El Correo Gallego

Elecciones  |   RSS - Elecciones RSS

Victoria contundente de Bugallo y castigo histórico a la nefasta gestión de Martiño Noriega

Bugallo con sus compañeros de candidatura tras la victoria. A la derecha, portada de hoy de El Correo Gallego - FOTO: Fernando Blanco
Ver galería
Bugallo con sus compañeros de candidatura tras la victoria. A la derecha, portada de hoy de El Correo Gallego - FOTO: Fernando Blanco

ÁNGEL SEIJO SANTIAGO   | 27.05.2019 
A- A+

Sánchez Bugallo fue ayer el gran vencedor. Sin paliativos. Sin paños calientes, como intentarán poner a partir de hoy los que han perdido las elecciones. Especialmente el todavía alcalde en funciones, Martiño Noriega, que tras una decadente y sectaria gestión de cuatro años para olvidar tiene complicado echarle la culpa de su derrota a alguien que no sea él mismo. Nadie, y ese es su mérito personal, había dilapidado en solo cuatro años la mitad de sus concejales. Ni siquiera el PP de la anterior legislatura, plagado de problemas judiciales y escandaleras políticas, descendió en un nivel similar. Compostela Aberta ya tiene el resultado de su gestión: los compostelanos hablaron ayer alto y claro. Difícil no entender el mensaje, por mucho que uno tienda a pecar de arrogancias. El good morning Vietnam, que tanto gustaba al aún regidor para sus juegos tuiteros, se ha convertido en una auténtica sobredosis de napalm que va a tardar mucho tiempo en diluirse.

El resumen de tanta adrenalina es que Xosé Sánchez Bugallo fue el gran vencedor de la jornada electoral, que logró aupar a los socialistas al primer lugar con un resultado más que desahogado. 18.000 votos y casi el 35 % de los apoyos. El PP, por su parte, mantiene el tipo mucho mejor de lo que algunos auguraban, (8 ediles y más de 15.000 votos) y el BNG no consigue despegar definitivamente, a pesar de la buena campaña de Goretti Sanmartín y que sí experimenta una significativa mejora en cifras de votos, con casi 5.000 papeletas. CA perdió la mitad de sus ediles y se quedó en poco más de 10.000 votos.

El ganador de las elecciones puso de manifiesto ayer la necesidad de arrancar a la capital gallega después de cuatro años al ralentí. "Temos que sacar á cidade de Santiago do lugar en que está agora e convertela nun referente mundial, nacional. E temos que ser a referencia para todos os galegos, para que sintan que teñen unha capital da que están orgullosos". En esta línea de pensar ya como alcalde, indicó que "facemos un chamamento a tódolos composteláns a traballar xuntos na mellora de Santiago".

A partir de ahora hay que hacer ciertas cábalas para formar gobierno. Pocas, porque con esa mayoría holgada, Bugallo puede perfectamente mantener un gobierno con el previsible apoyo del BNG y sus dos ediles. En la primera llamada de este periódico, ayer cuando el escrutinio rondaba el noventa y tantos por ciento, Bugallo estaba lógicamente animado pero responsabilizado con lo que le queda por delante. "A campaña xa rematou", indicó, "e dende agora mesmo, dende o primeiro minuto, todos a traballar por Santiago".

Por supuesto que tiene experiencia en el despacho de la alcaldía, con sus casi 13 años al frente de la Corporación. La diferencia es que en aquel momento no se encontró una ciudad que necesitase un reseteo, como ahora, tras cuatro años en los que Noriega no fue capaz de cumplir prácticamente nada de lo comprometido.

Sánchez Bugallo

vencedor de las elecciones

"A campaña xa rematou. Dende agora mesmo, dende o primeiro minuto, todos a traballar por Compostela"

 

"Temos que converter Santiago nun referente nacional e tamén mundial"