Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
02:23
h

Obra-Real Madrid: dos

    EL OBRADOIRO jugó un partidazo en todos los aspectos del juego. En fase ofensiva tuvo un nivel de acierto muy grande en los triples, en los tiros de dos y solo hizo el borrón en los tiros libres, que en partidos así deciden.

    En defensa estuvo en general a un nivel altísimo en los duelos individuales, pensando en que enfrente estaba todo el elenco de estrellas que militan en el Real Madrid y además descansados e incluso con tiempo suficiente para preparar a conciencia el partido, circunstancias que sin haberse clasificado de forma brillante para la Final four de la Euroliga no se hubiesen producido.

    La zona que le planteó Moncho les creó muchísimos problemas y errores, y salvo un par de despistes casi consecutivos en los que Jefrey Taylor tiró solo, tuvieron que trabajarla mucho con Llull muy acertado, al igual que Abalde. El partido fue el mejor de la temporada con diferencia y el Obradoiro mereció el premio de la permanencia, aunque sobraron dos décimas, cuando Abalde se encuentra solo un tiro de Llull que ni se acercó al aro. Y también sobró algo más.

    Primero la falta de Deck sobre Birutis, que tras fintar este, saltan muy arriba él y Poirier y Deck al bajar suelta los remos, Arnau Padrós no pita nada y la falta se convierte en un robo de balón. Poco tiempo después, Hobs sube el balón por dónde no debe hacerlo un base en un momento decisivo, pensando en la jugada que va a hacer y otra vez Deck, que va a su lado como corriendo al despiste, de pronto extiende su brazo derecho con contacto previo y acto seguido, por detrás el izquierdo, Hobs cae y Padrós no pita nada y balón para el Madrid.

    Y nos queda la última, el mate de Birutis que es falta de Poirier clarísima porque salta a taponarle, no lo consigue, pero hay contacto también muy evidente. Son tres acciones que si se producen al revés, son tres faltas que serían pitadas a favor del Real Madrid, de eso no tengo la menor duda. Volvió a salir Cruz, pero esta la pongo con mayúscula porque es muy diferente a muchas de las otras ocho en las que el Obradoiro perdió por no hacerlo bien o por cometer errores de bulto a veces imperdonables.

    En este partido pudo ganar cualquiera, sobraron esas dos décimas para que El Peque de los Abalde nos martillease con su última canasta. Sin el “más....” de los errores arbitrales hubiese tenido el Obra muchas más opciones para ganar con todo merecimiento. La derrota es un mazazo y otra vez con los de abajo apretando. Final de liga de infarto con la ventaja de depender de uno mismo, aunque los rivales sean Joventut y Valencia, o de que los demás perseguidores no sean capaces de ganar sus partidos, aunque hoy por la tarde, Zaragoza o Andorra tendrán una victoria más y el sábado serán o Burgos o Fuenlabrada los que sumen otra, al medirse entre ellos.

    Y felicito a las cadetes del Balidea Obradoiro que de modo muy brillante se han proclamado nuevamente Campeones gallegos ganando 90-72 al Ensino de Lugo. El próximo fin de semana a jugar en tierras gaditanas el Campeonato de España ante Valencia, Estudiantes y Cajasiete Canarias, sus muy difíciles rivales.

    A disfrutar, competir y aprender. ¡Enhorabuena!

    10 may 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.