española, alguna ayuda de mi club y a veces toca poner, pero este año está bastante bien la cosa.

Para gozar de mayor repercusión quizás falta un gran resultado en una competición como los Juegos, más allá del bronce de José Luis Abajo, Pirri, en Pekín.

Realmente hemos tenido buenos resultados en los últimos años. Es verdad que a nivel de Juegos Olímpicos no, que quizás es lo más visual, pero ha habido medallas en Mundiales, medallas en Europeos, y no se nota mucho. No es un tema solo de la esgrima, sino que en España se le da visibilidad al fútbol, al baloncesto y poco más. Todos los demás deportes están un poco sobreviviendo.

¿Cómo animaría a los niños a que prueben la esgrima?

Yo creo que físicamente es un deporte completo y divertido. Además, es un deporte que te hace pensar mucho: hay que ser muy listo en la pista, hay que ser muy táctico, y creo que ejercita cuerpo y mente.

En su caso, ¿qué fue lo que le atrapó de este deporte cuando era una niña?

Yo empecé con ocho años, y a día de hoy aún no sé muy bien, porque es verdad que yo había probado algún otro deporte antes de la esgrima y no había acabado de engancharme. Sin embargo, desde el día uno que probé hasta hoy mira cómo estoy con la esgrima. Probablemente sea que yo soy muy competitiva, y en este caso, aparte del tema físico, que es duro, hay un aspecto estratégico y muy táctico que te hace estar pensando continuamente, estar alerta... puede ser que eso sea lo que más me enganchó.

Usted está intentando seguir evolucionando en la esgrima desde fuera de Galicia, pero ¿cómo ve la situación en Galicia?

Yo creo que ahora mismo con diferencia El Olivo (de Vigo) es el mayor referente a nivel de clubes de esgrima en Galicia. Se ha hecho muy buen trabajo durante estos años. Ahora en A Coruña está empezando a trabajarse la espada bien, hay una niña que no está teniendo malos resultados.

¿Dónde va a llevar a cabo su preparación durante este año olímpico?

Este año me he movido a Roma. Fue un poco decisión de último momento. Una de las grandes potencias de la esgrima, si no la que más, es Italia, y para entrenar al máximo nivel decidí venirme aquí.

Aprovechando que está, como dice, en el país de una de las principales potencias de la esgrima, ¿cuál es aquel punto fuerte que quiere potenciar y aquello en lo que más necesita mejorar?

Me quedaría un poco con lo mental dentro del asalto, en el plano un poco más táctico, pero creo que algo bueno puede ser que soy muy competitiva, soy muy luchadora en la pista, pero por otro lado a veces me cuesta ser paciente.

Este es su tercer ciclo olímpico, en el que mejores resultados está obteniendo pero, curiosamente, también el primero en el que ha dejado de ser la mejor española en el ranquin, en el que Teresa Díaz está ahora por delante.

Ahora mismo prefiero no centrarme tanto en el tema de los Juegos, porque a día de hoy para mí está complicado. Mi compañera Tere hizo muy buena participación tanto en el Mundial como en el Europeo, que son las pruebas que más puntos dan. Ahora mismo está ella mejor posicionada. En esas pruebas yo no tuve un buen momento deportivo, no lo hice nada bien, por eso ahora mismo prefiero no obsesionarme con este pensamiento, he recuperado sensaciones, estoy tirando bien, estoy a gusto y lo que tenga que venir, que venga. De todas formas, creo que la parte buena es que en este ciclo el nivel ha subido. El nivel de la esgrima en España y del florete femenino en concreto ha dado un salto de calidad, la lucha está mucho más reñida y, sobre todo, a un nivel mucho más alto. Eso es bueno.

En su caso, ¿a qué achaca ese salto de calidad a nivel personal del que hemos venido hablando?

En general en la vida deportiva la idea es ir siempre creciendo, poco a poco. Creo que la consecuencia natural es que año tras año los resultados vayan mejorando, esa es siempre la idea. Creo que se está haciendo un buen trabajo. También es verdad que al venirme a Roma los entrenamientos son de un nivel muy alto y supongo que todo eso también acaba influyendo.

Aunque complicado, ¿ve factible estar en Tokio?

Hasta que se cierre la clasificación todo es posible (ríe).

Ninguna de las opciones va a ser fácil, pero ¿confía más en las posibilidades de clasificación a nivel individual o por equipos?

Clasificarse por equipos es muy complicado.

"Este año me he movido a Roma. Una de las grandes potencias de la esgrima, si no la que más, es Italia, y para entrenarme al máximo nivel decidí venirme aquí"