Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 04 julio 2020
02:59
h

Referencia escolar y de formación por el mundo

    NO HAY MEJOR barómetro para comparar que las vivencias personales y en el sitio. Mis actividades en Portugal y en Gibraltar me ofrecen la opción de contrastar todos estos pareceres de formación y niveles de conocimientos.

    Digo en voz alta que nuestra formación, la gallega, es de primerísimo nivel. En la Escuela Gallega de Entrenadores se realizan todos los niveles de formación para los técnicos. Depende de la Escuela Nacional y ésta a su vez de la UEFA, que implanta nuevo plan de estudios. Todas estas titulaciones tienen reconocimiento y valía a nivel internacional, que prevé la convención de la UEFA sobre Titulaciones Técnicas. Tanto la UEFA como la FIFA sólo reconocen las titulaciones que se imparten en sus organismos.

    En el país vecino, la Federación Portuguesa también sigue las directrices de la UEFA en materia docente. Aquí son seguidores acérrimos de la Periodización; aunque se le achaca a Mourinho, no es el verdadero padre de este método de trabajo: el germen lo creó Víctor Frades. Grandes profesores, como Julio Garganta, Francisco Pina, Manuel Soares, William Amaral... contribuyeron a la importante progresión en el futbol luso, tanto que a muchos técnicos se los rifan por el mundo.

    En estos momentos lo estoy viviendo en Gibraltar, aquí todavía no lo domino; se realizan cursillos básicos de aquella manera. Para obtener el nivel 3 tienen que ir a Gales, en convenio con esta federación. Hace un tiempo estaban vinculados a Irlanda.

    Poca gente sabe que la Asociación de Fútbol de Gibraltar es una de las más antiguas del mundo, estuvo afiliada a Inglaterra desde 1909 y ahora es miembro de la UEFA desde 2013, y FIFA desde 2016. El campeón de liga juega la preliminar de la Champions, y el segundo y el tercero, la de la Europa League. El campeonato se disputa en el Estadio Victoria, único para todos los equipos, así hay partidos de liga casi todos los días. También se juegan la Rock Cup y la Copa Pepe Reyes.

    En España la liga del covid sigue dando sorpresas. El Celta le echó un pulso al Barça. El partido dejó un aviso, incluso Suárez dijo que los entrenadores están para algo, ojo al dato. Culpan a Antoine Griezmann en vez de alabar la habilidad y pillería de Aspas. La mala sorpresa la dio ayer el Celta.

    Al Deportivo no le llegan 90 minutosde juego y estará agradecido a la prolongación, eso sí que es aprovechar regalos y alargues. Sea como fuere, estas victorias dejan levantar la cabeza. Las expectativas inalcanzadas, el descalabro total y el renacimiento posterior, todo y un poco de cada uno se plasmó contra la Ponferradina.

    La victoria final mitiga el lío en el que se podrían haber metido los de Fernando. A un suspiro de echar por tierra la victoria lograda en Elche y ese efecto anímico de ganar y con un jugador menos a uno de los equipos de la parte alta. Los últimos minutos fueron una locura y dejan encaminada una salvación que se veía imposible. De nuevo, Fernando Vázquez corrió la banda.

    Desde que ganó al Tenerife en la primera vuelta, el Deportivo pasó de estar a nueve puntos de la permanencia, a aventajar en cuatro las plazas de descenso. Ayer, precisamente en Tenerife, otro puntito en el añadido... y la meta, al alcance de la vista.

    01 jul 2020 / 01:00
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.