Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 02 julio 2022
21:05
h

Un poco más

    CUANDO se juega un partido que si se gana tiene como consecuencia el gran premio de la permanencia, hay que exigirse un poco más o un mucho más de esfuerzo. Con un comienzo fulgurante, 0-10 y tras una primera parte muy buena, no se puede tirar todo ese buen hacer con un segundo cuarto repleto de errores en lo básico y malas sensaciones en todas las facetas baloncestísticas que no dependen del acierto.

    Cuando el otro equipo comienza a acertar lo normal por la calidad de sus jugadores, es necesario dar un plus o un requeteplus en todos los intangibles que dependen del ir a todas y a por todas, luchar con fe hasta los balones o rebotes imposibles, estar al mil por cien en cuanto a concentración y espíritu de lucha, en resumen, dar todos el máximo posible en la cancha. En ese segundo cuarto, cuando el UCAM comenzó a apretar el balón y las líneas de pase, el Obradoiro desapareció y nos volvió a recordar lo ocurrido en Sar en el primer partido, dónde nos desarbolaron físicamente una vez más. MacFadden nos dinamitó en un abrir y cerrar de ojos, y adiós al primer acto de certificación de la ansiada permanencia. Menos mal que al final se maquilló un poco el resultado con las canastas de Robertson, pero el partido fue desazonado sin la sal o la pimienta necesaria para por lo menos tenernos entretenidos durante la retransmisión, compitiendo o luchando para intentar volver a tener opciones. La realidad es que por la hora y lo visto, invitaba a dormir la siesta.

    Antes, en la mañana del sábado, el equipo EBA despidió la buenísima temporada realizada ante un Baskonia muy superior y acertado. Consiguió reponerse a los nervios y a la inexperiencia de una floja primera parte y cuajó, a base de lucha, un final de partido aceptable. Sisokko, que en la víspera le había metido 16 puntos al Leyma Coruña con 28 de valoración y los dos profesionales súper veteranos, Portález y Sole, nos mataron. Por la tarde el USC Obradoiro volvió a tener una gran actuación en La Estrada y obtuvo el título de campeón de la categoría ante el también ascendido, Calvo Xiria Carballo. Un poquito antes, los cadetes de Camilo Riveiro, ganaron con gran contundencia al Santo Domingo de Betanzos, vencedores en la mañana del Vedra Obradoiro que dio una exhibición de garra y baloncesto, a pesar de ser todos ellos cadetes de primer año.

    La próxima semana se juegan el Campeonato ante el otro finalista, Estudiantes de Lugo. El domingo en Huelva, excelente debut del Obradoiro Peleteiro en el Campeonato de España junior ante el Cajasiete Canarias, a pesar de la derrota. Se notaron las ausencias de Berthold y Doudou, que tuvieron que jugar, respectivamente, con el EBA y el cadete. Ayer lunes, ante el Joventut, campeón de Cataluña, se pudo competir en la primera parte, pero en la segunda la superioridad verdinegra fue total.

    Volviendo a la ACB, el peor rival de la próxima jornada de los loitadores por la permanencia lo tiene el Obra, a las 18 h. del domingo nueva oportunidad ante un Real Madrid descansadito y eufórico por haber conseguido brillantemente la clasificación para la final four de la Euroliga.

    Habrá que darlo todo para tener opciones.

    03 may 2022 / 01:44
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.