Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 13 mayo 2021
09:09
h
{ REFLEXIONES }

La Superliga y lo poderoso que es el fútbol

EL DEPORTE nacional es la crítica y el rajaneo sin sonrojarse. Todos sabemos de fútbol y de política, pasamos por el forro lo que dice la academia de la lengua: opinión es juicio o valoración que se forma una persona con respecto a algo o a alguien. También dice que cuando alguien anda en opiniones se está poniendo en duda su crédito o estimación.

Todos sabemos y opinamos del fútbol, sin fundamentos; las personales, como ésta, no tienen repercusión ni importancia. A las vertidas en las TV se le otorga veracidad, sin más. Llevo días escuchando y viendo tertulias donde se pone en tela de juicio el trabajo y entrenamiento de los futbolistas. Los comparan con otros deportes. Muchos piensan que los futbolistas son unos privilegiados, que trabajan poco y cobran mucho. Eso es para muy pocos. Mi reflexión va encaminada hacia la ligereza con que se emite una opinión y se da veracidad y crédito a lo expresado. En una tertulia se comparaba al jugador de fútbol con el ciclista. Supuestamente entendidos decían que un ciclista realizaba muchísimo más esfuerzo que un jugador de campo porque el ciclista, durante una etapa, está más de dos horas seguidas encima de la bici a 180 pulsaciones por minuto. Sólo me atrevo a mencionarlo y dejo que vosotros lo valoréis.

El trabajo del jugador de fútbol depende de varias fuentes de energía y va ligado al puesto en el campo, además tiene dependencia directa del sistema perceptivo decisional y de ejecución biomecánica. El jugador de fútbol es parte de un deporte reglado en un espacio y un tiempo delimitados, con reglas estrictas, supervisadas y sancionadas por un humano, donde el jugador percibe información de muchas variables como son su posición en el campo, su orientación, trayectorias y situación del balón, además de los movimientos de sus compañeros y los rivales. Analiza todo esto en milisegundos y entre muchas variables elige una acción y luego ejecuta utilizando la fuerza física y técnica del fútbol.

A nivel mundial este deporte está organizado y controlado. Todos somos conscientes de la repercusión social y económica que tiene y lo que influye en la vida de las personas como práctica profesional, amateur y como ocio.

El fútbol es una organización muy poderosa, más de 250 países integran la FIFA, y tiene más de 300 millones de practicantes con licencia. Se visualiza por todo el planeta, involucrando a pequeños y grandes territorios, y se utiliza el fútbol para ayudar al desarrollo de los países. Alguien importante de esta organización dijo: “Es maravilloso comprobar lo poderoso que es el fútbol”.

Saltó la noticia como una bomba: el anuncio de la Superliga. No es una gran sorpresa, en estas líneas hice referencia a esta posibilidad y pronta puesta en marcha de la misma. Ahora los medios hablan de guerra en el fútbol y de su frontal oposición. Me parece difícil parar la iniciativa. Tal vez no sea tan malo.

El sábado se jugó la Copa del Rey, sin público en La Cartuja de Sevilla. El Barcelona no dio ninguna opción al Bilbao y se lleva el trofeo a sus vitrinas: superior en todas las facetas del juego. Fue un espectáculo digno de masas. En otras circunstancias habría fiesta más de una semana.

21 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.