Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 24 noviembre 2020
01:04
h

Sahara: ¿un conflicto olvidado?

La descolonización del Sahara Occidental y su anexión por Marruecos y Mauritania dieron lugar en 1976 a un conflicto bélico que lleva más de cuarenta años empantanado tanto en el terreno militar como en el diplomático. A las propuestas del referéndum de autodeterminación y del plan de autonomía bajo soberanía marroquí propiciados por las Naciones Unidas se sumaron las propuestas de dividir el territorio.

Situados en el Noroeste de África a la altura del Trópico de Cáncer con una superficie aproximada de 266.000 kilómetros cuadrados similar a la mitad de España o casi tres veces la extensión de Portugal es el lugar donde viven los saharauis. La descolonización del Sahara Occidental y su anexión por Marruecos y Mauritania dieron lugar en 1976 a un conflicto bélico que lleva más de cuarenta años empantanado tanto en el terreno militar como en el diplomático.

A las propuestas del referéndum de autodeterminación y del plan de autonomía bajo soberanía marroquí propiciados por las Naciones Unidas se sumaron las propuestas de dividir el territorio. “Se movieron durante siglos cuenta el historiador José Ramón Diego Aguirre en su clásico libro Sahara, la verdad de una traición. Básicamente vivían de sus camellos, de sus cabras, de algunas ovejas para las que buscaban sus pastos realizando así un cierto tráfico caravanero. Islamizados en el siglo VIII pero sobre todo en el siglo XI, cumplían las prescripciones coránicas con fe y practicaban la hospitalidad del desierto”.

DE DÓNDE SON. Étnicamente son de origen bereber mezclados con orígenes árabes otras opiniones hablan de los nómadas, de los beduinos una forma de vida más que otra cosa. Cuentan con textos escritos además de una tradición oral en donde trabajan mucho el cuento y cuando hablan de una persona mayor lo hacen también de sus descendientes. “Y en España por pereza o por miedo a perder los tres harapos de un Imperio que nunca existió nadie parece atreverse a llamar por su propio nombre a las cosas que ocurren en Marruecos.

Muchos han estado en las cárceles en donde quisieron destruirles el cuerpo y el espíritu pero han salido muy fuertes” Estas palabras han sido quizás uno de los muchos motivos por los que el profesor Alberto Maestre Fuentes haya hecho pública su tesis doctoral bajo el título Un pueblo Abandonado. Los Engaños en la Descolonización del Sahara Occidental. Un trabajo en donde según sus palabras describe “de una forma clara y concisa las características del pueblo saharaui precolonial, la llegada de los españoles al Sahara Occidental, sus avatares y su consolidación en dicho territorio así como la evolución de la política española en relación al Sahara, sus reacciones con la población autóctona y la represión junto a la lucha armada de liberación y el abandono finalmente junto a la cesión a Marruecos y Mauritania al margen de las Naciones Unidas”.

Pero existe un vacío legal en torno a este tema. Según Carlos Ruiz Miguel profesor de Derecho Constitucional de la Universidade de Santiago de Compostela y autor de numerosos estudios en torno a este tema “Inmediatamente después de expirar el período que el acuerdo de Madrid establecía para la administración tripartita transitoria (26 de Febrero de 1976) y dado que durante la misma no se procedió a la descolonización del territorio realizando el oportuno referéndum de autodeterminación se corria un serio riesgo de vacío jurídico. En tal momento, con una gran inteligencia jurídica, se funda el 27 de Febrero de 1976 en Bir Lehú, en el territorio del Sahara Occidental, la República Árabe Saharaui Democratica (RASD)” ¿Que tiene este pedazo de tierra que tanto interesa a unos y a otros?

En su momento el periodista Fernando Guijarro autor de varios trabajos en su haber respondió: “En una cena en Madrid, uno de los altos miembros de representación saharaui me dijo Hemos demostrado que podemos ganar incluso a las unidades de élite del Ejército marroquí. Ahora tenemos que librar otra gran batalla, mucho más difícil, la batalla de la legitimidad. Ése es el objetivo”.

