Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 22 julio 2021
01:00
h
La disponibilidad económica, las variaciones de fechas clave o las dudas en torno a la normativa para configurar las plantillas de ACB condicionan los movimientos del club santiagués en un verano que se presume largo TEXTO Óscar de la Fuente

Un mercado repleto de incógnitas para el Obra

Confirmada oficialmente la renovación de Moncho Fernández para continuar en el banquillo hasta junio de 2023, el Monbus Obradoiro ya puede empezar a dar pasos en el mercado. Como cada verano, armar el proyecto no resultará sencillo para un club con uno de los presupuestos más austeros de la Liga Endesa, pero a las dificultades habituales se unen una serie de incógnitas derivadas de un contexto inusual. En parte por la pandemia de coronavirus, pero también por cambios en la reglamentación que afectan tanto directa como indirectamente.

PRESUPUESTO. Es la primera clave, fundamental para despejar el resto de incógnitas. Para ir al mercado primero hay que saber cuál es el presupuesto para realizar ofertas, y el panorama parece más claro que hace unas semanas. En la presentación del acuerdo con Moncho Fernández, tanto el presidente del Obra, Raúl López, como su director general, José Luis Mateo, admitieron que todavía hay gestiones por delante para detallar la cifra exacta, pero también dejaron caer que en el peor de los casos no sufrirá demasiada variación.

El propietario de Monbus incluso apuntó que el objetivo es elevar ligeramente los 3,1 millones de euros del presupuesto 2020/21, aunque se antoje complicado alcanzar los 3,5 del último ejercicio prepandemia. Para ello se presume clave la ampliación del Consejo de Administración, como deslizó en su comparecencia ante los medios. Trazadas las líneas maestras, el Obra ya puede iniciar sus gestiones de mercado.

PLAZOS. Con una fase regular hipercomprimida y un play-off acortado por los brotes de COVID, la Liga Endesa terminará en unas fechas similares a las de otros años, entre el 15 y el 17 de junio. Otro tema es cuáles serán los plazos de contratación, especialmente los referidos al derecho de tanteo, que suelen activarse entrado el mes de julio.

Además, siempre se explica que son los equipos grandes los que inician el dominó de movimientos, y en su caso sí afecta directamente que la NBA concluya varias semanas más tarde de lo habitual. Puede haber salidas inesperadas ya avanzado el verano... o al contrario, opciones que hoy parecen imposibles. Por el funcionamiento del mercado, la incertidumbre afecta a todos.

EL DRAFT DE LA NBA. Cada temporada el Obra ha apostado por incorporar jugadores procedentes de las universidades estadounidenses. Así han llegado Steven Enoch, Mike Daum, Vladimir Brodziansky, Matt Thomas, Mike Muscala, Robbie Hummel... En esos casos los jugadores apuran sus opciones de acceder a la NBA, por lo que suelen esperar hasta después del Draft, que se ha retrasado más de un mes respecto a años anteriores (29 de julio), o de las Ligas de Verano, que se disputarán durante el mes de agosto, con los equipos de la Liga Endesa ya en pretemporada. “Va a haber muchos jugadores que por jugar esa Liga y apurar ese proceso hasta el final no vengan a Europa o no comiencen la temporada aquí, lo que supone que un número importante de jugadores desaparece de nuestro mercado”, reconoció Mateo el sábado.

LOS CONTRATOS DUALES. Son una amenaza creciente para clubes como el Obra. La NBA los creó en 2017 y su naturaleza no ha dejado de expandirse. Inicialmente permitían a cada equipo firmar bajo este régimen a dos jugadores con menos de cuatro años de experiencia para que alternasen la G-League (Liga de Desarrollo) y la NBA, con ciertos límites. Primero, los implicados no podían estar bajo la disciplina de su franquicia NBA más de 45 días en una temporada, y no se les permitía participar en el play-off. Por el COVID, esta campaña se amplió el cupo a 50 partidos (sin tope de entrenamientos) y después se eliminaron estos límites, dejando al jugador disputar tanto la fase regular como las eliminatorias sin la necesidad de bajar puntualmente a la G-League.

Está por ver si estos cambios han llegado para quedarse, como parece, pero además las compensaciones económicas para contratos duales se han elevado notablemente desde 2017 y se debate si ampliar de dos a tres el máximo por equipo. Para el Obradoiro esto añade más dificultades a la hora de convencer a las promesas para aparcar su sueño NBA y dar el salto a Europa.

MARCO DE CONTRATACIÓN. Había un acuerdo entre ACB (Asociación de Clubes de Baloncesto) y FEB (Federación Española de Baloncesto) para renovar el convenio de 2008 y cambiar los requisitos para configurar las plantillas, pero la oposición de la ABP (Asociación de Baloncestistas Profesionales) dejó el asunto en suspenso. “De momento tenemos que trabajar como si todo fuera a seguir igual porque si cambiara iba a poder elegirse entre varios marcos y el que tenemos ahora iba a permanecer”, señaló Mateo ante los medios.

Las plantillas de la Liga Endesa cuentan ahora con doce jugadores; entre ellos, un mínimo de cuatro cupos (jugadores formados en España) y un máximo de dos extracomunitarios. Ese panorama variaría con el nuevo acuerdo, que permitiría inscribir a un tercer extracomunitario siempre que hubiese más de doce fichas y un mínimo de cinco cupos. Esta última cifra es considerada escasa por el sindicato, que no desea dar el visto bueno al tercer americano si la presencia de españoles en las plantillas no aumenta todavía más. Este contexto también condiciona a la hora de moverse.

... Y VARIAS CERTEZAS. A inicios de junio hay bastantes dudas encima de la mesa, pero el Obra también cuenta con cimientos sólidos para fichar. “Jugamos en una Liga que es de mucho nivel a la que los jugadores quieren venir, somos un proyecto serio, ya llevamos una trayectoria de años y tenemos una ciudad estupenda con una afición increíble. La gente lo conoce y los jugadores hablan entre ellos con lo que también tenemos atractivos como para volver a componer un equipo competitivo”, confía Mateo, quien añade que antes resultaba más complicado firmar contratos multianuales.

La renovación de Moncho Fernández es la primera piedra del Obradoiro 2021/22, pero en los despachos se prevé un verano largo.

08 jun 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.