Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 31 octubre 2020
03:41
h

“En rebotes, en intensidad, en defensa marcamos el ritmo que queríamos y eso fue fundamental”

Moncho Fernández deja aún en el aire la recuperación de Daum para la cita del martes

Santiago. Con la cuarta victoria de un curso tan complicado en todos los aspectos ya en el bolsillo, el técnico del Monbus Obradoiro, Moncho Fernández, insistió en que se trató de un triunfo “muy duro y trabajado ante un equipo que no se rinde nunca que pelea muchísimo como ya demostró en los anteriores encuentros”. “Sin haber tenido un gran día en la lectura y en lo que se refiere a acierto hemos ganado desde el esfuerzo defensivo, la intensidad y la lucha y la pelea y en ese aspecto estoy muy contento porque hemos dado un paso adelante en este aspecto”, continuó el compostelano su valoración.

“En rebotes, en intensidad, en defensa hemos marcado el ritmo que queríamos y eso fue fundamental para llevarnos la victoria”, sentenció.

Rechaza Moncho Fernández que el plantel bajase los brazos al verse con una cómoda renta en el último cuarto. “Los que hayan visto anteriores partidos del Gipuzkoa se habrán dado cuenta de que prácticamente en todos los partidos son capaces de recortar estas ventajas porque siguen con intensidad de principio a fin. Nos ha faltado acierto en acciones muy claras y ellos sí lo tuvieron tanto desde la línea de tiros libres como desde el triple”, consideró.

Cuestionado sobre el cambio de cinco jugadores en bloque, el entrenador compostelano replicó que no se trató de dar “ningún mensaje” porque fueron ellos los que pidieron los cambios y sobre la posible recuperación de Mike Daum para el duelo del martes ante el Real Madrid consideró “que estamos en la recta final de su recuperación”. “Tenemos sesiones de trabajo con él, con el equipo, y serán sus propias percepciones sobre la evolución de la fortaleza de ese tobillo las que nos marcarán si podrá estar o no en el partido ante el Madrid”, apuntó.

Dos malas salidas. Por su parte, Marcelo Nicola achacó la derrota en que les faltó agresividad “al inicio del partido y del tercer cuarto” y eso condicionó el encuentro porque ya fue complicado volver y recuperar. “Ya estábamos con el agua al cuello y habíamos gastado muchas energías tratando de volver”, comentó dolido.

“Hay que seguir trabajando, bajar la cabeza y currar para mejorar los pequeños detalles que hoy nos han matado”, aseveró el entrenador argentino del GBC. C. GUILLÉN

18 oct 2020 / 01:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.