Dijeron “Que el Gobierno marroquí abrá sus cárceles. Nosotros abriremos las nuestras y que una comisión investigadora haga un informe sobre lo que ocurre con los prisioneros marroquíes en nuestros campamentos y lo que sucede en las cárceles”. Y debió de ser lo que escuchó una y otra vez el diplomático José María Álvarez de Sotomayor cuando escribió un relato basado en hechos reales pero como hilo conductor una mujer El relato de Belén Camino. Fue durante los años sesenta cuando Álvarez de Sotomayor tras ejercer diversos puestos en diferentes misiones diplomáticas sacudía a la luz pública tras revelar datos totalmente desconocidos. “La denominada Marcha Verde protagonizada por Marruecos tomó el Sahara aprovechando la enfermedad del General Franco»”, a lo que añade: “La verdad es que lo mejor que le pudo pasar a España y a los intereses occidentales fue perder el Sahara. La ‘Marcha Verde’ nos vino muy bien para evitar la unión del Magreb Árabe.

El Sahara ha supuesto una serie de rencillas entre Argelia, Mauritania y Marruecos, por eso la UMA, que iba a englobar Túnez, Libia, Argelia, Mauritania y Marruecos nunca llegó a ser operativa. A quien de verdad le hicimos hablando claro la puñeta fue a Francia, que contaba con el Ejército español para controlar esa zona del mundo árabe mientras ellos se expandían por Chad”. Ahora también añade: “La ‘Marcha Verde’ no hubiera existido si el Gobierno del General Franco hubiera aceptado compartir el cincuenta por cien los beneficios derivados de los fosfatos de Bucráa”.

Para otros como Mercedes González que nació en el Sahara aunque hubo momentos buenos recuerda ese período de colonización con tristeza. “Había militares hablo desde el año 64 hasta el 75 y tuve que marchar por motivos personales y se vivía en unas circunstancias diferentes a las de ahora. España no lo hizo correctamente. La descolonización no fue de una forma correcta. Ellos pedían la independencia pero no se les concedió”.

¿HAN SIDO ABANDONADOS? Hassan II supo esperar a que el general Franco entrase en las últimas semanas de vida y lanzó un llamamiento a sus súbditos a penetrar en el Sahara del mismo modo “que lo hizo nuestro Profeta al entrar en la Meca”. Es el 17 de Octubre cuando se abren en Marruecos unas oficinas improvisadas en las cuales se puede inscribir todo aquel que quisiese participar en la invasión del Sahara. Nacía así la Marcha Verde puesto que este era el color del Corán. “Durante doce días” – anunciaba textualmente Hassan II unos diez trenes desplazarán diariamente a las gentes del Norte y del Este hacia 63.000 toneladas de agua, 2590 de carburantes, 470 médicos y 220 ambulancias.

Nunca se sabrá el número de participantes en la Marcha Verde, pero la cifra de 350.000 es la más repartida en libros y crónicas. Ese mismo día 17 con el General Gómez de Salazar a la cabeza como como gobernador del Sahara no ocultan sus simpatías por la organización independentista Frente Polisario, y se produce en la pequeña localidad de Mahbes un canje de prisioneros ( y del cadáver de un soldado español) acompañado de frases de agradecimiento por ambas partes. Es lo que el periodista gallego Armando Fernández Xesta conocedor del problema escribió en su libro Sahara, Sahara de Luna de miel entre los nacionalistas y el Ejército al mismo tiempo moría de inanición política el débil PUNS un partido creado por España y que nunca alcanzó ni de lejos una representatividad similar a la lograda por el Frente Polisario. Y es Maestre Fuentes quien puntualiza: “Según Gómez de Salazar el Gobierno español había permitido que la Marcha Verde entrase en territorio del Sahara Occidental hasta siete kilómetros al Sur de la frontera.

Y según documentos desclasificados por la CIA el Príncipe Juan Carlos había pactado en secreto con Hassan II los términos de la Marcha Verde. Se habría acordado el repliegue del Ejército español a unos ocho kilómetros de la frontera para que sus integrantes pudieran entrar en territorio saharaui por un breve plazo de tiempo» Y también el Embajador en aquel momento Gonzalo Puente Ojea parece corroborar las mismas palabras del profesor Fuentes al añadir: “Se produjo una segunda colonización por parte de España. Franco con la ayuda del príncipe, hoy rey Juan Carlos negociaba con los americanos una forma de ceder a la presión marroquí y no oponerse a la Marcha Verde.

