El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

El Racing de Ferrol culmina con el ascenso una liga histórica

Espectacular ambiente en las gradas de A Malata, con cerca de 8.000 aficionados

FOTO: KIKO DELGADO
Ver galería
FOTO: KIKO DELGADO

MARÍA ANEIROS. FERROL  | 01.06.2013 
A- A+

Racing de Ferrol 1
Laudio 0
Camacho; Rubén Comesaña, Antonio, Pérez, Fernando Pumar; Marcos Álvarez (Jesús Varela, min. 86), Iván Forte, Dani Rodríguez, Pablo Rey (Héber, min. 83); Jorge Rodríguez (Iago Iglesias, min. min. 68) y Manu Barreiro José Carlos; Jauristi, Oier, Gaizka Bergara, Lombera; Kepa (Galder, min. 55), Degre (Jarein, min. 82), Casado, Tyson (Del Alamo, min. 71); Salcedo y Germán
Árbitro: Carbajales Gómez (Asturiano). Por el Racing solo amonestó a Manu Barreiro; por el Laudio a Lombera, Degre, Salcedo, Casado y Galder. Expulsó al jugador visitante Gaizka Bergara en el minuto 88 por doble tarjeta amarilla.
Gol: 1-0, min. 14: Marcos Álvarez.
Campo: A Malata. Cerca de 8.000 espectadores.

Misión cumplida con creces: el Racing ganó al Laudio en A Malata y celebró el ascenso a Segunda División B después de tres años en el infierno. Lo hizo por la mínima en un partido marcado por la tensión y con unos minutos finales de infarto.

Con el empate a un gol en Ellakuri, las prisas eran para un Laudio que se mostró muy combativo. Pero en el primer cuarto de hora de partido, el Racing estuvo más despejado a nivel ofensivo. Lo intentó primero Jorge Rodríguez, en un mano a mano con el portero. Cuatro minutos más tarde, en el 14, Marcos Álvarez aprovechó un pase interior de Pablo Rey para batir a José Carlos y llevar el delirio a las gradas.

Con ventaja en el marcador, parecía que el camino hacia el ascenso sería llano. Nada más lejos de la realidad. Tras el descanso, el Laudio se aplicó con suma dureza y pudo empatar, en especial en el 66 cuando Camacho despejó con los puños un cabezazo de Galder. El Racing, que intentó contragolpear sin éxito, no conseguía sentenciar ante un Laudio que se empleó a fondo en los últimos minutos, buscó el fútbol directo y no dudó en cortar el ritmo. Además, se empleó con tanta dureza que Bergara se fue a la ducha por doble amonestación en el minuto 88. Al Racing le faltó aplomo para sentenciar y tuvo que sufrir para celebrar el ansiado ascenso que pone el broche de oro a una temporada histórica en Tercera División.