El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Con respeto y en alerta: el Obra no se fía del Betis

El equipo compostelano quiere recuperar hoy la senda del triunfo ante un colista que no sabe lo que es ganar este curso // La defensa, principal argumento de los santiagueses

CRISTINA GUILLÉN. SANTIAGO   | 10.12.2017 
A- A+

No está acostumbrado el Monbus Obradoiro a lucir la etiqueta de favorito. La suya ha sido una historia en la que el papel de David ha sido una constante frente a los Goliats de la justicia, de los bancos, de las administraciones y por extensión también de sus rivales deportivos, de ahí que hasta parezca que incomode y casi moleste su condición de máximo candidato hoy (12.30 horas) al triunfo en su visita a Sevilla. Por eso la arenga de esta mañana será "no fiarse". Visita el conjunto compostelano a un colista que aún no sabe lo que es ganar este curso en la Liga Endesa y si hay un duelo que merezca el calificativo de partido trampa, ése es el que le enfrenta al Real Betis Energía Plus.

Porque llega el Obra como cuarto clasificado, con siete triunfos en 10 jornadas, y tras una última derrota que si bien rompió su racha de cinco victorias consecutivas le exhibió como un enemigo incómodo incluso para un equipo de la talla y presupuesto como es el Baskonia. Recién nombrado Moncho Fernández mejor técnico del mes de noviembre, con el grupo sano -un dato que se valora sobremanera tras la experiencia de la pasada campaña-, una química en el plantel que sobrepasa la pista de juego y los conceptos de juego asimilados e interiorizados, el conjunto compostelano muerde en la cancha con una defensa en constante movimiento, solidaria y siempre intensa, al tiempo que en ataque le sobran recursos, referentes dentro y fuera de la zona, para enloquecer al oponente.

Con apenas 73,2 puntos encajados por cita -es el segundo equipo que menos encaja de la ACB en este inicio solo superado por el Tenerife (73)-, con todos los jugadores comprometidos en este trabajo y la figura de Artem Pustovyi como eje -pues su condición de máximo taponador del campeonato (2,7 por duelo lo que supone una media inédita en este siglo XXI) le permiten una excepcional capacidad intimidadora- es desde este apartado desde donde siempre ha cimentado el cuadro santiagués sus siete triunfos. "Creo que lo podemos hacer mejor todavía", decía hace apenas unas semanas Moncho Fernández que también añadía: "Pero creo que tiene que ver mucho con el compromiso de la gente, con las ganas de querer hacerlo y el equipo se siente orgulloso de su esfuerzo, de ser un equipo que defienda bien y de esa forma todo es más fácil para los entrenadores porque ellos tienen vocación para la lucha, para el esfuerzo y la pelea y eso ayuda mucho al final".

Una descripción de sus pupilos completamente opuesta a la del técnico Óscar Quintana que desde su llegada a Sevilla el pasado mes de noviembre lucha por romper la dinámica negativa en la que está sumido su grupo. "Tenemos el problema de falta de confianza. Nuestra plantilla no es una plantilla aguerrida o física. Esas no son nuestras virtudes. Obviamente, tenemos que ser mucho más constantes defensivamente y saber sufrir para poder engancharte al partido. Es un tema más mental, que nos cuesta estar en los partidos. Es una cuestión de consistencia. Eso viene desde nuestra defensa. Tenemos que ser mucho más sólidos, sobre todo desde el punto de vista mental. Entramos en un bucle que vemos en cada partido y lo tenemos que cortar", decía en la rueda de prensa previa del jueves.

Porque si la calidad de sus jugadores está de sobra contrastada, es el ensamblaje final lo que está lastrando a un Betis último en datos estadísticos como puntos sumados (72,5), encajados (90,2), rebotes (30,6) o porcentaje en tiro de 3 puntos (27,5%).

"Puedes afrontar el partido desde el análisis de que es un equipo que aún no fue capaz de ganar asunque fue competitivo en muchos partidos, o hacerlo sabiendo que nos vamos a enfrentar contra un equipo en el que juega Draper, McGrath, Zagorac, Kelly, Schilb, Golubovic, Anosike...", analizaba Moncho Fernández: "Esto es lo que tenemos que hacer. Haremos este segundo análisis porque vamos a jugar contra muy buenos jugadores que por un motivo u otro, cambios de entrenador, de hombres, etc., aún no fueron capaces de ganar pero que tienen capacidad para hacerlo, sin ningún tipo de duda".

Con esta exposición cuesta creer ver hoy la cara B de un Obra que ha enamorado a aficionados y rivales este curso, pero palabras como concentración e intensidad serán una vez más claves.

McGrath, por primera vez ante sus ex

CUESTIONADO El base Donnie McGrath se medirá por primera vez a su ex equipo en un clima crítico por su escasa aportación en un Betis con cuatro directores de juego en nómina tras fichar al ex del Real Madrid Dontaye Draper.

YA NO SERÁ SORPRESA

defensa en zona

•••En una ACB en la que la defensa en zona es casi una anécdota, el Betis intentó plantar cara la pasada jornada al Tenerife atrincherándose atrás. No descarta Moncho Fernández el mismo planteamiento hoy, y sobre ello también se le cuestionó a Quintana en la previa: "La trabajamos varias semanas para sentirnos más cómodos, cambiar la dinámica. Se daba la circunstancia que Tenerife perdía fluidez en su ataque cuando le defendían en zona. Buscábamos ambas cosas, cambiar el ritmo de partido, tener más solidez en el rebote y desde ahí correr, anotar puntos y ser capaz de voltearlo".

DATOS

Un triunfo de siete En sus siete visitas desde 2009, el Obra sólo ha logrado el

triunfo en una ocasión (el 10 de marzo de 2013 con un 63-71) en el pabellón San Pablo. Como último referente el pasado curso, en el que el cuadro santiagués echó por tierra una renta de hasta 16 puntos (79-74).

 

Récord De perder hoy, los béticos alcanzarían el peor inicio histórico de la ACB, el marcado en la temporada 96-97 por el Murcia, que empezó con un balance de 11 derrotas.

PROTAGONISTASDEL DÍALAS CIFRAS

18

puntos de diferencia hay entre los puntos encajados de media por el Obra (73,2) y los recibidos por el Betis (90,2).

14,8

puntos es la media de Ryan Kelly, el hombre llamado a liderar el ataque del Betis y al que según su técnico "se le caen los puntos de las manos".

Moncho Fernández

técnico del Monbus Obradoiro

"Espero un equipo súper encorajinado, que va a jugar para su público (...) y

que tiene un plantel excepcional"

Óscar Quintana

entrenador del Real betis

"Lo mejor del Obra es su equilibrio en ataque y en defensa. Están compitiendo muy bien"