Era una situación dramática para los gobiernos españoles: Para el Gobierno de Franco y para la UCD que no se ocupó del tema. El expresidente González, entonces en la oposición, decía “hay que arreglar el problema, es una vergüenza, sin embargo cuando llegó al poder cambió de opinión motivado por Fernando Morán. Se olvidaron del Sahara e incluso descendió el número de participantes”

¿Y ESPAÑA? ¿España no tiene nada que ver con el Sahara Occidental? se escucha preguntar a algunas voces. Eso es jurídicamente falso. Una potencia colonizadora no puede transmitir la Soberanía “manu-militari sino sólo la Administración temporal”. Eso es lo que hace el Gobierno franquista en noviembre de 1975: reconocer “que como potencia administradora” que aún hoy en día sigue siendo cede las responsabilidades y poderes a Marruecos y Mauritania. Por eso mismo la ONU insiste en que la única vía jurídica para decidir el futuro de un territorio como ese (o como Timor Oriental) es una consulta popular que permita a sus habitantes decidir libremente su futuro.

Hubo medallas para todos. La generosidad protocolaria del Gobierno español con los jefes de Estado amigos se reflejó en la visita que realizó Hassan II a España en Septiembre de 1989. Y en Agosto de 1999 Amnistía Internacional hacía público su informe Cerrar capítulo: los logros, las dificultades y en él afirmaba: “La cuestión de las desapariciones (de ciudadanos secuestrados por la Policía) ha marcado la historia de Marruecos durante las tres últimas décadas. En 1984, 1991 y 1992 se excarceló a unos trescientos saharauis y al menos a catorce marroquíes desaparecidos, algunos de los cuales habían pasado hasta 18 años aislados del mundo en centros de detención. Yendo al Corán en su Sura 34, 27 “En verdad, cuando los reyes entran en una ciudad ellos la corrompen y convierten a sus honorables ciudadanos en humillados. Es así como ellos se comportan”.

ALGUNAS FECHAS. 1884- España proclamó un protectorado desde Cabo Blanco a Cabo Bojador que fue ratificado por la Conferencia de Berlín en 1985. Fue firmado el primer tratado hispano-francés, ya que Francia se había convertido en potencia dominante en el Noroeste de África.

1936- Tras la cooperación militar franco-española para destruir la resistencia saharui, España toma posesión de hecho de su “colonia”.

1958- Sublevamiento contra los españoles, y la guerra franco-española contra el Ejército de liberación conocida con el nombre de Ecouvillón.

1965- La Asamblea General de las Naciones Unidas llama a la descolonización del territorio.

¿Y LOS DATOS? Sus principales recursos naturales son la pesca y la minería, en particular los fosfatos. Fue en 1945 cuando se descubrió una extensa mineralización en la depresión de Tinduf que se adentraba en el territorio del Sahara Occidental. Dos años más tarde Manuel Alia, pionero en estas investigaciones, halla fosfatos con una ley de un 60 % en la zona de Bu Craa situados a unos 80 kilómetros al Sureste del Aaiún permiten una explotación a cielo abierto a lo largo de 250 kilómetros y con una anchura de 15. Al iniciarse la explotación (en 1971, llega el primer cargamento de fosfatos a la playa de El Aaiún) se estiman en 10.000 millones de toneladas métricas las reservas de este fosfato tricálcico, cuya ley es de un 75-80%. Existen reservas de hierro y de petróleo. Y en cuanto a la pesca el banco sahariano es uno de los más ricos del mundo en cefalópodos y en sardina. En octubre de 1950 España daba un paso más en su consolidación en el territorio y comienza la explotación del mismo. El jefe del Estado español, el General Franco, visitaba por primera vez y única el Sahara Occidental en compañía de cuatro Ministros de su Gobierno _el de la Gobernación, Aire, Industria y Obras públicas–. Dicha visita se producía con motivo de la gira que realizó el General Franco por el África Occidental Española, que lo llevaría a visitar Sidi Ifni el día 19 de Octubre y el Aaiún y Villa Cisneros los días 20 y 21 respectivamente, de dicho mes”, sostiene Maestre Fuentes.

21 nov 2020 / 23:09
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito