El Correo Gallego

Deportes » Fútbol

2-1

El Boiro cae a balón parado en Náxara

JOSÉ L. MARTÍNEZ (ADG) NÁXARA   | 19.05.2014 
A- A+

NÁXARA 2
 
BOIRO 1
 

Náxara: Raúl Heras; Adrián, Madero, Héctor, Arturo; Quirino (Jorge García, min. 57), Nacho, Matute, Lozano (Rojo, min. 81); Javi Martínez y Orodea (Maiso, min. 75).

Boiro: Roberto Pazos; Paco, Cardeñosa, Tachi, Marcos; Pedro, Jacinto; Rubén (Javi, min. 73), Padín, Anxo (Rendo, min. 84); y Hugo (Bendaña, min. 56).

Árbitro: Recio Moreno (colegio navarro). Expulsó al jugador visitante Cardeñosa por doble amonestación en el minuto 70. Además enseñó cartulina amarilla a Matute y Madero en el Náxara, y a Marcos, Anxo y Pedro en el Boiro.

Goles: 0-1, min. 57, Raúl Heras, en propia puerta. 1-1, min. 69, Héctor. 2-1, min. 80, Héctor.

El Boiro deberá remontar si quiere seguir con vida en este vía crucis de fase de ascenso a Segunda B. Hizo lo más difícil, adelantarse en el campo rival, en el que ningún visitante ha sido capaz de conseguir una victoria. Pero a balón parado el Náxara remontó en el tramo final y obliga al equipo que prepara Gelucho a tener que ganar en Barraña el próximo fin de semana para pasar a la siguiente ronda.

Durante 57 minutos el encuentro transcurrió de forma equilibrada y con escasas ocasiones. Ambos se respetaron en exceso durante la primera mitad y las oportunidades se vieron a cuentagotas. Sólo un par de disparos, de Padín y Hugo, generaron algún sobresalto, aunque siempre del mismo lado.

El equipo visitante parecía más asentado, ya que su rival abusó del fútbol directo y físico.

Hasta que llegó el tanto que pudo dejar la eliminatoria en las manos del Boiro. Bendaña, que acababa de entrar en el campo, remató cruzado. El cuero dio en el palo y el rechace le llegó al portero, Raúl Heras, que intentó meter las manos para despejarlo pero acabó por introducirlo en su portería.

El tanto cambió el partido, ya que obligó al Náxara a tener que abrirse para tratar de buscar el tanto de la igualada. Lo conseguiría doce minutos más tarde en una acción a balón parado. Héctor cabeceó, el cuero dio en el larguero y botó dentro, según el asistente, que concedió el tanto. En las protestas, Cardeñosa vio la segunda cartulina amarilla y se tuvo que marchar a las duchas.

La inferioridad numérica fue un lastre para el Boiro, que sufrió en el tramo final. Nuevamente a balón parado, el central Héctor aprovechó un mal despeje de Pazos para marcar el 2-1 y obligar al Boiro a ganar en casa para mantener con vida el sueño del ascenso.