Negociación en la izquierda

Podemos reclama ministerios y denuncia un intento de Sumar de "invisibilizarles" en el Congreso

El partido reclama "respeto" a Yolanda Díaz y avanza que sigue negociando para hacerles ceder

Irene Montero, Isa Serra, Ángela Rodríguez Pam y Lilith Verstrynge, en la manifestación por la selección femenina de fútbol la semana pasada.

Irene Montero, Isa Serra, Ángela Rodríguez Pam y Lilith Verstrynge, en la manifestación por la selección femenina de fútbol la semana pasada. / EFE

Ana Cabanillas

Podemos exige a Yolanda Díaz tener representación tanto en el eventual Gobierno de coalición, donde reclaman ministerios, como en el Congreso de los Diputados, quedarían fuera del reparto de portavocías, tal como adelantó El Periódico de España, del grupo Prensa Ibérica. El partido exigido "respeto" a Sumar y ha denunciado este lunes un intento de "invisibilización", exhibiendo así su enorme malestar por la posibilidad, cada vez más cierta, de quedar fuera de estos espacios.

"Vamos a seguir peleando por que siga habiendo ministerios de Podemos", ha destacado el portavoz y diputado por Murcia, Javier Sánchez Serna, en rueda de prensa en la sede del partido. Los morados reclaman así tener presencia en la caso de revalidarse la coalición, y no quedar al albur de la elección de Díaz, con quien mantienen una difícil relación.

Las turbulencias se vienen produciendo desde hace meses, cuando Podemos condicionó su apoyo al proyecto en Magariños a asegurarse unos puestos en las listas de las generales, y se agravó más tarde, cuando Sumar vetó la presencia de dirigentes destacados del partido como la ministra de Igualdad, Irene Montero o el ex portavoz palamentario, Pablo Echenique.

Sin portavocía

En los últimos días las desavenencias han vuelto a hacerse evidentes a raíz de las negociaciones del Gupo Plurinacional de Sumar en el Congreso de los Diputados, donde Díaz ha planteado una propuesta que deja sin portavocía parlamentaria adjunta a Podemos; un reparto donde sí obtendrían este cargo otras formaciones como En Comú o Compromís, tal como avanzó El Periódico de España. Esta situación ha rebelado a la formación morada.

"Invisibilizar a Podemos no va a servir para otra cosa que para generar desilusión", ha defendido la coportavoz Isa Serra; algo que "afectaría a todo el espacio", ha advertido Sánchez Serna. En este sentido, han criticado que éste "es un funcionamiento contario con la lógica" del grupo parlamentario de Sumar, y han advertido que contra el funcionamiento que tenía en Unidas Podemos, donde todas las facciones del grupo confederal tenían portavocías. 

"Podemos pide respeto"

"Planteamos que Podemos tenga el espacio que le corresponda, y se respete a esta fueza política", ha abundado el diputado por Murcia. "Recordarán cuando Podemos lideraba el espacio, todos los patidos tenía su espacio. Incluso tuvieron ministerios", ha resumido el dirigente de la formación, donde recuerdan periódicamente que Díaz es ministra gracias a su negociación.

"Podemos esta pidiendo sencillamente lo mismo. Está pidiendo respeto, pidiendo que no se invisibilice a Podemos. Porque eso puede generar desilusion a mucha gente y puede afectar a todo el espacio". En este sentido, ha asegurado que se están produciendo reuniones con Sumar: "Queremos que estas negociaciones salgan bien", ha advertido: "Tanto a nivel de portavocías adjuntas como a nivel de ministerios".

Hoja de ruta propia

La formación ha destacado que "es importante que Podemos tengan voz propia en el Congreso" mediante una portavocía, que permite registrar iniciativas en el Congreso de los Diputados y, en definitiva, tener capacidad para marcar la agenda política del país. 

En cualquier caso, señalan desde el partido, "sea con portavocía o sin ella, en el grupo parlamentario tendemos voz", señalan. Advierten así que, aunque no tengan el cargo parlamentario, sí que tendrán capacidad para hacer convocatorias de manera independiente a Sumar, pudiendo protagonizar ruedas de prensa libremente para marcar su propia hoja de ruta en el Congreso de los Diputados, corazón de la actividad política del país.