Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
12:16
h

La Semana Santa

    LA SEMANA SANTA se planteaba casi decisiva en una rueda de enfrentamientos directos. El miércoles, el Obra sufrió una inapelable derrota ante el Zaragoza bajo la batuta del experto Dragan Sakota, con amplia trayectoria europea pero sin el conocimiento directo de los intríngulis de la liga ACB. Con dos jugadores recién incorporados, Mekowulu y Ferrari, cambió su dinámica ganando con facilidad al Obra y corroborando la mejoría sorprendió en el fin de semana al Barça, dormido y cansado mentalmente como todos los que jugando Euroliga. Están muy trallados por la tremenda carga emocional que supone jugar tres o cuatro partidos a la semana. Lo acusan en este momento de impasse antes de la final four o los play offs de la ACB.

    Lo que dejaron muy claro Ferrari y su colega es que cuando los jugadores son buenos, la adaptación se produce ipso facto y solo se trata de saber jugar muy bien a baloncesto. Algo parecido le ha ocurrido a Philip Scrubb que se ha adaptado muy pronto a jugar de 1, de 2 o de lo que haga falta. Su actuación en los dos minutos finales ante el Burgos fue soberbia, convirtiendo un triple fácil, porque estaba solo, pero muy difícil por su importancia dado el momento del partido. Le puso la guindilla con un canastón en una dificilísima entrada ante dos rivales que fueron a taponarle y de postre buscó con oficio la falta y convirtió los tiros libres en el momento más caliente.

    La sorpresa fue la titularidad de Vicedo que respondió a esta con una excelente actuación en casi 31´, con 4 de 5 en triples, 4 rebotes y gran solidez defensiva. Después de no haber jugado en los últimos partidos tiene un gran valor añadido. Meritorio fue el caso de Zurbriggen, decisivo en el parón anotador de Benite, que nos estaba matando. Le metió la primera canasta, pero después lo hizo sufrir y lo mandó al banquillo. También estuvo muy acertado en ataque.

    En la zona rival, Birutis hizo mucho daño y Thomas Scrubb cumplió como acostumbra. Sacó una falta de ataque a Nnoko muy valiente y decisiva. Hobss, con 8 asistencias, fue otro de los destacados dentro de un triunfo coral en una pista con mucho público y presión. Una derrota en Burgos hubiese supuesto una Semana de Pasión, como la del Andorra, que cedió ante el Betis en otro enfrentamiento directo. Ganar en Burgos supone restar al rival directo, sumar una victoria y ganar el basket average, que a estas alturas es un botín suculento, en una temporada de infartante igualdad en la zona de descenso.

    Ante los duelos directos que se avecinan el problema es que uno de los dos suma y el que sumen cualquiera de los que están abajo hace que sea muy difícil aventurar lo que pueda suceder en estos cinco partidos que restan. Al Obra le esperan rivales de pedigrí con casuísticas diferentes. Unos no pueden descuidarse para poder entrar en el play off, caso del Gran Canaria que viene a Sar el domingo, y del Murcia, al que hay que visitar a continuación. Y los otros, Real Madrid, Joventut y Valencia, son todavía más peligrosos porque tienen que hacer los deberes para estar entre los cuatro primeros.

    En el horizonte un calendario muy duro, pero al Baxi Manresa se le podría apellidar con el superlativo de durísimo y cayó en Sar. Hay que continuar jugando al mismo nivel que se jugó en Burgos y si se puede mejorar, que sería lo óptimo para poder seguir sumando y tener la tranquilidad de no depender de lo que hagan los demás, que por lo menos lo tienen tan complicado y difícil como el Obradoiro. Algunos mucho más.

    19 abr 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.