El Correo Gallego

Elecciones  |   RSS - Elecciones RSS

¿Qué fue de....

"No puede hablar, leer ni escribir, pero se defiende"

Roberto Taboada Rivadulla, cabeza de cartel del PSdeG en Pontevedra, fue apartado de la política en 2002, meses antes de las elecciones, por un derrame cerebral

XAIME LEIRO PONTEVEDRA   | 07.05.2011 
A- A+

Roberto Taboada Rivadulla lo fue todo en el PSdeG de Pontevedra hasta que un accidente cerebrovascular en 2002 truncó de forma abrupta su trayectoria política. Nacido en la urbe del Lérez en el año 1953, este diplomado en Magisterio que pertenecía a la plantilla de la Ciudad Infantil Príncipe Felipe, dependiente de la Diputación de Pontevedra, arrancó en 1986 su actividad ascendente en las filas socialistas como miembro del Consello de Administración de CRTVG. Después fue varias veces edil, diputado autonómico, y cabeza de cartel en la corporación pontevedresa.

Se disponía a repetir en 2003 al frente de la lista, pero pocos meses antes, al anochecer de un día de agosto de 2003 fue víctima de un derrame cerebral, que desembocó en un infarto. Aunque al principio llegó a temerse por su vida, fue ingresado en el entonces hospital Juan Canalejo de A Coruña y tras quince días de internamiento regresó a Pontevedra donde comenzó una ardua tarea de rehabilitación. En la actualidad tiene todo el lado derecho del cuerpo paralizado.

"No puede hablar, leer, ni escribir", comenta su esposa Luisa, que "a base de estar con él" le entiende perfectamente. "Para hablar con alguien recurre a alguno de nosotros", explica su mujer, al tiempo que añade que "se defiende bastante bien y sin ninguna clase de complejo". "Un momentito. Espera", dice al periodista, siempre que le llama a su móvil, antes de pasarle con algún familiar. Fruto de su gran ambición por recuperarse logró con la rehabilitación abandonar la silla de ruedas, y aunque no puede leer, un programa de ordenador lo hace por él en algunas cosas. "Está muy metido en el ordenador", añade Luisa, que aclara que Roberto distingue los signos y es capaz perfectamente de navegar en busca de lo que le gusta: "Sobre todo imágenes, fotografías y postales de la Pontevedra antigua".

"El disco duro de su cerebro no quedó dañado", pero tiene sus limitaciones, reconoce su esposa. Ordenador y jardín son sus principales áreas de disfrute, en una urbanización en la que varios familiares suyos, que nunca lo dejan solo, también tienen propiedades. "Ahora ve la política desde la barrera, aunque se alegra de todo lo que concierte a su partido. En esta campaña electoral todavía no lo veo muy activo", concluye.