La Guardia Civil, en el marco de la operación "AMISSA CANEM", ha detenido a dos personas como supuestas autoras de un delito de maltrato animal por parte de una supuesta protectora, además de un delito de estafa. La investigación se inició, en septiembre del 2022, cuando el SEPRONA de la Guardia Civil realizó diferentes actuaciones en relación con una supuesta protectora ya que carecía del título habilitante para dedicarse a la actividad con el perjuicio que podía causar a los animales que estaban bajo la custodia y titularidad de esta Asociación.

Los agentes detuvieron a dos personas, en Zamora y Sevilla, como responsables de la Pseudo-Protectora, los cuales a través de diferentes redes sociales se habían publicitado como Protectora de Animales para la tenencia, custodia y protección de animales domésticos y de compañía.