Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 26 noviembre 2021
04:04
h
WATERPOLO El equipo C del CW Santiago está formado, en una iniciativa que se lleva a cabo por vez primera en la capital de Galicia, por jugadores veteranos del club que habían dejado de competir // Con una media de 40 años, su primer partido de liga se saldó con todo éxito: 7-10 ganaron en casa del RCN Vigo TEXTO Antonio Pais

El ejemplo de los ‘viejos rockeros’

La edad no cuenta, cuenta la ilusión; y las ganas de hacer deporte, el amor por él. El mejor ejemplo, el de los integrantes del tercer equipo, el C, del Club Waterpolo Santiago. El llamado equipo máster: por veteranos, y por maestros. En una iniciativa rescatada (estaba a punto de ser una realidad cuando llegó la pandemia del coronavirus), el equipo C tiene una media de edad de 40 años; lo integran viejos rockeros del waterpolo, jugadores que habían ido abandonado la práctica activa pero que seguían vinculados al club, entrenando sobre todo. El pasado fin de semana jugaron su primer partido en la Segunda División gallega... con triunfo, 7-10 en la piscina del RCN Vigo. Quien tuvo, retuvo.

Miguel Barca, Miguelón, “55 años, en camiño para 56; pero hai outro maior, de 57”, explica entre risas, puede ser considerado el alma máter de este proyecto. En un buen ejemplo de lo que es el plantel, cuenta que ya ha sido varias veces “xogador e despois ex-xogador, vou indo e vindo: empecei en Santiago co entón CD Universitario, con nove ou dez anos na década dos 70; pasei ao Club Natación Santiago, e ao Club Waterpolo Santiago cando se escindíu do anterior; deixei de xogar con máis de trinta anos, porque casei; recunquei no primeiro equipo máster de Galicia, na Coruña; volvín xogar e adestrar no Padrón-Caldas; e ao CW Santiago uns anos; deixei de xogar pero mantiven o contacto co club, adestrando ata que a pandemia acabou con todo”, dice.

Antes del coronavirus, él y otros exjugadores ya habían lanzado la propuesta de que uno de los dos equipos del club en Segunda División fuera máster. “Saíu adiante. Agora o club ten, nas categorías masculina e feminina, o equipo de Primeira División, referencia en Galicia, os da Segunda División e as categorías inferiores, desde benxamín. O club sempre coidou a canteira, pero nunca se fixera un equipo de xente maior que ía desaparecendo, deixando de xogar. Moitos deses ex seguiamos indo adestrar, porque levabamos os nosos nenos; mantés o físico pero non queres competir a un nivel de Primeira, e a Segunda é unha opción de momento boa para xuntarnos de novo e recuperar o grupo”, comenta.

“O club tamén pode ampliar o número de socios e manter a posibilidade aberta de que quen se sente con gañas de coller un balón teñamos esa oportunidade; e empezamos a tirar por aí”, añade.

El equipo estaba a punto de competir en 2020, cuando llegó el fatídico virus, “co grupo base dos que estamos agora. Tivemos algunha reunión para que o club nos admitira como sección, xa se preguntara tamén na federación se era posible o terceiro equipo... pero chegou o confinamento, e despois por recomendación da federación e espazo nas instalacións desbotamos a idea de levalo adiante; agora retomamos”.

Para ser un auténtico equipo máster, todos los jugadores deberían ser yores de 30 años. En su primer año, el C del CW Santiago decidió hacer una pequeña mezcla y cuenta con dos jugadores menores de 30. Aunque lo que es común es que son jugadores que lo habían dejado. La plantilla es de quince.

Entre dificultades para entrenar, los martes y los jueves en dos calles de la piscina de Santa Isabel para los equipos mayores, el equipo demuestra que no se le ha olvidado jugar. “O outro día en Vigo foi un exitazo, as sensacións foron moi positivas. Gañamos 7-10 al Real Club Náutico de Vigo. Os primeros dous cuartos foron moi bos, ao descanso 1-7; pero despois eles reaccionaron, que estamos competindo con rapaces de 20 anos, e nótase a diferenza física en resistencia ou velocidade; logramos resistir, pese as exclusións excesivas do final”, cuenta Miguel sacando su vena competitiva.

El objetivo es seguir, competir entre los cinco equipos de la Segunda gallega. Pero el ejemplo del máster del CW Santiago ya se deja notar.

EN GALICIA
EL OBJETIVO, UNA LIGA MÁSTER

··· Sin objetivos competitivos, que ascender no puede, Miguelón recalca que “o obxectivo primordial é manter a posibilidade de seguir facendo algo máis ou menos serio; o segundo é sementar: se outros equipos motívanse ou pícanse, ‘mira estes’, pois ben; e, sobre todo, que se poida crear una liga máster galega, que sería o divertido e o bonito realmente para nós, xogar contra xente da nosa quinta, cun waterpolo similar: sería o ideal; e tamén botar una man, que os que veñan a adestrar contigo pensen que poden cambiar o ‘chip’, e ensinarlles cousas, que algo sabemos”, dice entre risas.

27 oct 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.