Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 28 junio 2022
18:39
h

Las variables colectivas

MONBUS OBRADOIRO se encuentra en una readaptación constante semana a semana por la acumulación de jugadores en la enfermería. Además, el reciente fichaje por parte del club compostelano de Edgar Vicedo es un movimiento de mercado obligatorio para suplir esas ausencias, donde sus cualidades técnicas, físicas y experiencia en la competición, ayudarán enormemente al trabajo diario del equipo desde diferentes puestos.

Por el contrario, Valencia Basket se encuentra en pleno apogeo. Cuatro de sus últimos seis partidos los cuenta por victorias y recuperando lesionados, principalmente de sus hombres altos. Manteniéndose en zona alta de la competición local y europea, los de Joan Peñarroya son un auténtico rodillo ofensivo. Los jugadores del Valencia se mueven como una sola unidad, generando múltiples posesiones gracias a su alta capacidad en el 1 contra 1 y rebote ofensivo; dato estadístico que se ve agrandado en parte a su versatilidad a la hora de cargarlo con aleros fuertes que ayudan al juego interior a sacarle la máxima producción posible.

Esas ventajas que sacan en la zona se ven recompensadas en su movimiento por espacios. Castigan la espalda del defensor, ocupando las esquinas en todo momento y abriendo el campo con sus pívots jugando por encima de la línea de tres puntos. Todo ello genera una enorme cantidad de puntos asistidos y un vendaval de acierto desde el perímetro que, en ocasiones, les juega una mala pasada por la acumulación de pérdidas de balón por ese exceso de tiempo en sus posesiones.

Ante estas plantillas que tienen mucho y de todo, no puedes centrarte en individualidades. Su bloque interior con Labeyrie, Tobey, Williams y Dubljevic generarán patrones similares en el bloque defensivo gallego para contrarrestar el rebote y los espacios al abrir tanto el campo, sacando a nuestros interiores a defender al perímetro.

Debido a las necesidades del guion, los compostelanos tendrán que continuar con las variantes de posición de muchos jugadores. Supone un esfuerzo enorme que limita el bagaje táctico del equipo, incluyendo la parte defensiva en las acciones de dos contra dos en bloqueo a la hora de decidir el plan de partido.

Las claves de la victoria del conjunto gallego en La Fonteta pasan por anular su faceta reboteadora y aprovecharse de sus numerosas pérdidas de balón con puntos que produzcan parciales que nos mantengan vivos en el marcador.

23 dic 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.