Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 14 junio 2021
15:05
h
{ LA PIZARRA }

Turno para el líder más sólido

Ambos conjuntos no se ven las caras desde el mes de octubre y han ocurrido muchas cosas desde entonces. En aquel momento el Obradoiro estaba intratable con una buena racha de victorias, mientras que el Real Madrid sufría altibajos en su juego. Todo eso ha cambiado radicalmente; los visitantes solo han perdido un partido de las 24 jornadas disputadas hasta la fecha y afrontan el tramo final de la fase regular en la competición continental con un calendario exigente donde luchan por aguantar esas últimas plazas del play-off.

El equipo dirigido por Pablo Laso está tirando de oficio en las últimas semanas con un dominio interior aplastante que supera a casi cualquier rival. Al ser un bloque con jugadores que llevan jugando juntos varias temporadas, tienen mecanizados varios conceptos de ataque que aplican independientemente del esquema: juego sin balón con cortes permanentes al espacio desde lado contrario, encadenar situaciones de mano a mano con bloqueo directo, uno contra uno sobre lado de no-bloqueo, etc.

La amplia gama de quintetos que pueden mantener en pista hace que se sientan más cómodos para castigar las debilidades que tienen enfrente. Su mejora en las transiciones viene dada por un cinco más pequeño y rápido que comparten jugadores como Nico, Causeur, Carroll o Abalde; si el objetivo es exhibir todo el poder en la zona lo harán con exteriores de mayor tamaño como Taylor, Thompkins, Deck o Tavares. Será todo un quebradero de cabeza para los compostelanos solventar tantas variantes.

Lo mismo ocurre con su defensa. Tienen la capacidad de asfixiar con variantes en emparejamientos defensivos que impiden a cualquier rival mantener una regularidad en su juego de ataque, siempre bajo la premisa de superar por potencia física. Su punto débil se genera en ayudas de último hombre demasiado tarde y encadenar defensas de bloqueo iguales que permiten tiros liberados.

Con todo lo mencionado, la estadística refleja gran parte del éxito: mejor equipo en valoración, puntos, rebotes, tapones y tiros de tres por partido. Números que intimidan lo suficiente como para que tengan que focalizar sus esfuerzos en la defensa.

Su jugador más determinante hasta la fecha es Tavares, pero frenarle será una tarea colectiva. Como si de una partida de ajedrez se tratase, analizar cada acción y anticiparse a los movimientos del rival darán opciones de luchar por la victoria.

23 mar 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.