El Correo Gallego

Elecciones  |   RSS - Elecciones RSS

"Non sei se Martiño é máis simple que incompetente ou máis incompetente que simple"

El candidato del PP a la alcaldía de Santiago tiene claro cuál es su objetivo de cara al 26-M: llegar a 14 concejales.// Agustín Hernández considera que este mandato estuvo marcado por la decepción de los compostelanos con el gobierno

El candidato popular, Agustin Hernández charlando con un vecino en la zona de Pescadería Vella - FOTO: Elena Pita
El candidato popular, Agustin Hernández charlando con un vecino en la zona de Pescadería Vella - FOTO: Elena Pita

ELENA PITA  | 24.05.2019 
A- A+

"A decepción é o peor balance que pode presentar un representante político e é, precisamente, o que cualifica estes catro anos de Martiño Noriega como alcalde". Así resume el mandato que acaba de terminar el candidato popular, que echa la vista atrás y reconoce los errores que cometió su partido y que le dieron el bastón de mando al líder de Compostela Aberta. "Obviamente, CA chegou como consecuencia d­unha lexislatura complexa que foi valorada nas urnas. Soubo utilizar hábilmente os nosos fallos". En el papel de regidor, Hernández vio a Noriega perdido. "Non coñece nin lle preocupa o día a día do Concello". Considera "imposible", enumerar los logros de la confluencia rupturista. "As obras públicas de titularidade municipal que sacaron adiante foron consecuencia da contituidade retrasada de actuacións que xa estaban iniciadas. Hai varios exemplos, como Carreira do Conde ou Montero Ríos". Entiende el aspirante del Partido Popular que la ciudad nunca estuvo tan mal. "Só hai que falar cos composteláns para decatarse de que esa é a opinión xeral entre os veciños".

Un buen ejemplo, según el líder popular, lo encontramos en la polémica Casa da Xuventude. "Indultaron este edificio por un puñado de votos e agora é un problema para a cidade, e un gasto para os petos de todos os santiagueses. Soterraron neste inmoble, estandarte do feísmo, 100.000 euros de todos os composteláns".

Su campaña ha sido intensa, pero menos dura que la de 2015. "Agora visualizamos unha situación diferente. A percepción a pé de rúa é boa e os actos están a ter moita asistencia. As sensacións son positivas". Quince días en los que los candidatos se vieron las caras en casi una decena de ocasiones en distintos debates electorales. "Noto a Noriega excesivamente nervioso. É consecuencia de que nos anteriores comicios non tivo que facer nada para chegar a Raxoi e agora vése ameazado pola esquerda e pola dereita. Ten que traballar, e él non está afeito a tanta faena".

Asegura, sin embargo, que no aborda estas elecciones mirando al resto de candidatos. "Atendemos aos veciños, por iso fumos os primeiros de todos os partidos en presentar a nosa folla de ruta." Ese itinerario para recuperar el bastón de mando pasa por 27 medidas clave para volver a ser "Santiago Capital", un programa que han ido desgranando barrio a barrio y parroquia a parroquia, en las últimas semanas.

Se muestra sorprendido de que algunas de esas propuestas sean parecidas a las que presenta CA. "É curioso que sexan similares, porque tiveron catro anos para facer algo. Por exemplo, unha remodelación integral da praza de Galicia. Neste mandato non fixeron nin un anteproxecto".

En cuanto a posibles pactos, el aspirante del PP a regidor pide al resto que pongan las cartas encima de la mesa. "Hai que saber que faría Noriega se CA queda segundo e o PSOE o terceiro e viceversa". Por su parte, asevera, pretende aunar el voto de centro derecha. Eso sí, descarta de pleno entenderse con Vox, partido que, cree, no tendrá representación.