Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 13 abril 2021
02:00
h
{ REFLEXIONES }

Transformar jugadores en un equipo

LLEGÓ a Guipúzcoa la Copa del Rey con un año de retraso, jugada en la intimidad y con más pena que gloria en el campo, sin espectadores, pero arrasó en Telecinco con una alta cuota de pantalla. Sentí tristeza porque este hecho y este espectáculo no pudo compartirse con el pueblo. Volveremos a la Cartuja el día 17, donde el Athletic tendrá la segunda opción ante el Barcelona. El destino nos da dos finales en el mismo mes y en el mismo escenario.

El fútbol gallego continúa con toda su esencia, en una jornada de regalos en varias direcciones. La segunda fase da para sacar la calculadora, con las misma virtudes y defectos pasando de la euforia a la depresión en cuestión de minutos, males que se alteran cada semana según el resultado.

El Celta asegura la tranquilidad, en modo de permanencia, a través de los regalos del rival. Digo yo qué mala formación tienen algunos profesionales del balón, no distinguen ni entienden que las zonas del campo son para jugar de forma diferente. No pido la excelencia táctica, pero deberían saber que en la zona de iniciación hay que aplicarse con máxima seguridad y mínimo riesgo.

La relación con el balón, con los espacios, orientada a la organización individual y la colectiva debe ser una máxima del juego, sin privar de la autonomía y creatividad, gestionando el juego para los distintos momentos y diferentes requerimientos. Inteligencia colectiva a través de toma de decisiones y de acciones individuales, para que los entrenadores puedan transformar los jugadores en equipo. Miro a los jugadores y me pregunto qué es, qué hace, cómo lo hace y dónde. Mientras se permitan caprichitos a los jugadores esto no tiene arreglo. El egoísmo ensombrece al equipo.

El Lugo camina hacia el precipicio, tres derrotas seguidas son argumentos más que sobrados para que el presidente haga lo que más le gusta, que es cesar a técnicos.

La Segunda B inició la nueva fase de la competición, con un mal día para Compostela y el Celta B, el Coruxo en su línea empatando en casa, un mal menor porque la derrota sería catastrófica. En los otros enfrentamientos con los asturianos salieron vencedores Deportivo, Racing de Ferrol y Pontevedra, apretadamente, pero ganaron. Galicia gana a Asturias.

Esta primera jornada fue de un valor incalculable, pero seguimos esperando la mejoría de los nuestros, es bien cierto que, en estos momentos, la victoria vale más que tres puntos.

En Tercera dieron un paso de gigante Bergantiños y Arenteiro, ya tocan el ascenso. Carballo y Carballiño van de la mano hacia arriba. Me sorprenden muchos resultados de esta jornada. Pensaba que el grupo sur era más fuerte que el norte y estos resultados obligan a revisar mis previsiones. Los enfrentamientos dan seis victorias del norte, cuatro del sur, un empate y partido suspendido, cierto que los del sur jugaron todos como visitantes. En muchos partidos los resultados y las sensaciones fueron por derroteros diferentes.

En Preferente grupo Norte B, Dubra gana en Xallas, Noia empata en A Pobra y Boiro aplaza su partido con O Pino por casos de COVID-19; están a la espera de lo que diga Sanidad, con los consiguientes problemas que acarrea la situación y el sometimiento a la cuarentena.

07 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.