Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 16 mayo 2022
10:12
h

El Portus Apostoli de Noia aún debe remar

Roza la victoria en un duelo en Peñíscola con aroma a fútbol sala de Primera División (2-2)

Por segunda semana el Portus Apostoli de Noia suma un punto más que sabe distinto al de El Ejido. Si aquel lo lograron empatando in extremis un marcador adverso, en esta ocasión ante el Servigroup Peñíscola Globeenergy los blancos vieron como, después de buscar y buscar sin éxito el gol que diera la tranquilidad del 3-1, llegó el 2-2 en propia meta que definiría el resultado final, y que altera las cuentas noiesas para el ascenso.

La mayor parte del encuentro transcurrió con ventaja noiesa en el electrónico, empezando prácticamente por el primer minuto de juego. Hizo buena Bruno Gomes la ley del ex, en una fantástica acción de pívot que embocó sin miramientos. Se trataba del epílogo de lo que estaba por venir. Un duelo de tú a tú entre dos equipazos, al que los blancos salieron con la intensidad al 100%, arropados por una afición entregada ante una cita de tal importancia.

Por medio del empuje con la estrategia encontró Peñíscola el mecanismo para hacerse dueño del balón. Consiguieron los de Marlon Velasco aguantar esas intentonas a balón parado visitantes, pero acabaron concediendo en un error imperdonable en partidos así. En una mala entrega en un saque de banda cerca de portería, en la que no estaba Henrique por el esquema táctico de la jugada, Rahali fue el más listo y puso el 1-1 en el 12’ de acción.

A medida que se acercaba el descanso, crecía la fluidez en ataque del Noia y las ocasiones. Respondía a ellas con entereza Mati Starna, portero peñiscolano y uno de los protagonistas del choque. En la única que no pudo hacer nada, castigó el cuadro local. Antes goleador, ahora asistente, Bruno Gomes se giró maravillosamente por banda y sirvió a Altamirano el 2-1, a tres minutos del descanso.

Mantuvo la mínima diferencia el Portus Apostoli camino a vestuarios, fruto de dos grandes paradas de Henrique y el fallo de Power en el uno para uno contra Starna en la recta final del primer tiempo del duelo.

La segunda parte fue también el apartado número dos de una actuación soberbia de Mati Starna. En medio de un panorama marcado por las muchas amarillas en ambos bandos, la polémica y la competitividad por todo lo alto, el portero argentino, al igual que hiciera en el enfrentamiento de Peñíscola, se propuso evitar cualquier intento noiés, y lo logró. Especialmente reseñable fue el duelo con Bruno Gomes, que hasta de chilena hizo el esfuerzo de superar a un Starna que tuvo el día. El Noia falló y posteriormente lo pagó. Solo un envío a media altura de Pani que Nil se introdujo en su portería empañó un partido también muy notable Henrique en la meta noiesa, quien acababa de sacar anteriormente dos manos espectaculares a Saladié y el propio Pani. El resultado de 2-2 con cinco minutos por delante provocaba que en las gradas noiesas se fueran olvidando de la querida opción de celebrar el campeonato el pasado sábado.

14 mar 2022 / 01:55
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito