El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

Veinte minutos de resistencia

Una mala segunda parte cercena las opciones del Monbus Obradoiro en la cancha del Real Madrid // Festival de triples: el cuadro santiagués, que lanzó 43, compitió mientras entraron

Tavares, con 220 centímetros de altura, coge un rebote ante Llovet - FOTO: ECG
Tavares, con 220 centímetros de altura, coge un rebote ante Llovet - FOTO: ECG

ÓSCAR DE LA FUENTE   | 15.04.2019 
A- A+

REAL MADRID BALONCESTO 94
 
MONBUSOBRADOIRO 70
 

Para ganar al Real Madrid no basta con veinte minutos buenos. El Monbus Obradoiro compitió ayer hasta el descanso, mientras tuvo acierto en el festival de triples que se desató en el WiZink Center. Cuando los de Pablo Laso subieron una marcha, al empezar el tercer cuarto, se apagó la lucidez visitante y eso cercenó sus opciones. Es la quinta derrota del Obra en las últimas seis jornadas; la duodécima victoria se resiste.

Hasta el descanso el panorama era prometedor, al menos. El acierto desde la larga distancia (11/24 desde fuera del arco) mantenía al Obra con sus opciones intactas. Precisamente, solo un triple de Rudy Fernández sobre la bocina evitaba la ventaja visitante en el intermedio (45-43), tras veinte minutos de igualdad y alternativas. En la segunda parte el ritmo anotador blanco se mantuvo, pero el obradoirista decayó drásticamente. La estadística en el tiro exterior (5/19) fue definitiva. Conforme fue avanzando el tercer periodo creció la sensación de que la única incógnita por resolver era la diferencia final... que fue la máxima del encuentro con otra diana lejana de Santi Yusta en los últimos segundos (94-70).

El acierto (16/43 al final... y un escaso 10/26 en tiros de dos) fue una de las claves, pero no la única. También ayudó que el Obradoiro perdiese claramente la batalla del rebote contra las torres blancas (46 locales, con 13 ofensivos; y 32 visitantes). Ahí sufrieron los de Moncho Fernández por el poderío de Tavares (9 puntos y 10 rebotes) y Ayón (11+8). O la diferencia en los tiros libres: 16/19 del Madrid y únicamente 2/2 de un Obra que casi renunció a intentar penetrar en la zona rival. Influyó además la lógica diferencia de talento entre ambos, más cuando Kostas Vasileiadis parece no haber vuelto todavía de su lesión. Campazzo dirigió la orquesta blanca (15 puntos y 9 asistencias) y Rudy Fernández (14 tantos) puso la puntilla cuando más daño hacía a su rival.

Más allá del notable expediente de Kyle Singler, el único obradoirista que exhibió constancia ofensiva durante todo el choque, la mejor noticia pudo ser el buen nivel de Maxime de Zeeuw. Aunque su explosión llegó cuando la derrota era un hecho, el pívot belga acabó firmando sus topes de la temporada en puntos (14) y valoración (17). Además, Ben Simons demostró que continúa enchufado (4/11 en triples) aunque su incidencia fue mínima por sus problemas con las faltas personales desde el inicio del encuentro.

Singler, premio a la constancia

Regular. Empezó bien Simons, acabó bien De Zeeuw... pero el obradoirista más regular fue Kyle Singler. Frente a su antiguo equipo el alero confirmó su progresión y aportó 17 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias (valoró 18).

Dos récords. Lo avanzó @Obrapedia: el Obradoiro firmó su partido con más triples intentados en la ACB (43) e igualó su marca de menos tiros libres lanzados (2). Pese a todo, el arbitraje fue correcto, pues el equipo santiagués fio su suerte al tiro y apenas forzó situaciones de contacto en la zona.

300 Aniversario. No pudo celebrarlo con una victoria pero Gonzalo Rodríguez Palmeiro, técnico ayudante del Obra, cumplió ayer 300 partidos en la máxima categoría.