Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 20 octubre 2020
01:23
h

El 33 por ciento

    Históricamente y basado en las estadísticas de los últimos años, siempre se ha cifrado en 12 victorias la tasa de la permanencia. Esta atípica temporada en todos los aspectos, coronavirus aparte, por aquello de que se van a celebrar dos partidos más como consecuencia del ascenso judicial vía cautelar del GBC, puede suponer que igual son necesarias 12+1. El caso es que a estas alturas, con seis jornadas jugadas para unos, cinco para otros, y cuatro para GBC, Barça y Real Madrid, la situación del Obra es la idónea, el 33% de las doce victorias ya está en el saco. Otra consecuencia o conclusión a la vista de la jornada es que el mal partido ante el Bilbao hace 15 días fue fruto, valga la casi redundancia, de un mal día.

    Ante el peleón y aguerrido GBC los Laureanos comenzaron marcando las diferencias, el pequeño, Beliauskas, por mor de su caliente muñeca y el grande, Birutis, por sus bailes de pies en la zona que castigaron muy tempranamente al estandarte y bastión de los de San Sebastián, el temido Echenique que se fue al banquillo en un abrir y cerrar de ojos, con 2 faltas personales muy tempranas para las necesidades del equipo de Marcelo Nicola, que cuando se dio cuenta de que estaba jugando a baloncesto en el inusual pabellón de Sar, con Miudiño megafónico y sin “Todos Xuntos” en las gradas, ya tenía un -12 sin apenas romper a sudar.

    El quinteto inicial del Obra jugó ocho minutos excelentes y cogió una renta que supo mantener durante todo el partido con más momentos dulces que ácidos, es más, en una de esas rachas azucaradas estuvo a punto de romper el partido e irse con una renta muy importante, pero pequeños pecados veniales en defensa y lagunas en la puntería permitieron a los visitantes mantenerse en el partido. Si llegan a bajar un poquito los brazos y a rebajar su intensidad y trabajo, los Pozas, Birutis y Czerapowicz les hubiesen hecho el mismo descosido que al Fuenlabrada hace unas jornadas.

    Un 4 de 5 es el comienzo real, ideal, coincidente con el deseado y soñado que todos hubiésemos firmado, que tiene como propina el IVA de haber jugado contra rivales teóricamente de nuestra liga, aunque esta terminología a Moncho no le guste. El equipo está muy bien, está sólido. A Álvaro Muñoz ya se le ve recuperado y solo falta que a Jake Cohen le salgan las cosas para reencontrarse con el jugador que todos deseamos. Recuperar a Daum, muy bien suplido por un entonado Alex Suárez, y que Ozmizrak siga avanzando su recuperación. Con el equipo completo creo que nos puede deparar sorpresas.

    A los responsables de la web de la ACB decirles que cuando se reforma lo que funciona bien, es para mejorar, y creo que el formato y accesibilidad de las nuevas estadísticas en el transcurso de los partidos necesita esa mejora. Valga como ejemplo que antes con un solo pantallazo de una tablet guardabas las estadísticas completas de un cuarto o del final de un partido, ahora no, es necesario hacer varios, porque todos los datos no entran. Al Obra, buen viaje y mejor suerte en Madrid.

    19 oct 2020 / 01:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.