Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 01 octubre 2022
12:42
h

El talento radica en la capacidad de percepción

    durante el veranO y en la etapa preparatoria he hablado del trabajo de despacho, del equipo, del juego, de los jugadores, de la táctica como escenario para mostrar el talento, de la longevidad de nuestros jugadores, de los entrenadores, de la organización, construcción de un equipo, ... y ahora le toca al aprendizaje para jugar y rendir.

    El ser humano comienza a aprender en el momento que nace. Durante los primeros años de vida es cuando el cerebro está en su máximo potencial de maduración y, por tanto, se debe estimular desde temprana edad. El aprendizaje promoverá el desarrollo del niño/a, fomentando su formación motora, social e intelectual. Dicen los entendidos en estas materias que las etapas prepuberales y de pubertad son las idóneas para aprender, dominar los gestos y las acciones del juego.

    HAY SOBRADAS EVIDENCIAS en los campos de la fisiología, de la salud, de la sociología, de la psicología y de la educación que demuestran que el desarrollo de la inteligencia, de la personalidad, del comportamiento de los seres humanos, ocurre durante los primeros años de vida.

    El aprendizaje es un proceso por medio del cual se adquieren o modifican habilidades, destrezas, conocimientos conductas y valores. Está relacionado con la educación, formas de comportamiento y el desarrollo personal. Se asimila la información y se adaptan a una nieva estrategia de conocimiento y acción.

    LAS CURVAS DE APRENDIZAJE muestran las predisposiciones fisiológicas, del ensayo error y de los períodos de reposo durante los cuales se aceleran los procesos y la adaptación. Nuestros niños deben entrenar de tal forma que su sistema psicomotriz vaya adquiriendo madurez y experiencia suficiente, para después ponerlo en práctica en la competición. El modelo de enseñanza debe proponer una formación basada en el conocimiento y en el dominio de la estructura corporal para ponerla en relación coordinada con los movimientos futbolísticos con balón y sin balón, para conseguir un mayor rendimiento. Así el juego y sus características pasan a ser el centro del proceso formativo.

    Por todo ello, podemos hablar de que los jugadores deben entrenar de forma analítica y global, de forma individual y colectiva, de acuerdo a sus capacidades, de acuerdo a sus posibilidades, según los requerimientos reglamentarios y del juego y de la jugada en cuestión. Todo acorde con sus capacidades, con movimientos conscientes, adaptados al balón (técnica), consecuente con la jugada(táctica).

    LA CAPACIDAD DE PERCEPCIÓN Y ANÁLISIS, la toma de decisión y la ejecución como acto biomecánico son los pilares de este proceso. La percepción es la toma de conciencia del propio posicionamiento y orientación en el campo y de todo lo que muestra el entorno, como son los compañeros, los rivales, espacios, distancias y la situación del balón. Aquí radica el verdadero talento. Toda esa información hay que procesarla, analizarla en un instante, para luego decidir cómo se actúa, (interpretar y elegir).

    EL ENTRENAMIENTO GENERA AUTOMATISMOS que luego se realizan en los partidos, aporta un repertorio de acciones que afloran de modo automático. Por último, en todo este proceso, está la ejecución como acto biomecánico, físico, donde los puntos de impulsión del balón y la superficie de contracto a usar son la base de una ejecución exitosa. Elegir bien y ejecutar bien deben ir de la mano.

    Queda mucho que entrenar para conseguir ser jugador, no llega con el talento, la pasión y la dedicación tienen mucho que decir en esto e ir de la mano con la repetición como la madre de la retención.

    23 sep 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.