El Correo Gallego

Deportes » Fútbol

Fabiano asegura que el objetivo de la SD es acabar "lo más dignamente posible"

El entrenador no comparte, pero respeta la huelga // Reza para que no haya lesiones

NICOLÁS NAVAZA SANTIAGO   | 16.04.2010 
A- A+

Fernando Blanco
IMPASIBLE El entrenador del Compostela, Fabiano, en el banquillo de San Lázaro durante el partido de máxima rivalidad frente el Racing de Ferrol
FOTO: Fernando Blanco

El Compostela parece que se resiste a decir adiós a la Segunda División B. A pesar de la huelga de sus jugadores, que siguen sin cobrar y negándose a entrenar, el rendimiento de la SD en las últimas jornadas está sorprendiendo a todos, principalmente a sus rivales que veían en el equipo santiagués a la Cenicienta de la categoría, y que ahora se están encontrando con un demonio para sus objetivos en la recta final de la Liga.

El técnico y ex jugador del Compos, Fabiano, explicó ayer en Correo TV, cuál era la clave de la mejoría de sus hombres en las últimas jornadas y el porqué esta situación no se revirtió a tiempo, lo que les podría haber acercado aún más a la ansiada y ya casi imposible salvación.

"Antes no éramos competitivos sin el balón, y ahora han llegado tres futbolistas que nos dieron otro tipo de juego, que nos hacen más competitivos, lo que nos permite ganar partidos y ponerle las cosas difíciles a nuestros rivales", asegura el preparador brasileño.

Fabiano también considera tardía esta reacción. "El club no tenía dinero para fichar. Fichamos tarde y las nuevas incoprporaciones se tuvieron que adaptar", indica y añade: "Además, algunos llegaban sin haber jugado durante un tiempo, y tardaron por lo menos un mes en empezar a funcionar. Tristemente es así, y esperemos que el próximo año el Compostela tenga vida, y que sea una buena vida".

Sobre el daño que pueden estar causando a otros clubes en sus aspiraciones, Fabiano no duda: "En el fútbol no se compite para perder. Ningún profesional quiere perder. Jugamos para ganar. Con el Eibar tuvimos suerte en marcar el primer gol y luego supimos defender bien y aguantar el resultado. Mala suerte para ellos, pero insisto, ningún futbolista sale al campo para perder".

Aunque el preparador sólo ve a los jugadores horas antes de cada partido, considera que en el vestuario se respira cierta felicidad por los triunfos y muy a pesar de la situación de impago que sufren. Pero, su principal preocupación es que el hecho de no entrenar les pase factura. Fabiano respeta la huelga, pero no la comparte.

"Me gustaría que entrenaran porque tengo miedo a que alguno se lesione. Gracias a Dios eso no está pasando. Mi función es estar allí, y si no vienen, me voy a casa a rezar. Sé que hasta el final va a ser así, y tengo que aceptarlo", dice.

El ex jugador de la SD sabe que matemáticamente aún no están en Tercera, pero la realidad es que es casi imposible, por ello Fabiano afirma que "El objetivo del Compostela es acabar lo más dignamente posible la temporada, ganar el mayor número de puntos posibles, y después Dios dirá", concluye el entrenador de la SD.

nnavaza@elcorreogallego.es

Fabiano

entrenador del compostela

"Voy al campo con la esperanza de que entrenarán, pero es su decisión y sé que no van a aparecer"

"Ahora marcamos y ganamos. Lo que cambió es nuestro juego sin balón, y hay más sacrificio"