Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 07 diciembre 2021
22:36
h

Un mundo por descubrir

“Es un país en donde hay más de mil doscientos millones de personas y es la democracia más grande del mundo con más de 800 millones de votantes donde desde la mañana a la noche todo es religión... Pero en donde las cien personas más ricas del país poseen activos que equivalen a una cuarta parte del Producto Interior Bruto y el resto de la población son fantasmas en un sistema más allá de su control» Así lo escribe en una de sus obras Arundhati Roy quien habiendo nacido en Shillong Meghalaya en 1961 con influencias de una madre cristiana-siria-ortodoxa de Kerala y de un padre hindú de Bengala ocupó las portadas de todos los medios de comunicación con una sola obra. Hablamos del libro «El Dios de las pequeñas Cosas» Título que en 1997 recibió el Premio Booker y en España se le concedió el Gran Premio de los Lectores de la Revista Qué Leer. A este volumen le seguirían otros... En uno de sus libros: «Retórica bélica» analiza las controvertidas alianzas entre la India y Pakistán.

Roy acaba siendo una novelista brillante y analiza hablando claro lo que sucede en su país y lo hace desde la no ficción. En sus obras se vierten no uno sino todos los datos para comprender a ese gran coloso que es la India.

Según algunos estudiosos la historía de la transición de la India desde la etapa del socialismo de Jawaharlal Nehru (1889-1964) hasta la Globalización es digna de un estudio sobre los beneficios del mercado libre y la liberación. Su hija Indira Priyadarshini Gandhi (1917-1977) ensayó un artefacto nuclear subterráneo de 12 kilotones en Pokhran al Noreste del país y en 1994 tras el asesinato de musulmanes en Gujarat cuando le preguntaron sobre la matanza a Rajiv Gandhi (1944-1991) quién no se había destacado por su elocuencia, exclamó: ¡cuando se derriba un árbol la tierra tiembla! En las Elecciones de 1985 el Partido del Congreso triunfó de un modo aplastante. ¡Gracias a una ola de simpatía! Dieciocho años han pasado desde entonces, y muy pocos han sido castigados por lo ocurrido. Pakistán en 1998 llevó a cabo seis pruebas nucleares. Tras una condena efectuada por la comunidad internacional India opta por una política de No Firt Use (NFU) permitiéndole el uso de armas nucleares solo en caso de un ataque nuclear previo hasta el día de hoy.

‘El álgebra de la justicia infinita’. Con un prólogo de John Berger Roy nos demuestra que lo humano no debe de sernos ajeno y proclama la necesidad de pensar por nosotros mismos, de cuestionar todos los actos y los discursos del poder, ya sea los que conciernen a la destrucción del valle de Narmada en la India y la dudosa privatización de la electricidad en un país donde algunos no la tienen o las bombas sobre Afganistán son algunos de sus temas.

En su «Final de la Imaginación» sigue claramente los trabajos anteriores y denuncia las pruebas llevadas a cabo con armas nucleares realizadas por el gobierno indio en Rajasthán en 1998. Nos preguntamos ¿de quién estamos hablando? En la India su madre es conocida pues ha conseguido que las mujeres pudieran heredar y la propia Roy ha contado que siendo niña sufrió por razones de casta. «Mi padre era hindú, un brahmo. No lo conocí hasta que fui adulta. A mi alrededor no había más que fisuras y grietas marcadas por las castas».

Quizás haya sido por eso uno de los motivos que la hayan impulsado a escribir artículos y libros sobre «Contra las castas, ayer hoy y mañana» A los dieciséis años se traslada a Delhi y comienza un estilo de vida que podíamos calificar de bohemio.

