Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 25 noviembre 2022
10:32
h
{ LA PIZARRA }

El efecto Maldonado

HEREDA SAN PABLO BURGOS se encontraba a la deriva con tan solo una victoria en los últimos siete partidos. Salva llegó para cambiar el rumbo del barco y navegar hacia aguas más tranquillas ganando sus dos partidos de estreno, tanto en Liga como en competición europea. Han bastado dos semanas para ver que ha cogido las riendas del banquillo por completo, dándole su toque personal de estilo y experiencia con el objetivo de sacar al cuadro castellano del bache en el que se encontraba.

Han revivido de sus cenizas desplegando un juego de posesiones cortas y muy dinámicas. Encontrar tiros abiertos en transición o pases al pívot en los primeros ocho segundos se ha convertido en su sello de calidad, permitiéndoles aumentar el número de lanzamientos por cuarto y reducir el porcentaje de pérdidas que al inicio de temporada era muy alarmante.

Su ritmo se ha visto aumentado de forma tan abrupta que los cambios aplicados hasta la fecha se han acoplado a la perfección sobre gran parte de la plantilla. Muchas de las situaciones de dos contra dos sobre bloqueos que ejecutan en transición, permite a los interiores recibir más balón y a los tiradores encontrar espacios para decidir en función de su par.

Esa filosofía de toma de decisiones está generando una mayor confianza en los jugadores a la hora de desarrollar su talento, destacando a Dejan Kravic y a Renfroe.

A pesar del gran avance que han logrado hasta ahora, siguen teniendo sombras que pulir. No han conseguido encontrar el equilibro acoplado a la defensa. Asumen muchos riesgos sobre acciones en uno contra uno que exige al resto del quinteto a cerrarse sobre primeras líneas de pase, forzando ayudas centrales que provocan desajustes a la espalda recibiendo puntos fáciles desde el perímetro. Esa mala lectura se traslada a variantes de mano a mano con bloqueos centrales, donde el rival aprovecha para crear pantallas y liberar al balón de marca.

Gran parte de sus puntos recibidos son de ese modo y Monbus Obradoiro lo sabe.

El conjunto gallego ha logrado vaciar la enfermería casi por completo, logrando una estabilidad en el trabajo diario y poder asentar las bases del plan de partido. El debut esperado de Edgar Vicedo, junto al sólido trabajo en el rebote que deberán desempeñar, serán los alicientes para sumar una nueva victoria y alegarse considerablemente de la zona de descenso.

18 dic 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.