El Correo Gallego

Deportes » Fútbol » Fútbol 2ª B

FÚTBOL // FASE DE ASCENSO

Praterías, de fuente del sueño de Lorca a Cibeles compostelanista

Mientras el gurú Baleato era bañado en birra por su camada de héroes en el vestuario de Monzón, a donde fueron más de 200 seguidores, los otros fieles lo celebraban en Santiago

Varios aficionados de la SD Compostela celebraban en la tarde noche de ayer el merecidísimo ascenso del Compostela a Segunda B - FOTO: Ramón Escuredo
Varios aficionados de la SD Compostela celebraban en la tarde noche de ayer el merecidísimo ascenso del Compostela a Segunda B - FOTO: Ramón Escuredo

MAYKA E.• SANTIAGO   | 01.06.2009 
A- A+

La fuente de los caballos de la Praza de Praterías inspiró a García Lorca para escribir su poema Danza da lúa en Santiago. En esos versos, el poeta la denomina la fuente del sueño. Y ayer, un sueño se hizo realidad en Monzón, donde el Compos pese a perder 1-2 superó la eliminatoria de ascenso de los campeones y se vistió de equipo de Segunda B tras ganar en la ida 3-o en casita. Y ese sueño se celebró.. en la fuente del sueño.

A 1.400 kilómetros de la ciudad oscense, en la capital del Apóstol, la cuna de la esedé, poco más de un centenar de aficionados (pocos en número pero con muchísimo sentimiento compostelanista) celebraron en la fuente de los caballos de Praterías el ascenso del Compos a Segunda B, la vuelta cinco campañas después. La última vez que la SD subió a la Liga de bronce fue en la 1989-90 con Santos. Y se congratularon por un éxito meteórico al alcance de muy pocos: dos ascensos, de Preferente a Segunda B, en poco más de un año.Las casualidades existen.

Hoy se cumplen quince años desde que el Compostela de Caneda y Santos ascendió a Primera. Fue el 1 de junio de 1994 en el Tartiere. Ayer, quince años después, la familia blanquiazul celebra otro éxito. Y en un campo con ínfulas de solera: el (Isidro) Calderón. Mientras Chus Baleato, entrenador con mayúsculas que ha devuelto al Compos a los titulares, era bañado por sus jugadores en cerveza en el vestuario de Monzón, en Compostela los aficionados que no pudieron viajar a tierras oscenses (donde estuvieron más de doscientos fieles, tres buses y los otros en avión) se bañaban en la fuente del sueño por fuera... y en champán (el pequeño Brandán repartía benjamines) y cerveza por dentro. No estaban (en Praterías) todos los que son, pero eran todos los que estaban.

Un feliz compostelanista corona la ‘Cibeles blanquiazul’ cual Raúl

Los compostelanistas de vena, de corazón. Eran cien y parecían los cien mil... hijos de San Luis. Los cánticos, los ya famosos: ¡oe, esedé, esedé!, o o¡campeones, campeones! o ¡alabaré, alabaré, alabaré a la SD! son los ya típicos. Pero a ellos, estilo Eto´o, se sumó el ¡Fatimista el que no bote eh!, pues no podemos olvidar un hecho inédito: por primera vez en la historia hay dos equipos compostelanos en Segunda B... a día de hoy. Sigamos con la fiesta, a la que también fue invitada alguna bengala. El Compos tiene pasado (campeón de invierno en Primera) y eso te marca porque ayer los que celebraban en Praterías llevaban camisetas de Sion, Pinillos, Penev... pero demuestra que sabe tener futuro.

Los héroes de la SD celebraron en su hotel de concentración, el Gran Ciudad de Barbastro, la cena del ascenso y, tras la misma, 12 horas de viaje en bus. Hoy estarán en un Santiago atípico para el deporte porque ayer no hubo ni un solo cohete. Sí los hay cuando hace el triplete el Barça o gana la Liga el Madrid... Y este Compos sí está para tirar cohetes. El presidente, aquejado por un fuerte dolor de espalda estaba feliz, pero no para muchas celebraciones. Le recordaba que hoy se cumplen 15 años del ascenso a Primera y espetaba: "... Nos queda poco para volver".