¿Qué han dicho? Según Salman Rusdhie (1947) escritor nacido en Bombay y conocido por sus «Versos Satánicos» y por su reciente obra: «Dos años, ocho meses y veintiocho noches» o su ya famoso: «Hijos de la medianoche» (Premio Booker) «La polémica que provocan los ensayos de Arundhati Roy es necesaria e importante. Ella combina la información y la inteligencia y la audacia para descubrir los negocios encubiertos bajo la máscara del progreso. Yo saludo su valor y su inteligencia» Pero ahora cuando no hace mucho el Primer Ministro indio, Narendra Modi, aparecía en todos los medios de comunicación haciendo yoga... Algo que para muchos ha sonado a un claro lavado de cara. Este acto supone para el periodista y escritor indio Nilanjan Mukhopadhyay «un cambio de imagen de Modi como agresivo líder hindú y marca una transición en su mandato como dirigente de la democracia más poblada del mundo casi 1300 millones de habitantes».

En la India británica en 1937 nació el psicólogo político Ashis Nandy. Acaba de publicarse un trabajo traducido por el profesor del Departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia de Comillas «Enemigo ïntimo. Pérdida y recuperación del yo bajo el colonialismo» Mario López Areu quien realizó un trabajo complementario a este «Pensamiento político y modernidad en la India» ha traducido la obra de Ashis quién ha dicho: «Es evidente que Modi se ha recauchutado como tipico producto político de clase media; posee mayores ambiciones, de carácter panindio y aplica un enfoque transversal sobre las culturas locales lo que significa que no puede sino pavonearse de los valores que se identifican con la clase media india».

Unas palabras que suscriben lo dicho en su momento por el marxista británico Clements Dutt (1896-1974) «A pesar de la elogiada espiritualidad india los efectos de los factores económicos parecen ser más claramente demostrables en India que incluso en la materialista Europa Occidental» Sus palabras nos hacen volver a Roy con una traducción de Carmen del Valle en «Espectros del capitalismo» donde nos describe como miles de agricultores se suicidan cada año incapaces de hacer frente a sus deudas. Los dalits de los cuales habla Agustín Pániker en su recomendada: «La sociedad de castas. Religión y política en la India» ¿Sabía usted que en el Estado de Arunachal Pradesh, situado en el Noreste y escasamente poblado, pero militarizado, se están construyendo 168 grandes embalses la mayoría de propiedad privada? ¿Y que en los Estados de Manipur y Cachemira se están construyendo enormes presas que supondrán el anegamiento de distritos enteros? Ambos son Estados muy militarizados en donde se mata a la gente solo por protestar por los cortes de energía eléctrica. A pesar de su fuerza algo que observamos al leer estas páginas nos encontramos ante una autora que pese a que se puede estar de acuerdo o no... Cierra este mismo volumen con un epílogo: «Discurso en la Universidad Popular. Ahora por si gastar billones de dólares de vuestro dinero para administrar la ocupación de Irak y Afganistán no fuera suficiente se habla de una guerra contra Irán. Desde la Gran Depresión la fabricación de armas y la exportación de la guerra han sido métodos claves a través de los cuales Estados Unidos ha estimulado su economía» Y es ahora cuando nuevo vuelve a ocupar las páginas de todos los medios de comunicación como hizo en su «El Ministerio de la Felicidad Suprema» y se pregunta «¿Cómo contar una historia hecha pedazos?».

No quiere ser. Un icono de la antiglobalización como la han descrito pero una autora que nos describe como es el mundo del escritor acaba de publicar sus ensayos reunidos en «Mi codicioso corazón» donde destaca especialmente «El médico y el santo» Una verdadera tesis doctoral hablando del mito de Gandhi y Bhimrao Ramji Ambekar (1891-1956) conocido como Babasaheb Ambedkar uno de los políticos y pensadores indios más importantes de la primera mitad del siglo XX. Arundhati lo opone a Gandhi quién habría tenido una postura mucho más ambigua sobre el sistema estamental que en parte elogiaba como aglutinante social en su imaginario de una India rural, primitiva. Con los años Gandhi llegó a abrazar la causa de los intocables pero siempre con un tono paternalista. Por eso hablamos de un mundo por descubrir con los ojos de una autora de nuestros días.

25 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito