Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 06 febrero 2023
07:53
h

El Obradoiro ante Rubén Guerrero: un talento aún por despertar

Pívot internacional, formado en EEUU, busca renacer en Santiago

Rubén Guerrero, pívot marbellí de 2,13 m. que cumplirá 27 años el próximo 22 de octubre, es uno de los fichajes del Monbus Obradoiro para la temporada de la liga ACB 2022/2023 y... es mucho más.

Rubén Guerrero Pino es también una de las grandes esperanzas del baloncesto español, donde laten las urgencias desde que hace justo ahora un año Pau y Marc Gasol anunciaran su despedida de la selección española (el segundo aún activo, retomó su carrera en el Basket Girona para subir este año a la ACB y queda saber si aparte de presidir el club volverá a vestirse de corto en el parqué).

Formado en Estados Unidos, a donde se fue con 17 años para jugar primero en los South Florida Bulls y luego en la liga universitaria (de 2014 a 2017 en South Florida Bulls y otro más en Samford Bulldogs), este pívot andaluz ha ido sobresaliendo pero sin regularidad. En su año universitario senior, Rubén promedio en 30 minutos por día: 13,5 puntos (61% en los tiros de dos), 8,4 rebotes y más de dos tapones, datos que elevaron la expectativa en Málaga cuando el Unicaja le fichó en 2019. El feliz regreso que anhela todo canterano acabó con el barco de su sueño zozobrando, sin hundirse, cierto pero sin que las velas de su talento se desplegasen más allá de apariciones puntuales.

En su defensa hay que decir que vivió varias tormentas, tanto económicas como deportivas, de hecho, la plantilla verde sumó en año y medio tres entrenadores (Luis Casimiro, Fotsis Katsikaris e Ibón Navarro)... así que, Rubén se ha ido otra vez.

Allí, en el curso pasado, que empezó Katsikaris como técnico y acabó con Navarro, Rubén jugó menos que en la campaña anterior al no llegar ni a 13 minutos por día.

Es un talento por pulir, “con un potencial en el que él mismo necesita creer más”, señalan a EL CORREO, Emilio Guerrero, de Cope Málaga y Juanma Rodríguez, colaborador en dicha emisora.

Y hoy Rubén busca despertar en el Obradoiro.

Al llegar, el marbellí ha recalcado sus ganas de trabajar para a ir progresando y ha subrayado la razón de su salto a Santiago: cree que el Obra es un buen lugar para elevar su rendimiento.

Mientras, en su tierra no le olvidan. Marbella ha inaugurado este verano una cancha con su nombre y el Unicaja le sigue. Radio Marca Málaga contó que el club cajista podría contar con él dentro de dos años. El presidente del Unicaja, Antonio Jesús López Nieto, confirmó esa opción de cara al verano de 2024, fecha final de su actual contrato.

Sergio Scariolo, seleccionador español, ya ha contado con él en varios partidos de las ventanas FIBA (en febrero faltó por un esguince de tobillo pero luego dejó de contar).

Fuerte, trabajador y buen defensor, debe sumar confianza ofensiva e invertir horas en su tiro (en los libres promedia un flojo 60 %).

Pustovyi, Mejri... Rubén Guerrero ha llegado a un Obra donde el buen hacer de Víctor Pérez con los interiores hizo emerger antes las carreras de torres como Pustovyi o Mejri, y eso debería abrigarle.

A falta de fichar un pívot anotador (es probable que sea un 4 o un 4,5), Guerrero tendrá que repartirse los minutos de juego en el Obra con Marek Blaževic, un lituano de 2,11 m. que hará 21 años el 1 de septiembre. Si despiertan ambos... sería un doble éxito.

23 ago 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.