El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Elecciones  |   RSS - Elecciones RSS

Sánchez incendia el debate del día 23: él irá a TVE y los demás, a Atresmedia

Situación caótica en TVE tras el cambio de fecha del debate // Rosa María Mateo se pliega al PSOE y fija el mismo día que Atresmedia // Los periodistas del ente público se levantan contra la dirección

Debate en TVE entre los candidato de la Comunidad Valenciana, celebrado el miércoles - FOTO: ECG
Debate en TVE entre los candidato de la Comunidad Valenciana, celebrado el miércoles - FOTO: ECG

MARÍA MARTÍNEZ   | 19.04.2019 
A- A+

Ni los problemas económicos o el paro, ni la enseñanza o la sanidad, ni siquiera el futuro de Cataluña y el encaje de Euskadi, ni las consecuencias del brexit ni los jóvenes (universitarios o no) que se ven obligados a emigrar, ni la España vaciada, ni los pactos futuros para poder gobernar, ni el machismo o el feminismo ni los avances de la ultraderecha. Nada de los temas que, en teoría, importan a los ciudadanos fueron tenido en cuenta en este Jueves Santo, ecuador de la campaña, en lo que todo, absolutamente todo, giró en torno al debate, o al doble debate o al no debate

La decisión de la Junta Electoral Central de prohibir la presencia de Vox en el encuentro a 5 previsto por Atresmedia y el cambio de criterio de Pedro Sánchez provocó un auténtico tsunami de reacciones encontrada entre los partidos y propinó un golpe, tan innecesario como irreparable a la presunta imparcialidad de la Compañía de Radiotelevisión Española.

Ocurrió tras conocerse la decisión personal de Rosa María Mateo, administradora única del ente, que vía comunicado de su RTVE mostraba su disposición a organizar el debate con los cabezas de lista de PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos el próximo martes, día 23, el mismo día que Atresmedia mantiene su oferta de reunir a los cuatro candidatos.

En la misiva señalaba que la corporación pública "reitera la invitación que personalmente se le ha ido haciendo a cada uno de los candidatos desde el anuncio del adelanto electoral para que acudan a la cita en la radio televisión de todos".

Esa nota sorprendió a todo el mundo ya que, apenas doce horas antes, RTVE dejó en manos de los cuatro candidatos que decidieran la fecha del debate después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hubiera confirmado su asistencia. Previamente, Atresmedia había anunciado que mantenía el día 23 su oferta de debate y que los líderes del PP, Pablo Casado; de Cs, Albert Rivera, y de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, habían confirmado su participación. RTVE señalaba (en su primera nota) que "los partidos políticos tienen la facultad de establecer los términos en los que se deben producir tales debates electorales".

El cambio de criterio, que todo el mundo achacaba a directrices marcadas desde Moncloa y el Comité Electoral del PSOE provocó una reacción contraria en cadena de todos los partidos políticos. Incluso Iglesias, algo difícil de ver, se sumó a los postulados de Casado y Rivera y pedía una rectificación inmediata.

Lo que parecía ser un enfrentamiento político tomó otro cariz cuando a los ataques a la intransigente postura socialista se sumaron diversos colectivos.

 

VERSIÓN DE LOS PROFESIONALES. Los Consejos de Informativos de TVE, RNE e RTVE.es reaccionaron a la nota de su dirección ejecutiva expresando su disconformidad con la decisión de la Corporación de la cadena pública de cambiar al 23 de abril el debate electoral entre los principales cuatro candidatos, inicialmente previsto para el día 22.

"El Consejo de Informativos cree que RTVE debe apostar por la imparcialidad y no ajustar su programación a la propuesta de un único partido político, sea el que sea", señalaron antes de añadir que desde la televisión pública se debe "favorecer que el debate a cuatro se celebre en la radiotelevisión pública conforme estaba previsto, según la nota, que incide en que "no aceptamos que ninguno de los partidos pretenda imponer su criterio".

El presentador Xabier Fortes, designado para conducir el debate en el ente, también expresó su "más absoluto desacuerdo" con la decisión de la administradora única provisional, Rosa María Mateos, de modificar la fecha y hacerla coincidir con el día previsto por Atresmedia.

"Pone así en entredicho la imagen de independencia de RTVE por la que tanto hemos peleado", dijo Fortes en Twitter.

A raíz de la polémica generada con este asunto, el Consejo de Informativos se dirige a todas las fuerzas políticas para pedirles "que no utilicen a RTVE y este debate como un arma arrojadiza en esta campaña electoral".

Sin embargo, la confusión en torno a la fecha y la cadena que emitirá el debate centró la jornada de campaña en la que los líderes del PP, Podemos y Ciudadanos criticaron la decisión y la achacaron a un intento de adaptarse a la voluntad del líder socialista, Pedro Sánchez.

Desde el PSOE, el Comité Federal reiteró la disponibilidad de Sánchez para participar en el debate a cuatro de RTVE el día 23 y replicó al resto de candidatos que "todos tienen disponibilidad ese día" para estar presentes.

¿Y qué va a ocurrir? Casado, Rivera e Iglesias mantuvieron que ellos cumplirán con lo previsto: el martes 23 estarán en el debate de Atresmedia. Sánchez irá al de TVE, mismo día y misma hora, y, ya lo recordó ayer, no tendrá inconveniente en debatir en con segundos espadas que envíen estos partidos.

Ahora bien, el presidente no quiso aclarar si en ese caso su partido enviará a un representante a Atresmedia o permitirá que su silla se quede vacía. De hecho, recordó que él, siendo líder de la oposición, participó en uno en Atresmedia en el que no fue Mariano Rajoy, sino su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en 2015. "¿Lo que valió antes hoy no vale?", se preguntó.

Lo único cierto es que el debate generado sobre el debate (el doble debate o el no debate) está acaparando el tiempo de los candidatos lo que, en honor a la verdad, va en detrimento de las propuestas que deberían presentar para convencer a los ciudadanos.