El Correo Gallego

Deportes » Fútbol

SEGUNDA

El Celta sigue sin ganar en Balaídos

Eusebio sorprendió a todos con una revolución en su once inicial // Aunque los celestes tuvieron un inicio prometedor pronto se desinflaron

EFE • VIGO  | 07.02.2010 
A- A+

Celta de Vigo0
Salamanca0
Falcón; Vasco Fernandes, Noguerol, Túñez, Roberto Lago; Bustos, López Garai; Dani Abalo (Botelho, min.64), Iago Aspas (Danilo, min.75), Michu (Papadopoulos, min.57) y JoseluBiel Ribas; Raúl Gañán, Murillo, Goikoetxea, Sito Castro; Sevilla (Álvaro, min.67), Hugo Leal (Endika, min.85); Cuellar, Linares, Totti; Kike (Quique Martín, min.72)
Árbitro: Miranda Torres (Colegio Catalán). Amonestó a Botelho por parte del Celta de Vigo, y a Hugo Leal y Sito Castro por parte del Salamanca.
Incidencias: encuentro correspondiente a la vigésimo tercera jornada de la de Segunda División disputado en el estadio municipal de Balaídos ante unos 10.302 espectadores, según anunció el club vigués.
El Celta de Vigo volvió a mostrar su peor cara y no pasó del empate inicial ante el Salamanca, sumando así una jornada más sin vencer en Balaídos, donde no gana desde el pasado mes de diciembre, cuando derrotó al Elche por la mínima.
  
De entrada, Eusebio sorprendió a todos con una revolución en su once inicial respecto al equipo que empató la semana pasada en Los Pajaritos ante el Numancia. Varió hasta siete piezas e incluso dejó a tres titulares en Soria fuera de la convocatoria -Trashorras, Jordi y Saulo Rodrigues-.
  
El técnico local ya había advertido en la previa que el que se relajara o bajara los brazos se caería del equipo. Y ante el Salamanca varios futbolistas pudieron tomar buena nota.
  
Sin embargo, ahora mismo el Celta es un equipo que no puede prescindir de Roberto Trashorras, su futbolista, junto a Iago Aspas, más desequilibrante de la plantilla. Ante el Salamanca los vigueses echaron de menos al centrocampista como el comer, sobre todo en la ejecución de las faltas y en el último pase cerca del área rival.
  
Así, aunque los celestes tuvieron un inicio prometedor pronto se desinflaron, por lo que el Salamanca, al que no le importó dejar el peso del choque a su rival para buscar el contraataque, sólo sufrió cuando Iago Aspas o Michu se inventaron alguna acción individual.
  
Pero en la segunda parte todo cambió. El Salamanca, que en el primer tiempo había dado un par de avisos con disparos de Salva Sevilla, pudo adelantarse en el marcador a los cuatro minutos de la reanudación, pero su delantero Kike no aprovechó la mala salida de Falcón para enviar el balón entre los tres palos.
  
El Celta también se animó y sólo dos minutos después el internacional sub'21 Joselu, tras un gran pase de López Garai, estrelló su remate cruzado contra el poste de un ya superado Biel Ribas.
  
Poco a poco, el choque se rompió. A ninguno de los dos le valía el empate y eso provocó que descuidaran un poco más sus defensas, dejando muchos más espacios. En el minuto 62, Dani Abalo se quedó sólo ante el meta visitante tras una espectacular asistencia de Aspas, pero su lentitud permitió a Sito Castro llegar desde atrás para evitar su disparo.
  
El intercambio de golpes era continuo. El Celta tenía la pelota, pero de nuevo el Salamanca volvió a tener una clara ocasión para adelantarse, aunque la estirada de Falcón evitó el tanto de Linares.
  
Biel Ribas, el portero visitante, también quiso tener su protagonismo en el choque, y un minuto después salvaba a su equipo con una buena parada después de un remate de Iago Aspas. En los últimos minutos el Celta se volcó y gozó de alguna ocasión, pero eso no impidió que sumase una jornada más sin ganar en Balaídos.