Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 13 mayo 2021
11:10
h

Once jugadores con contrato en el Compostela tras cerrar las primeras renovaciones

Casas y Samu ya ampliaron su vinculación durante la temporada // La continuidad de Saro, automática por el número de partidos

El hecho de no jugarse nada en las últimas jornadas hace que el trabajo en los despachos del Compostela pueda empezar con mayor antelación de lo habitual. Esta es la semana en la que el club comienza los contactos con Yago Iglesias para abordar la posible renovación del técnico, paso previo a empezar a configurar la plantilla. Cuando el director deportivo, Manuel Castiñeiras, empiece a negociar con el plantel ya tendrá parte del trabajo hecho, con hasta once jugadores con contrato en vigor.

En la otra vertiente, once son también los futbolistas que terminan su vinculación con la entidad blanquiazul, y se prevé que algunos en particular recibirán más de un ofrecimiento para cambiar de aires. Es tiempo de negociar para Manuel Castiñeiras, quien este verano tendrá trabajo doble, al participar también en la confección de la plantilla del Sigüeiro, que actuará como filial de la SD.

CONTINÚAN. Diez son los futbolistas de la actual plantilla que seguirán defendiendo la camiseta del Compostela la próxima temporada, a los que se les añade el regreso de Queiruga, tras su cesión en el Arzúa. Los guardametas Pato Guillén y Borja Rey, el lateral Jimmy, los mediocentros Roberto Baleato, Joel López y Pablo Antas, y el mediapunta Josiño afrontaban este curso disponiendo todavía de otro más con contrato en vigor.

A ellos se les sumaron Álvaro Casas y Samu, a los que el club ofreció la renovación durante la temporada en curso. Dos de los capitanes y de los futbolistas de la plantilla con más partidos en el Compostela seguirán defendiendo la camiseta blanquiazul. El más reciente en unirse al grupo de los que continúan es Saro. El lateral derecho consiguió la renovación automática en la campaña de su debut en Segunda B por el número de partidos disputados.

La línea defensiva aún contará con otro integrante más después del verano, siempre que Jorge Queiruga, cedido en el Arzúa, convenza al técnico para ocupar un puesto en la plantilla. El zaguero es un fijo en el centro de la retaguardia tras la llegada de Chus Baleato al banquillo de O Viso, al igual que lo fue anteriormente con Javi Rey. El joven central participó en un total de veinticuatro partidos (de los veintisiete disputados por el equipo), llegando a marcar dos goles.

TERMINAN CONTRATO. A diferencia de la temporada pasada, en la que casi la totalidad de la plantilla renovaba automáticamente con el cambio de categoría, este año la permanencia no viene con la continuidad bajo el brazo para la otra mitad del plantel. Once son los jugadores que terminan su vinculación con el club, de los cuales se espera que sigan varios, si bien a algunos les sobrarán las ofertas. Sergio Pereira, David Soto, Guille Torres, Juampa, Bicho, Miki, Brais Abelenda, Gabri Palmás, Hugo Sanmartín y Primo solo han firmado hasta junio del presente año. Además, Matías Vesprini termina su cesión, si bien su contrato con el Lugo también expira el próximo mes.

El deseo de seguir de algunos de estos jugadores es de sobra conocido. El central Guille Torres expresaba la semana pasada en estas mismas páginas su disposición a continuar en el equipo y en la ciudad, y el balance del club tras su primera temporada en el Compostela también es satisfactorio.

Pero si hay alguien feliz vistiendo la camiseta blanquiazul ese es Juampa, que este verano volvía a su casa. Sin embargo, aunque ha participado en prácticamente todos los partidos, el futbolista de origen bonaerense suele ser el primer cambio de Yago Iglesias, disfrutando solo de cuatro encuentros al completo, de los veinte que ha jugado. La incógnita está en ver si el jugador otorga algún peso a esta situación a la hora de tomar una decisión.

‘THE BIG FOUR’. En cuanto a posibles salidas hay cuatro jugadores, principalmente, a los que se dirigen todas las miradas. La actuación del equipo en el regreso a Segunda B ha sido de nota en términos colectivos, con un crecimiento individual generalizado futbolista por futbolista. Aun así, hay casos particulares que han brillado con luz propia y que quedan libres al término de la presente temporada. En esa situación se encuentran David Soto, Bicho, Miki Villar y Brais Abelenda. Indiscutibles para Yago Iglesias, los cuatro son los futbolistas del Compostela con más cartel, y no sería extraño verlos incluso en una categoría superior a la Segunda Federación la próxima campaña.

Aunque se prevé que les lleguen varios ofrecimientos en el club no arrojan la toalla antes de jugar la partida. Si bien en la zona noble del Vero Boquete son conscientes de que retener a los cuatro se presenta prácticamente como misión imposible el reto es intentar que al menos uno o dos sí puedan repetir curso en San Lázaro.

Se avecinan tiempos de negociaciones para el Compostela. Con las limitaciones que impone la economía frente a otros clubes con carteras más potentes el proyecto deportivo volverá a ser una de las bazas principales que ejerza atracción tanto para afrontar las renovaciones como para atraer a aquellos futbolistas que se sumen el próximo año.

04 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.