Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 13 junio 2021
17:43
h
{ EL DÍA DESPUÉS }

Los deberes ¡HECHOS!

LA GÉNESIS del éxito estuvo en la confección de la plantilla, que a principio de la temporada era una incógnita puesto que del posible rendimiento de Birutis o Enoch no se podía entrever nada, al ser dos apuestas sin un gran bagaje deportivo detrás. Robertson, Ozmizrak y Cohen sí tenían un currículum contrastable y Suárez era un jugador de sobra conocido por su historial. La gran sorpresa la dio inicialmente Birutis y la eclosión de Enoch tardó, pero ha sido brutal.

Robertson ha dado un grandísimo rendimiento y ha sido un tirador distinto, capaz de generarse el tiro por sí solo aparte de ser capaz de tirar saliendo de un bloqueo, que venía siendo lo habitual en los fichajes del Obra para ese puesto.

La lesión de Ozmirak trastocó todos los planes y el fichaje de Oliver y su renovación por toda la temporada fue una urgencia necesaria. La lesión de Pepe Pozas fue un palo muy grande que poco a poco fueron supliendo el buen hacer de Oliver y la recuperación de Ozmizrak. Álex Suárez ha funcionado muy bien en todos los sentidos, dentro y fuera de la pista, y solamente Cohen no ha rendido conforme a las enormes expectativas que se habían generado por su experiencia y polivalencia.

Creo que esta ha sido una de las grandes o mejores plantillas del Obra y gracias a su calidad y al encaje de bolillos que ha tenido que realizar más que nunca Moncho, con su discurso y con su trabajo, ha permitido hacer los deberes con presteza cuando la terrible situación generada por la pandemia estaba más álgida.

Tener la permanencia asegurada a falta de dos jornadas y con el buen sabor de boca de haber salido victoriosos de Madrid tras el partido contra el Estudiantes, algo inédito hasta ahora, hace que todavía se pueda considerar más meritoria lo conseguido, para más inri, sin público en Sar. Con él, apretando como siempre, seguro que hubiesen caído en el saco uno o dos partidos más.

En resumen una gran temporada, para sentirse más que satisfechos ya que hace un mes la situación era muy difícil y el miedo nos había invadido por las posibles secuelas que lesiones y coronavirus podrían haber producido.

No me puedo olvidar del consejo de administración del Obradoiro, de su valentía y de sus narices para gestionar una situación económicamente caótica y con grandes toneladas de incertidumbre y sin visos de futuro a la presencia o no de público, fundamental en el modelo económico-social de esta entidad. La gran plantilla confeccionada -estoy seguro que en condiciones normales estaríamos hablando de opciones de play-off-, y la tranquilidad y aplicación en la gestión de la misma por sus creadores, la dupla M&M, ha sido la clave de este nuevo exitazo, aunque me imagino que ambos, Mateo y Moncho, habrán pasado por muy malos momentos y sufrido como nunca.

Ahora se abre un período de tranquilidad hasta que la temporada finalice para tener que retomar de inmediato la evaluación y poder planificar el futuro, otra vez con la espada de la incertidumbre pandémica encima.

Ahora toca vivir el presente, ser felices y sentirse muy satisfechos por tener los deberes hechos ya con notas brillantes previas a la evaluación final, en casa frente al UCAM Murcia y frente al San Pablo Burgos fuera.

¡¡Enhorabuena a todos!!

11 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.