El Correo Gallego

Deportes » Fútbol » Fútbol 2ª B

Pontevedra

Mirón cesa a Argibay y trae al inexperto Xavi Gracia

El presidente comunicó al técnico la decisión tras el partido de Copa Federación

V. CASTRO • PONTEVEDRA   | 23.03.2007 
A- A+

El ex técnico del Pontevedra Argibay durante en partido en Pasarón

Alberto Argibay fue cesado como entrenador del Pontevedra en la madrugada de ayer, jueves, tras el partido y clasificación del equipo granate para la final de la Copa Federación, luego de apear al Onteniente en semifinales. Fue en ese momento, sobre las dos de la madrugada, cuando el presidente Nino Mirón se lo comunicó al entrenador en el hotel alicantino de concentración. La decisión, no obstante, ya había sido adoptada el lunes, tras la derrota del Pontevedra, en partido de liga, 3-1, en el campo del Lanzarote, penúltimo clasificado del Grupo I de la Segunda B.

El hombre elegido por Nino Mirón para relevar al técnico pontevedrés es Xavi Gracia, un ex futbolista que, como entrenador, la única experiencia que acumula es la de haber dirigido al equipo juvenil del Villarreal, apuesta que se considera excesivamente arriesgada en determinados círculos locales.

Xavi Gracia, navarro de nacimiento, militó como futbolista en la Real Sociedad y fue partícipe de los ascensos a Primera División de Valladolid, Lleida y Villarreal.

Por su parte, Alberto Argibay se hizo cargo del Pontevedra en enero de 2005, tras la destitución de José Aurelio Gay. Tomó las riendas de un equipo muy descolgado en Segunda División y en una segunda vuelta espectacular a punto estuvo de evitar el descenso.

La pasada temporada, en Segunda B, el equipo, con Argibay en el banquillo, se clasificó para la fase de ascenso con más problemas de los previstos. El Sevilla B le apeó en la primera eliminatoria de la promoción, que se dilucidó por penaltis.

Esta temporada fue tormentosa para un Argibay muy discutido. En la primera vuelta estuvo a punto de ser cesado, entonces el relevo era Miguel Ángel Rubio. Ahora, fulminado, el recambio es Xavi Gracia.

LA IRREGULARIDAD EN PASARÓN, CLAVE EN LA DECISIÓN

"No se cumplían los objetivos"

"Ha sido una decisión difícil, pero que había que tomarla porque no se estaban cumpliendo las expectativas que nos habíamos marcado. Quedan ahora diez jornadas para concluir el campeonato y hay que estar muy centrados en lograr nuestro objetivo, que no es otro que conseguir el ascenso", señaló ayer el presidente del conjunto granate, Nino Mirón.

La irregularidad del equipo, sobre todo en casa, acabó con la paciencia del presidente .