Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 29 noviembre 2022
02:18
h

Sorpresa: se enquista la compra del Compostela

Antonio Quinteiro, presidente, y Jota Peleteiro tuvieron que retomar las negociaciones

Las negociaciones para que Jota Peleteiro pueda hacerse con el Compostela se han enquistado. De la inminente firma, anunciada la semana pasada, a la situación actual se ha producido una ruptura de negociaciones entre los respectivos equipos de abogados encargados de llevar el acuerdo a buen puerto. Pero entre Antonio Quinteiro y el exfutbolista del Celta han retomado las conversaciones en primera persona para tratar de reconducir la situación.

Sin embargo, esa negociación podría encontrarse con otros inconvenientes, toda vez que no se producirá una compra como tal, ya que el Compostela no es una SAD, sino una sociedad deportiva sin ánimo de lucro.

Para que el cambio de dirigentes se produzca, la actual directiva debería aprobar la entrada de nuevas personas para regir el club, o bien cesar en sus funciones. Una serie de cláusulas en el contrato de más de veinte páginas para la compra de la deuda que la entidad tiene con su actual presidente es el principal impedimento, y lo que ha provocado la fractura en el seno rector de la entidad.

En el acuerdo que se pretende firmar entre el actual máximo mandatario de la sociedad deportiva, y quien pretende hacerse con las riendas, se traspasaría parte de la cantidad que Antonio Quinteiro adelantó al Compostela. De esa manera se buscaría alcanzar el traspaso de poderes, pero éste tiene que llegar con la aceptación, por acuerdo o con la dimisión, del resto de directivos.

En las oficinas situadas en el Vero Boquete de San Lázaro la incertidumbre es grande. Desde el pasado jueves, fecha en la que los dos equipos de abogados pusieron punto final a la negociación sin alcanzar un entendimiento, el club se encuentra en una situación actual de desconcierto y paralización.

Se espera que, a lo largo de la jornada de hoy, los actuales directivos de la SD reciban una copia del acuerdo alcanzado entre Antonio Quinteiro y Jota Peleteiro, quienes pretenden mañana tener el visto bueno para de ese modo poder estampar las firmas correspondientes.

Sin embargo, fuentes vinculadas al entorno de la negociación se muestran poco optimistas, ya que antes de aceptar cualquier convenio querrán estudiar al mínimo detalle los escritos con sus respectivos abogados.

En el citado borrador presentado la pasada semana, rechazado por Quinteiro, los miembros de la junta actual no quedaban eximidos de responsabilidades en caso de que se produjesen algún tipo de inconvenientes futuros.

Por otra parte, la vinculación afectiva con la entidad también juega su papel, ya que esas mismas fuentes apuntan que la llegada de la nueva directiva podría dejar en el aire los convenios con el Sigüeiro, firmado recientemente, y con el Conxo, acordado y pendiente de rúbrica.

El terremoto provocado en los últimos días, tanto por la falta de comunicación por parte del actual presidente como del posible futuro rector, ha sembrado de dudas a los empleados del club compostelano, que ven peligrar sus puestos de trabajo.

Entre los afectados estarían Miguel Fernández, nombrado hace un año director de marketing y desarrollo de negocio de la SD Compostela, y Manuel Castiñeiras, director deportivo de la entidad, cuyo trabajo para confeccionar el plantel de cara a la próxima temporada se ha visto frenado.

deshacerse de alguno de los emblemas del vestuario del equipo blanquizul La intranquilidad también habría llegado a la plantilla. Ocho jugadores tienen contrato en vigor con el Compostela, pero, según ha podido saber EL CORREO GALLEGO, el desembarco del equipo liderado por Jota Peleteiro a Santiago estaría acompañado de la idea de deshacerse de alguno de los emblemas del vestuario del equipo blanquizul como Pato, Casas o Fernando Beltrán.

La operación de compra comenzó a fraguarse desde el primer contacto entre el futbolista barbanzano y Antonio Quinteiro el año pasado, y cogió velocidad de crucero a partir del tramo final de liga. La de hoy será una jornada clave porque se espera que los actuales directivos reciban la documentación, que podría significar dar el visto bueno a la operación y dejarla encarrilada para firmarla en los próximos días

21 jun 2022 / 01:09
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito