Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 21 junio 2021
01:00
h

Ganar y reposar, plan de Steven Enoch antes de valorar el futuro

“No me cierro a nada”, desliza el pívot del Monbus Obradoiro de cara al próximo curso // Repite premio como Jugador Estrella Galicia tras dar otro salto en abril

Con la permanencia en la Liga Endesa conseguida matemáticamente, en el ambiente en torno al Monbus Obradoiro ya resuenan los murmullos que recuerdan que en breve tocará empezar a planificar la temporada 2021/22, con el undécimo proyecto consecutivo en la máxima categoría del baloncesto nacional. Son muchas las decisiones que habrá que tomar, desde una perspectiva y desde la contraria, y así no extraña que la gran figura del plantel en los últimos meses responda preguntas acerca de sus planes de futuro. Eso sí, Steven Enoch todavía ve lejos el momento de despejar su horizonte a medio plazo.

El pívot fue elegido Jugador Estrella Galicia de abril con el 58 por ciento de los votos de la afición en una terna que incluía a Chris Czerapowicz y a Kartal Ozmizrak. Ni su segundo galardón individual consecutivo, pues también había sido designado MVP de marzo, desvía a Enoch de su camino. Cuestionado sobre si estaría abierto a seguir progresando en Sar una campaña más y conocer así a la afición obradoirista, el estadounidense no dio pistas. “Sería increíble conocer a los aficionados. No me cierro a nada, estoy centrado en acabar bien la temporada y aún no he hablado sobre la próxima con el club o con mi representante pero sería increíble jugar de nuevo con aficionados y darles la oportunidad de volver a experimentar de primera mano lo que es ver jugar al Obradoiro. Es algo que hemos extrañado este año”, admitió Enoch este martes. “Estoy concentrado en acabar bien la temporada, personalmente y por el equipo. Así que no he hablado de lo que está por venir en el futuro”, precisó.

El novato del Obradoiro no ha dejado de crecer desde la pretemporada. Si en marzo destacó con promedios de 13,2 puntos, 5,2 rebotes y 17,5 créditos de valoración, en abril dio otro salto: 18 tantos (con un 62 % en tiros), 5,6 capturas y 19,8 unidades de valoración. No hay muchos más secretos para esa mejora que un potencial latente, toneladas de trabajo y el ecosistema perfecto para progresar. “Los entrenadores son exigentes y quieren que el jugador lo dé todo. Me han ayudado a sacar lo mejor y creen en mí. Sabía que tenía potencial para ser regular, para ser dominante, pero durante los últimos casi diez meses cada día en los entrenamientos me han ayudado de verdad a sacar mi juego y a mostrar lo que puedo hacer por el equipo”, reconoció Enoch. Así, no extraña su confianza actual de cara a su segundo ejercicio como baloncestista profesional: “Siento que puedo ser un jugador importante en esta Liga o donde juegue”.

ALEGRÍA. Vio sentado en el banquillo cómo sus compañeros sentenciaban la victoria del pasado domingo en la pista del Movistar Estudiantes (83-94), pero aún así mostró toda su jovialidad y su expresividad para celebrar canastas clave como el mate de Daum o el triple de Ozmizrak. “Había muchas emociones, lo único que sentía era emoción cuando mis compañeros hicieron esas jugadas”, reveló Enoch. “Estoy muy contento por ellos y por nosotros porque sé lo mucho que significaba ese partido. El Obra sigue otro año en la ACB y no podíamos estar más contentos por conseguir que nuestro duro trabajo nos llevase hasta ahí. No ha sido la mejor temporada pero al final lo conseguimos”, celebró el pívot.

Su objetivo es ganar los dos partidos que le restan al grupo, el miércoles 19 frente al UCAM Murcia en Sar y el domingo 23 en la pista del Hereda San Pablo Burgos. Después, un breve reposo... y de vuelta al gimnasio. “Lo primero que me gustaría es descansar un poco, que mi cuerpo vuelva a estar al cien por cien, y después seguir trabajando en mi juego”, apuntó el interior del Obradoiro, que se propone seguir ganando regularidad. Adivinar dónde puede estar su techo semeja ahora imposible.

BATALLA INTERIOR EN EL PALAU
“¡JUEGO CONTRA GASOL!”

··· Antes de sellar la salvación contra el Estudiantes, el Monbus Obradoiro vivió otro momento especial, pues el jueves se enfrentó a Pau Gasol, de vuelta al Barça a punto de cumplir 41 años. Para Steven Enoch también fue diferente pelear con una leyenda del baloncesto mundial. “No lo pareció, pero fue difícil mantener la concentración porque estaba pensando: ‘¡Estoy jugando contra Pau Gasol!’ Fue una batalla increíble, él demostró por qué es quien es, aunque tenga más de 40 años”, señaló el obradoirista. Ambos charlaron brevemente al esperar para someterse al control antidopaje y Steven solo lamenta no haber tenido más tiempo: “Me preguntó a qué universidad había ido, cómo había llegado hasta aquí...”, desveló.

11 may 2021 / 18:36
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.