El Correo Gallego

Deportes » Fútbol

FÚTBOL

Contundente victoria de la selección gallega femenina ante Balears

El equipo de Pilar Neira se mostró muy superior a las isleñas // Verónica Boquete, con dos tantos, fue la mejor del encuentro

P. CASTRO • SANTIAGO   | 29.12.2008 
A- A+

Galicia 7
 
I. Balears 1
 

Galicia: Maite Soage, Rita Lema, Vanesa Hermida, Mónica Vidal, Victoria Vázquez, Carol Baños, Vero Boquete, Míriam Ríos, Sara González, Mari Paz Vilas e Joana Montouto. También jugaron: Ana Durán, Cristina Lago, Carla González, Míriam Domínguez e Anair Lomba.

Illes Balears: Juana Navarra, Laura Rodríguez, Sanz, Calero, Bonet, Vidal, Mendoza, Devesa, Alonso, Baidez e Cáceres. También jugaron: Vives, Fullana, Campos, Hidalgo, Barcelo, Sánchez e Cladera.

Goles: 1-0 min. 3: Mari Paz; 2-0 min. 41: Míriam; 3-0 min. 55: Míriam; 4-0 min. 59: Boquete; 5-0 min. 50: Anair; 6-0 min. 73: Boquete; 7-0 min. 78: Mari Paz; 7-1 min. 84: Cladera.

Árbitro: López Herves, auxiliada en las bandas por Casal Fernández y Rosendo González (colexio de Galicia). Amonestó a Carol por parte de Galicia.

Campo: Estadio municipal de Pasarón ante unos 2.500 espectadores. La percusionista Lucía Martínez amenizó el inicio del encuentro con unas piezas musicales.

Gallego
Dos jugadoras gallegas se abrazan ante la desesperación de Navarra
FOTO: Gallego

La selección femenina gallega de fútbol puso un excelente broche de oro al fin de semana con una contundente victoria frente a Islas Baleares por 7-1 en el estadio de Pasarón. Las jugadoras que entrena Pilar Neira se mostraron muy superiores al conjunto isleño, que dio síntomas de estar poco trabajado.

El primer tanto de la tarde llegó muy pronto, en el minuto 3, cuando Boquete, una de las mejores del partido, se inventó un pase magistral para que Mari Paz anotase. Boquete demostró en este encuentro que es una de las mejores jugadores españolas en la actualidad.

A partir de entonces, Galicia encerró en su campo a las isleñas, aunque tuvo que esperar hasta el minuto 41 para conseguir el segundo gol, obra de Míriam Ríos.

Dominio tras el descanso

Tras el descanso, el dominio del conjunto autonómico gallego fue todavía mayor, y fruto de ello fueron los goles de Míriam Ríos y de Boquete en el inicio del segundo tiempo.

Con el conjunto de Illes Balears completamente entregado, Galicia aprovechó los últimos minutos del encuentro para aumentar sus diferencias con los tantos de Lomba, Boquete y Mari Paz. El gol de honor para el conjunto visitante lo firmó Cladera cuando quedaban seis minutos para el final del encuentro.

En resumen, se puede hablar de un partido plácido para la selección gallega femenina, que resultó ser muy superior a las visitantes, que mostraron evidencias de que son un equipo poco trabajado y que no resultaron un gran rival para el conjunto que dirige Pilar Neira.

. deportes@elcorreogallego.es 

CARGAS POLICIALES CONTRA JÓVENES RADICALES

Cabalar
Un hombre recibe atención médica tras resultar herido junto a Riazor
FOTO: Cabalar

Tristes prolégomenos en Riazor

No todo podía salir bien el pasado sábado en el Galicia-Irán. El resultado fue bueno (3-2), el juego también, pero en los prolegómenos del encuentro se produjeron incidentes que acabaron con un herido, como muestra la fotografía. Los hechos se produjeron antes del encuentro en el estadio municipal de Riazor cuando un grupo de jóvenes empezó a lanzar objetos contra los agentes que custodiaban la manifestación en la que participaban. A partir de entonces, los agentes tuvieron que actuar contra este grupo de manifestantes en los alrededores del estadio coruñés, por la explanada de Riazor y en la calles aledañas. La acción policial tuvo como respuesta, por parte de los jóvenes, un aumento de la violencia, donde alrededor de un centenar de chavales lanzaron adoquines y papeleras, rompieron espejos retrovisores de los coches aparcados y destrozaron cabinas públicas.

En la manifestación, que recorrió antes del partido las calles de A Coruña, se gritaron consignas en contra de España y de los españoles. El lema de esta manifestación era: Dereito a decidir, dereito a competir. Al final, fue lo peor de lo que ocurrió el sábado en Riazor .