Jueves 17.10.2019 Actualizado 09:34
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Se resiste el Obra pero cede el I Torneo Xacobeo 2021 al Barça

Agradó el equipo santiagués en su presentación en Sar con Magee especialmente acertado // Higgins, elegido el MVP, eclipsó a Mirotic

El conselleiro de Cultura e Turismo, Román Rodríguez, con la comisaria del Xacobeo Cecilia Pereira, el alcalde Sánchez Bugallo y Raúl López - FOTO: Fernando Blanco
Ver galería
El conselleiro de Cultura e Turismo, Román Rodríguez, con la comisaria del Xacobeo Cecilia Pereira, el alcalde Sánchez Bugallo y Raúl López - FOTO: Fernando Blanco

CRISTINA GUILLÉN SANTIAGO   | 15.09.2019 
A- A+

Monbus obradoiro 77
 
Fc barcelona 80
 

Monbus Obradoiro: Pepe Pozas (6), Magee (22), Czerapowicz (3), Brodziansky (14) y Spires -cinco inicial- Kravic (7), Calloway (2), De Zeeuw (6), Navarro, Daum (5), Muñoz (6) y Vasileiadis (6).

FC Barcelona: Pangos (10), Abrines, Higgins (22), Mirotic (16) y Tomic (8) -cinco inicial- Davies (8), Hanga (2), Smits (2), Kuric (12) y Bolmaro.

Parciales:19-20, 19-19, 21-20 y 18-21.

Árbitros: M.A. Pérez Pérez, Carlos Cortés y Jacobo Rial.

Cancha: Multiusos Fontes do Sar en torno a 3.000 espectadores.

 

Carente de la tensión que sin duda se vivirá en el estreno liguero, pero con dosis de emoción y sobre todo satisfacción entre el público por la imagen que exhibió el nuevo proyecto, Monbus Obradoiro y Barça cerraron la primera edición de un Torneo Xacobeo 2021 que viajó hasta las vistrinas culés.

"A diez días del inicio de la Liga nos servirá para probar muchas situaciones. Tendrá un doble valor, el deportivo de medirnos a un rival de esa súper entidad y desde el punto de vista del espectador de poder disfrutar en Sar de un partido de estas condiciones". Así enmarcaba el técnico Moncho Fernández en la presentación de esta cita el primer round del curso frente al conjunto azulgrana. El objetivo de comprobar y examinar los pasos adelante de sus hombres en cuanto a asimilación de conceptos, automatismos y sinergias sin duda se completó con un aprobado alto tomando como referencia el Torneo EncestaRías de hacía apenas una semana, pero sobre todo fue manifiesta la evolución en cuanto a la rapidez de ejecución de sistemas, un debe que chirriaba, siendo especialmente quisquillosos, en el arranque de la tournée veraniega.

Disfrutó la afición de la primera puesta en escena de los suyos en la caldeira y no dudó en transmitírselo con sus primeros gritos de ánimo y los ¡ohhh! que coronaron tanto las acciones más letales de Magee como las intensas defensas del siempre cumplidor Brodziansky. Quería el abonado distinguir a sus nuevos ídolos, ver su capacidad de combatividad tras una temporada pasada que transcurrió al borde del abismo hasta el último bocinazo, y todo eso lo encontró desde el salto inicial.

Con los Mirotic, Abrines, Tomic, Higgins y Pangos en pista se ciñó el Obra a la pauta de trabajo marcada desde el banquillo para con paciencia ejecutar los tiralíneas de juego y explotar la versatilidad de sus jugadores que tanto intentará aprovechar en esta temporada. Magee, con dos triples, Brodziansky, con otros dos, lideraron la aportación ofensiva de inicio frente a un rival que, aún sin Rivas, Oriola y Claver (que hoy disputan la final del Mundial), dejó señales claras de su calidad, talento y hambre tanto a nivel colectivo como individual.


Máxima igualdad. Para deleite de Sar se cerró el marcador con igualdad al término del primer cuarto (19-20, min. 10) y aunque el Barcelona consiguió un arreón de 0-11 mediado el segundo (22-30, min, 17) con Higgins, el ex del CSKA, hiriente con sus rápidos cambios de ritmo, supo sobreponerse el Obra. De la mano una vez más de Magee -al que por fin le acompañó la suerte tras un primer ciclo de amistosos peleado con el aro- y de Pepe Pozas -que rescató de su repertorio una mandarina (triple) al más puro estilo Llull-, los locales llegaron al descanso con sus opciones intactas (38-39, min. 20).

Lejos de la tensión que sin duda rodeará la cita del viernes 27, aunque complacida la afición, deseosa de degustar un triunfo ac osta de una plantilla llamada a hacer historia este curso fuesen las circunstancias que fuesen, se perpetuó el empate en el electrónico (59-59, min. 30) en un set en el que los que asomaron la cabeza fueron Daum y Kravic, onmipresente el serbio delante y detrás.

Buscó la reacción el cuadro culé en un arranque de cuarto en el que dio un paso adelante en velocidad e intensidad con Kuric como guía y un Mirotic con necesidad de aparecer. Le ayudó en su objetivo la cadena de errores en los unos contra uno y en las pérdidas del Obra, pero dentro de su cadencia, le costó más de lo normal cerrar el triunfo al Barça ayudado por el fallo al triple en el segundo final del pistolero Magee.