Las empresas gallegas buscan trabajadores: estos son los puestos más demandados

Achacan la falta de determinados perfiles a la falta de relevo generacional y de implantación de programas de FP

Se prevé que la hostelería acapare gran parte de la demanda durante los próximos meses de campaña estacional

Trabajadores cualificados en informática y nuevas tecnologías experimentan tasas de pleno empleo

Ordenador en industria

Ordenador en industria / Europa Press

Galicia busca cubrir la falta de profesionales en diferentes ámbitos de su mercado laboral. Así se desprende del informe publicado esta mañana por la empresa de Recursos Humanos Adecco, que identifica los sectores y las plazas con mayor demanda de empleo en la comunidad gallega.

Así pues, los trabajos relacionados con la informática son los primeros que Adecco señala como prioritarios, dado que -advierten- este sector “necesita incorporar perfiles a casi cualquier nivel”. En concreto, destacan la falta de desarrolladores web, personal de soporte, perfiles de ciberseguridad y especialistas de tecnologías en la nube.

El principal obstáculo, apunta también el informe, es la alta cualificación exigida por este sector, que limita el número de perfiles disponible y hace que estos trabajadores sean “escasos en el mercado”, dado que “gozan prácticamente de pleno empleo”. Además, constatan la dificultad para captar nuevos profesionales y la amplia brecha de género existente en estas ocupaciones, donde la presencia femenina es muy inferior a la masculina.

El siguiente ámbito comentado por la publicación de Adecco es el relativo a la distribución y logística, un sector que requiere operarios especializados, carretilleros, técnicos comerciales o conductores con carnet C y certificado CAP.

En la industria gallega se vive una situación similar, dado que, aunque la actividad industrial representa el 15 % del empleo y un quinto del PIB autonómico, se detecta una carencia de posibles empleados por la falta de relevo generacional que causa un importante desajuste entre oferta y demanda. La heterogeneidad de este sector hace que haya multitud de diferentes perfiles en demanda, aunque abunda la búsqueda de técnicos de mantenimiento, caldereros, carpinteros metálicos, pintores, mecánicos, soldadores o pulidores; así como personal especializado en prevención de riesgos laborales.

En el ámbito del comercio, un área de peso en la economía gallega, Adecco observa que son necesarios más dependientes, promotores de venta y figuras similares para cubrir las plazas vacantes.

Con todo, la firma prevé que el sector “estrella” en cuanto a demanda de empleo “en estos meses” sea la hostelería, dada la “acuciante” necesidad de incorporar perfiles cualificados para cubrir la demanda estacional que ya generó “dificultades” a los empresarios en años anteriores. La temporalidad de estos empleos y sus horarios, junto a otras condiciones, hacen que sea complicado dar con trabajadores con experiencia y formación para toda la oferta. En el informe se aprecia que, aunque las urgencias son mayores en cuanto a camareros de pisos y de banquetes, cualquier perfil “tiene fácil colocación dentro del mercado laboral” gallego.

Otra área, la del trabajo en oficina, también presenta dificultad para dar con suficientes perfiles de técnicos comerciales, de compras o controladores financieros; al igual que las centrales de contacto, que se hallan en “búsqueda continua de teleoperadores de venta” pese a haber iniciado un gran volumen de procesos de selección en los últimos años para reclutar candidatos.

Una actividad clave en la economía gallega, como la automoción, que facturó 13.000 millones de euros en 2023 y dio empleo a 25.000 personas -un 15 % del total en el sector industrial en Galicia- también trata de forma asidua de dar con nuevos jefes de mantenimiento eléctrico y mecánico, técnicos de automatización y robótica, jefes de turno, operaciones especializados y carretilleros.

Por último, en la alimentación, otro sector estratégico, faltan operarios especializados y carretilleros.

En su informe, Adecco realiza un breve comentario sobre la situación del mercado laboral gallego, que diagnostican que pasa por un “momento positivo” por la tendencia a la baja del paro y el incremento continuado de la ocupación. Esto genera que las ofertas de las empresas deban ser más competitivas para los trabajadores y puede conllevar desajustes con la demanda en determinados sectores.

Desde la compañía de recursos humanos achacan estas asimetrías a los “tradicionales desajustes entre la oferta formativa y la demanda de las empresas”, dado que hay tanto segmentos de población con estudios básicos con pocas opciones de empleabilidad; como una escasa penetración de planes de Formación Profesional o escasez de profesionales cualificados en ámbitos emergentes y de rápida expansión como las ingenierías o los campos STEM.

Además, se hace patente la falta de relevo generacional en sectores menos atractivos para las nuevas generaciones por sus condiciones laborales, su penosidad o su peligrosidad; tales como la construcción u otras ramas industriales, en los que los profesionales capacitados se están retirando sin que haya suficientes personas que tomen el testigo

El director de Adecco en Asturias y Galicia, José Oreiro, juzga “importante seguir apostando por una mayor colaboración público-privada de calidad”, una “adecuada gestión de los flujos migratorios” y campañas de “sensibilización del valor de muchos estudios y profesiones” que contribuyan a paliar estas ineficiencias del tejido laboral gallego.

Del mismo modo, anima a las empresas a “fidelizar” el talento del que disponen mediante propuestas de valor atractivas y completas; que tengan en cuenta tanto la retribución directa a los trabajadores como las posibilidades de conciliación o factores de responsabilidad social corporativa.