El Correo Gallego

Deportes » Polideportivo

Víctor Arufe Giráldez: “La formación no acaba con los estudios en la universidad”

Profesor de la UDC

ANDRÉS BARREIRA SANTIAGO   | 17.04.2011 
A- A+

La obtención del título de licenciado o graduado debe ser el inicio de una nueva etapa formativa de cualquier profesional del deporte y la Educación Física, así lo afirma Víctor Arufe, docente de la Universidad de A Coruña. Según Arufe, el título de licenciado tan sólo significa licencia para estudiar, a partir de ahí, el alumno debe seguir formándose. Precisamente, este profesional participará en el VII Congreso Nacional de Ciencias del Deporte y la Eduación Física a celebrar del 5 al 7 de mayo, en Pontevedra

¿Qué complejidad tienen las Ciencias del Deporte?

Los profesionales del deporte, a diferencia de otros profesio­nales, tenemos un gran reto, que es el de adquirir una formación multidisciplinar. No tenemos una ciencia propia, sino que nuestra formación se basa en un conjunto de ciencias, por lo que los esfuerzos formativos son mayores. Tenemos que tener una buena base de conocimientos en el área de la pedagogía, psicología, sociología, ergonomía, biología, fisiología, anatomía, kinesiología, etc.

¿La formación debe ser un medio o un fin?

Cuando hablamos de formación no debemos entender a esta como un punto y final, sino como una de las características que definen la profesionalidad. Muchas veces los jóvenes piensan que por el hecho de tener unos estudios universitarios ya tendrán un puesto de trabajo. Actualmente esto no sucede, hoy en día acceden al mercado laboral las personas que demuestren una mayor formación.

¿La sociedad necesita de profesionales del deporte y la Educación Física?

Todavía no somos conscientes de los gastos que podría ahorrar un país si tuviese una buena política socio-deportiva. Una población más sana supone un menor gasto de medicamentos, ingresos hospitalarios, bajas laborales, etc. El ejercicio físico programado y bien dirigido actúa con una doble función en la salud de los ciudadanos, por un lado como rehabilitador o atenuador de ciertas patologías asociadas al sedentarismo y por otro lado actúa como medio de prevención de dichas patologías mejorando la capacidad funcional del sujeto.

¿El abandono deportivo es una responsabilidad de los técnicos del deporte?

A veces la preocupación de muchos técnicos deportivos es cómo detectar posibles talentos, cuando realmente lo que debiera de preocuparnos es conocer cómo es posible que niños que en su día se sintieron atraídos por el deporte lo abandonen años más tarde. La respuesta seguramente sea multifactorial, pero una gran parte de culpa de este abandono debe asumirlo el profesional del deporte, pues en muchos casos no ha logrado transmitir uno los principios pedagógicos de la educación motriz, la adherencia al entrenamiento. Nos obsesionamos con los principios del entrenamiento deportivo, pero descuidamos los principios psicopedagógicos,