El Correo Gallego

Deportes » Fútbol » Fútbol 2ª B

FÚTBOL // FASE DE ASCENSO A LA SEGUNDA DIVISIÓN B

El Compostela pone fin a su calvario y vuelve a Segunda B

Los santiagueses perdieron en Monzón, pero en la segunda mitad el gol de Centrón hizo más fáciles las cosas para los de Baleato // El técnico de Bembibre puso al equipo en dos campañas desde la Preferente a la Segunda División B

ALFONSO HERRÁN (ADG) • MONZÓN   | 02.06.2009 
A- A+

 Atl. Monzón 2
 
 Compostela
Callizo | Barcos | Marcio | Pau | Rafita (58') | J. Torres (58') | Abadías (68') | Barba | Fran | Del Moral | Adrián | (58') Canales | (58') Barrera | (68') Joaquín Pablo | Rego | Cholo | Toño | Jimmy | Claudio | Mariño | Vladimir (91') | Petter (79') | Centrón (87') | Rubén Márquez | (79') Pato | ((87')Ángelo | (91') Munín
Árbitro: Soto Grado (La Rioja). Amonestó a Adrián, Marcio, Mariño, Petter, Rubén Márquez y Claudio.

Goles: 1-0, min. 8: Pau; 1-1, min. 57: Miguel Centrón; 2-1, min. 74: Adrián.

Campo: Isidro Calderón. 1.500 espectadores. 200 compostelanos.

Diario del Altoaragón
Los jugadores blanquiazules, en el centro, festejando con los aficionados el ascenso en Monzón
FOTO: Diario del Altoaragón

El Compos jugará la próxima temporada en Segunda B, a pesar de haber caído en el Isidro Calderón por 2-1 ante el Atlético Monzón, ya que hizo valer la goleada en la ida, en el que el colectivo entrenado por Chus Baleato había vencido por 3-0. El cuadro blanquiazul consiguió su segundo ascenso en dos temporadas y recupera la categoría perdida cinco años atrás.

El encuentro comenzó con polémica, ya que en una internada del guineano Vladimir por la banda derecha, en el primer minuto, un defensa local se cruzó y los futbolistas del conjunto visitante reclamaron un penalti que habría abierto la puerta al once blanquiazul para dejar la eliminatoria resuelta. El árbitro dejó continuar la acción.

Después de esa jugada, el partido pasó a un cuarto de estudio, en el que ninguno de los dos conseguía hacerse con la iniciativa del encuentro. Hasta que en el minuto 8, en una acción a balón parado, el cuero salió rebotado, Pau lo recogió y sin dejarlo caer lo clavó junto al poste derecho de Pablo.

Un gol que hizo daño

El tanto dejó tocado al Compostela, que no encontró en las piernas de sus jugadores la reacción necesaria que le permitiese recuperar la tranquilidad, aunque en ningún momento perdieron el control del choque, ya que el Monzón no se volvió a acercar con peligro real. Diez minutos tardaron los pupilos de Chus Baleato en recuperar el control del balón, y desde entonces, la labor de acercarlo al área defendida por Callizo se convirtió en una realidad recurrente, ya que rondaba cada vez más las zonas de peligro local. Aún así, el Compos alcanzaba a generar algún susto en faltas que atravesaba el área sin rematador.

El cuadro santiagués no mostraba su mejor cara, ya que el intenso calor y la desventaja impedían que el balón corriese con fluidez y que alguno de los pelotazos que cruzaban el área del conjunto oscense causaran algún susto en la última línea.

La solución que encontró el entrenador visitante para conseguir que los suyos bajasen las pulsaciones fue un mayor control del balón en la zona media, una circulación del balón, preferentemente horizontal, y arriesgar el cuero lo menos posible. El 1-0 al descanso mantenía la ilusión de los jugadores y de los 300 aficionados que acompañaron al cuadro gallego.

La reanudación encontró a un Compos distinto. El calor había bajado, los futbolistas del cuadro santiagués salieron acelerados y precisos, y rápidamente presionaron y generaron una clara ocasión para empatar la contienda. Rubén llegó hasta el fondo, centró, el balón se paseó por el área chica local y ningún jugador visitante fue capaz de empujarlo.

Y llegó la sentencia

El premio a la paciencia y a la insistencia llegaría diez minutos más tarde. Miguel Centrón ganó la espalda de la última línea local, se plantó ante Callizo y con un tiro raso y cruzado empató el partido y puso al Compostela con pie y medio en Segunda B. Incluso, en la acción siguiente, pudo dejar KO al Atlético Monzón, con un remate que repelió la madera. Aún tendría, el delantero visitante, una nueva ocasión en el minuto 66, que desbarataría Callizo.

En esos momentos, el conjunto santiagués disfrutó sus mejores minutos, pues aprovechó el estado de shock en el que quedó el once local, y con un alto control de balón y acciones verticales que se clavaban como puñales en la zaga oscense, las ocasiones de peligro se sucedía. Pero en vez de matar, el Compostela encajó un gol dudoso en una jugada aislada. Adrián condujo el cuero por la banda izquierda, y remató desde lejos. El balón dio en el larguero y botó sobre la línea. El asistente interpretó que el cuero había traspasado la demarcación de gol y dio por válido el tanto.

A pesar del 2-1, los pupilos de Baleato habían puesto la directa y mantenían el dominio, pero encontraban dificultades para encontrar los caminos hacia la meta de Callizo. El cancerbero local evitó la caída de su portería ante un remate de Pato con mucha intención en la recta final. A partir de entonces, los minutos finales fueron para disfrute del Compostela, que se dedicó a mover el balón con un Atlético Monzón que ya se había dado por vencido y era víctima, por segundo año consecutivo, de un equipo santiagués en el play-off por el ascenso.

El pitido final del colegiado, Soto Grado, desató la algarabía en la parroquia visitante, que tomó el campo de juego, mientras los futbolistas se abrazaban en el círculo central y formaban una piña para celebrar el éxito.

Reacciones

Caneda: "Debemos arrimar el hombro"

El presidente José Mª Caneda reconoció ayer en la Radio Galega que "hubo que sufrir", al mismo tiempo que apunta que "no era tan fácil como decía la gente". También anunció que "terminó esta batalla, pero ya estamos pensando en la próxima y que es subir a Segunda", para solicitar de todos que "debemos arrimar el hombro y todos tenemos sitio", en alusiones a la coincidencia con el Ciudad.

El concejal Rama felicitó al presidente

Nada más señalar el riojano Soto Grado el final del encuentro, el presidente de la SD Compostela, José María Caneda, recibió la llamada del concejal de Deportes, Bernardino Rama. Las felicitaciones del máximo responsable del deporte santiagués le llegaron a un presidente que ayer volvió a vivir una jornada llena de emociones y que acabó en el ascenso a la Segunda División B, después de cinco temporadas lejos de ella .

Las frases

Chus Baleato Entrenador del Compostela

"Sufrimos más de la cuenta con su gol, pero en la segunda parte tuvimos ocasiones para ganar el partido"

Alberto Mariño Centrocampista de la SD

"Fue complicado, pues el objetivo era que no nos marcaran pronto, pero su gol nos lo puso bastante más dificil"