Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 27 noviembre 2022
12:38
h
{ LA PIZARRA }

El efecto Eudal y sus limitaciones

SI ALGO está fuera de toda duda, es que Morabanc Andorra presenta una cara muy distinta tras el cambio de entrenador. Los del Principado se han reencontrado con su mejor versión a pesar de algunos condicionantes como el reciente brote de covid y numerosas lesiones que mantienen la enfermería ocupada.

Su situación actual ha cambiado por completo, dejando atrás una mala racha de cinco derrotas consecutivas por dos triunfos muy valiosos ante rivales de la zona noble. Viajan a Compostela tras competir en Eurocup contra el Partizan de Obradovic y asegurarse una plaza prácticamente garantizada en el play-off como quintos de su grupo.

David Eudal está haciendo mucho ruido en su debut como técnico en la máxima categoría. Obró el milagro logrando una victoria en cancha del líder y estrenándose a lo grande frente a su afición la semana pasada dando una auténtica exhibición contra el Joventut.

En un ejercicio de fe y esfuerzo, se agarraron a parciales bastante favorables incrementando su productividad en el inicio de las posesiones sobre un juego coral y muy balanceado en la línea exterior, para encontrar tiros abiertos o a sus hombres altos volando cerca del aro con asistencias precisas.

En esos segundos iniciales del ataque reside gran parte de su proactividad, generada a través de la defensa. Son el equipo que más puntos anota desde el robo de balón y ese aspecto es básico para entender la telaraña que van tejiendo cuarto a cuarto asfixiando a sus rivales con un buen uso de la zona y faltas cometidas.

Toda esa polivalencia en sus quintetos para jugar con hombres interiores desde el perímetro y ambos bases sobre la pista, va enlazado a la hora de hablar sobre sus jugadores más determinantes hasta la fecha. Clevin Hannah y McIntyre son los dueños del juego: manejan el ritmo de partido a placer, son verticales cuando deben serlo, su toma de decisión en cada tiro es impecable y dominan las situaciones de pick&roll a las mil maravillas.

El Monbus Obradoiro tiene mucho que decir en su vuelta a Sar. La buena imagen reflejada en el Palau buscando la regularidad sobre una defensa férrea, fue lastrada por el desacierto en el tiro. No obstante, saben a qué espejo verse reflejado. Anular su juego en transición, castigar sus ayudas largas y dominar el rebote ofensivo les permitirá poner contra las cuerdas a un rival que pierde el balón con cierta facilidad ante marcadores negativos.

12 feb 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.